| 5/27/2009 12:00:00 AM

Salud

El gran desafío se centra en revisar el POS y actualizarlo para garantizar la existencia de los medicamentos que necesita la población.

Actualizar el Plan Obligatorio de Salud, mejorar la calidad en el servicio y pensar en esquemas de financiación en el largo plazo, son los retos que deberá enfrentar el sector en los próximos años.

Tras alcanzar la meta de cobertura en salud para más del 90% de la población en igualdad de condiciones, el sector tendrá que hacer ajustes para garantizar la prestación del servicio con calidad a los 23,5 millones de afiliados al régimen subsidiado y más de 17 millones al contributivo.

La tarea no será fácil. Sin embargo, el sector está más preparado que hace diez años para lograrlo, ya que cuenta con una oferta conformada por 22 Empresas Prestadoras de Salud (EPS) del régimen contributivo y 25 del régimen subsidiado, cuando una década atrás prácticamente la EPS del Instituto de Seguros Sociales (ISS) era la que llevaba la mayor responsabilidad, con cerca de 5,9 millones de afiliados. Las otras EPS "estaban culminando el proceso de implementación de la Ley 100 y afinando su modelo de atención", dice Carlos Palacino, presidente de Saludcoop.

Con la liquidación del ISS para dar paso a la creación de Nueva EPS y con el fortalecimiento de las demás empresas, el panorama se despejó un poco. "El sector aprendió que hay que hacer gestión con énfasis en el aseguramiento en salud y en el análisis de riesgos y ahora avanza en un proceso de implementación del Sistema de Administración de Riesgos en el Régimen Contributivo para que cada una de las EPS pueda competir con calidad", sostiene Héctor Cadena, presidente de la Nueva EPS.

Por su parte, las empresas de medicina prepagada crecieron en forma moderada al pasar de 810.269 usuarios a finales de la década de los 90 a 848.904 el año pasado. "Podemos decir que es un renglón estable y maduro", asegura Fernando Fonseca, presidente de Colsanitas.

Pero a pesar de los avances, el escenario en que operan las compañías sigue siendo complejo debido a las tutelas y los fallos de la Corte Constitucional. Según Juan Manuel Díaz, presidente de Acemi, el año pasado las EPS pagaron $1,1 billones por concepto de tutelas y tratamientos que están por fuera del POS. La cifra se mantiene en los mismos niveles de años anteriores, por lo cual el gran desafío se centra en revisar el POS y actualizarlo para garantizar la existencia de los medicamentos que necesita la población. También es prioridad buscar mecanismos para prevenir enfermedades de alto costo y recursos para seguir mejorando la infraestructura.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?