| 9/28/1998 12:00:00 AM

Santanderes - Boyacá

El desarrollo de estos departamentos pende de una línea que va de Bogotá a Caracas. Su diversidad de recursos sugiere numerosas oportunidades, pero el mejor escenario se abrirá en la medida en que se consolide la integración entre Colombia y Venezuela. En los Santanderes y Boyacá hay una amplia gama de posibilidades de negocios, en sectores que van desde la explotación de recursos naturales hasta informática y alta tecnología. Santander tiene una escuela técnica de primer orden en la UIS. Su base manufacturera exporta prendas de vestir, autopartes, leche y lácteos y calzado. Además, Bucaramanga se está consolidando como un centro de tratamiento médico en cardiología y oftalmología de primera calidad. Norte de Santander comienza a seguir estos pasos, con la conformación de asociaciones de empresarios para el desarrollo. Boyacá, en cambio, está más atrás en la ruta. Aún le cuesta trabajo desprenderse de la idea de que Acerías Paz del Río es su gran posibilidad de desarrollo industrial.



Fortalezas



En Santander hay una fuerte unión entre los sectores público y privado para lograr el desarrollo del departamento. Norte de Santander le sigue los pasos, con la creación del frente común con la Unidad de Acción Nortesantandereana.

Las zonas de frontera, reconocidas como unidades especiales de planificación y desarrollo, cuentan con un régimen tributario especial que favorecerá la ubicación de industrias, las cuales podrían localizarse en las zonas francas para exportar libremente su producción.

La apertura económica cambió la visión de los empresarios de la región. Hay conciencia de la necesidad de buscar nuevos horizontes y fortalecer áreas como la capacitación laboral.

Hay una gran diversidad de recursos naturales que permitirían ampliar el desarrollo de actividades productivas, desde agroindustria hasta energía. Santander es un departamento fuerte en oferta de personal especializado en áreas técnicas. La Universidad Industrial de Santander es una de las mejores del país.



Debilidades



Las deficientes vías de comunicación y la baja calidad del servicio de ferrocarril para transporte de carga crean un poderoso cuello de botella para el desarrollo.

Santander y Norte de Santander han sido epicentro de graves alteraciones de orden público, pues allí se asientan la guerrilla y los paramilitares.

En Boyacá falta avanzar con mayor decisión hacia la concertación entre los sectores público y privado. Una buena experiencia ha sido la creación de la Corporación Empresarial, pero aún existe un arraigado individualismo entre los empresarios, se mantienen esquemas tradicionales de gerencia y hay poca renovación tecnológica.



Infraestructura



Cuatro macroproyectos viales incrementarán la competitividad de la región: la doble doble calzada entre Briceño y Sogamoso, la vía Duitama a Arauca, llamada carretera de Los Libertadores, la carretera troncal del norte que comunicará a Duitama con Charalá y la transversal de Boyacá que unirá a Puerto Boyacá, Tunja y Casanare. Estos proyectos involucrarán más de US$1.300 millones de inversión pública y privada, mediante el sistema de concesión.



Oportunidades



Turismo



Los tres departamentos del oriente colombiano cuentan con suficientes atractivos turísticos para mejorar sus ingresos. Sólo en el caso de Boyacá hay identificados cuatro proyectos que aprovechan los beneficios médicos de las aguas termales y los paisajes del departamento. En Santander el ecoturismo por intermedio de operadores es una iniciativa que explora Cordicafé.



Servicios públicos



La privatización permitirá mejorar la prestación de los servicios públicos.



En el caso de Boyacá, el manejo de residuos sólidos y de aguas residuales podría ser prestado por empresarios particulares.



En Norte de Santander podría hacerse lo mismo con los servicios de acueducto y alcantarillado.



Tecnología



Para los profesionales de medicina y de informática se abren amplias expectativas de negocios, pues Bucaramanga se perfila como una de las ciudades de mayor desarrollo tecnológico en oftalmología y cardiología. En Boyacá, Telecom adelantará el proyecto "internet social", para dotar a las escuelas públicas de este servicio, que traerá una verdadera revolución en los patrones educativos.



Energía



La capacidad de generación de la región se elevará en más de 1.300 mevagatios producidos con carbón y agua, a partir de tres proyectos, Termosantander, Termotasajero II e Hidrosogamoso, los cuales harán autosuficiente la zona. Los futuros inversionistas en los servicios de generación de energía eléctrica y gas domiciliario tendrán exención de impuesto a la renta de acuerdo con el concepto 052058 de la DIAN. La masificación del gas natural reactivará las industrias relacionadas, como materiales de construcción, electrodomésticos y comercio.



