| 5/25/2007 12:00:00 AM

Salud

El momento actual tiene una importancia trascendental en la evolución del sistema de salud colombiano. Con la desaparición del ISS, se agudizará la competencia entre las EPS por mejorar los servicios.

El aumento en la cobertura ha sido el aspecto más relevante en materia de salud. Hasta el 31 de diciembre del año pasado había poco más de 20 millones de colombianos afiliados al sistema, mediante el régimen subsidiado.
 
La meta del gobierno era incrementar la cobertura en tres millones de nuevos afiliados. Sin embargo, se superaron las expectativas al ingresar 9´283.000 nuevas personas al sistema. Para esa misma época había 16 millones de personas en el régimen contributivo.

El reto del gobierno y de las EPS para este año es seguir incrementando la cobertura. "Queda por asegurar el 18% de la población, aproximadamente 7 millones de personas, que pertenecen en su mayoría a los estratos más pobres", sostiene el ministro de la Protección Social, Diego Palacio.

El otro gran desafío es mejorar la calidad en la prestación de los servicios y diseñar mecanismos que les permitan a los afiliados tener acceso rápido a la información y a los servicios por los cuales están pagando. Con esto se reducirá también el número de tutelas a la salud que llegó a 766.000 el año pasado.

Para responder a esos retos, este año comenzó a regir la Ley 1122 que introduce algunas modificaciones a la Ley 100, con las cuales se busca garantizar una mejor prestación de los servicios, soportada en más ingresos para la salud.

Uno de los cambios que introduce la ley es el incremento en el aporte que hacen los empleadores por cada trabajador para el sector de la salud, que pasó de 12% a 12,5%, con lo que se espera aumentar los recursos en $400.000 millones.

También se trabaja en el mejoramiento de la cartera de las clínicas y hospitales con la idea de garantizarles el servicio inmediato a los usuarios. A mediados de marzo el gobierno les pidió a las EPS la constitución de reservas que se estiman en $1,5 billones, y se está evaluando cuál es la mejor forma de hacerlo sin que afecte las finanzas de las EPS.

El momento actual tiene una importancia trascendental en la evolución del sistema de salud colombiano. Con la desaparición del ISS, se agudizará la competencia entre las EPS por mejorar los servicios. Comfenalco Valle ya anunció inversiones en la ampliación de sus sedes para aumentar la capacidad y ofrecer mejores servicios a los vallecaucanos.

Por su parte, la Empresa Social del Estado (ESE) Luis Carlos Galán tiene un presupuesto de $2.951 millones para la modernización de la red de la salud y las cajas de compensación Compensar, Cafam, Colsubsidio, Comfandi del Valle, Comfenalco Antioquia y Comfenalco Valle siguen trabajando en la creación de la Nueva EPS que atenderá a todos los usuarios del ISS.

La salud en cifras
Los recursos para la salud se han venido incrementando en los últimos 14 años. Según el Ministerio de la Protección Social, en 1993 representaban el 6,2% del Producto Interno Bruto (PIB), que equivalían a $3,2 billones anuales, mientras hoy son el 7,7% del PIB.

Hasta junio de 2006 las EPS privadas, empresas de medicina prepagada, aseguradores, cajas de compensación y el Estado, entre otros promotores de la salud, les debían $1,6 billones a las clínicas y hospitales.

El país cuenta con 1.500 clínicas y hospitales, de los cuales 850 son públicos y 650 privados. Hay 50.000 médicos en servicio y 25.000 enfermeras aproximadamente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?