Agroindustria



El distrito de riego del Alto Chicamocha y la construcción de los embalses de Cínera y el Mesón revolucionarán la agroindustria y los negocios de bienes raíces, entre otros. Las hortalizas y frutas que se consumen en el centro del país serán de mejor calidad, gracias a los sistemas de riego. La agroindustria debe centrarse en la producción y transformación de frutas, tabaco y palma africana para producir materias primas con valor agregado.



El departamento de Boyacá es un ejemplo de cuán difícil es escoger un nuevo modelo de desarrollo, desligándose de las herencias del pasado.



Boyacá creó una fuerte dependencia respecto al modelo proteccionista que rigió en Colombia hasta comienzos de los años 90. Acerías Paz del Río fue el corazón industrial del departamento hasta que la apertura la llevó a la postración, debido a su baja competitividad. Sin embargo, Acerías no termina de cerrarse, de modo que la hora definitiva de cambiar de modelo no llega y las decisiones fundamentales se postergan.



Hay oportunidades de desarrollo. Estudios de Econometría Ltda. muestran que el departamento cuenta con instituciones educativas de buen nivel en el contexto nacional. Sería posible impulsar empresas de metalmecánica liviana, como reparación de maquinaria y herramientas, producción de repuestos para automotores y motos y electrodomésticos, e incluso, a largo plazo, la fabricación de piezas para ensamble de carros. Boyacá tiene además un enorme tesoro inexplotado en el turismo. Cuenta con los paisajes y los atractivos para convertirse en el eje turístico del oriente, atrayendo visitantes tanto de Colombia como de Venezuela. Sin embargo, no hay en el departamento una verdadera cultura de gestión empresarial y servicio al cliente.



Mucha energía se gasta en salvar Paz del Río, y los esfuerzos deberían concentrarse en sacar adelante el nuevo potencial de desarrollo. Es casi una metáfora de la parálisis que puede ocurrir cuando se hace una apertura a medias.



Protagonistas



José Urbina Amorocho



Este nortesantandereano es un reconocido empresario de la región que se ha destacado especialmente durante los últimos 20 años. Es accionista de Invercolsa y del Banco del Pacífico y uno de los mayores, si no el más grande, distribuidor de gas natural en Colombia. Nació en Cúcuta. Actualmente su fuerte es el gas.



Abraham Abrahim Rodríguez



Economista, descendiente de una de las familias de mayor tradición empresarial, forjada por el industrial Asis Abrahim. Sus negocios se centran en bienes raíces y materiales de construcción con el Tejar Santa Teresa, que produce ladrillo, baldosa y enchape. También es activo en el sector agrícola, con el cultivo de arroz.



Alejandro Galvis Ramírez



Director del diario Vanguardia Liberal de Bucaramanga y propietario de varios diarios regionales en la Costa Atlántica y en el Eje Cafetero. Hasta hace pocos meses fue miembro de la junta directiva de Ecopetrol, cargo en el que estuvo durante varios años. Los negocios de su familia se han centrado en los medios de comunicación.



Armando Puyana Puyana



Actualmente este patriarca santandereano es el presidente de la Promotora de Inversiones de Santander (Prosantander) y gerente de la urbanizadora Urbana, su principal línea de negocios. Hace unos años vendió su firma importadora de licores que le dio reconocimiento y prestigio nacional e internacional.



Armando Gutiérrez



Es socio fundador del parque industrial de Duitama. Nacido en Santa Rosa de Viterbo hace 55 años, es un empresario hecho a pulso. Ha sido promotor de muchas empresas, las últimas Autobuses Aga y Armadora General de Automotores (Argasa) en Duitama. Ha incursionado en la política como concejal y diputado a la asamblea departamental.



Jaime Caicedo Ordóñez



Gerente de Inversiones El Dorado Ltda. (una de las empresas más reconocidas es Pollos El Dorado). Tiene 47 años, nació en Samacá (Boyacá) y es médico veterinario de la Universidad Nacional. Siempre ha estado vinculado a actividades empresariales del departamento, primero con ganadería y leche y ahora con pollos



Agenda



La principal tarea en la que deben concentrar los esfuerzos los líderes empresariales y las autoridades públicas es la terminación de la doble calzada entre Briceño y Tunja. Así se facilita la comunicación con el interior del país.

El mejoramiento de las mallas viales en cada departamento es clave para facilitar la comunicación con Venezuela, el principal socio comercial de esta región.

La autosuficiencia en la generación de energía con los tres macroproyectos previstos es el motor principal para el arribo de inversionistas nacionales e internacionales.

El turismo es una buena fuente de recursos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?