| 9/16/2005 12:00:00 AM

Salud

El sistema de aseguramiento en salud colombiano se ha nutrido de la experiencia de empresas extranjeras. Ahora, son cada vez más las que aprovechan afuera la experiencia adquirida en Colombia.

Durante los últimos 20 años, el sistema de salud colombiano sufrió la mayor transformación de su historia, con lo que pudo pasar de una cobertura del 20% de la población a 68% hoy. En la época del cambio, los inversionistas extranjeros en empresas como Sánitas Internacional, Colmédica, Cruz Blanca, Humana y Unimed participaron en la creación del sistema de seguridad social en salud y aportaron conocimientos y tecnologías. Ahora, a medida que otros países copian el modelo de salud colombiano, las empresas que han estado vinculadas al país consiguieron una experiencia invaluable para conquistar los mercados regionales que se formarán en los próximos años.



El cambio de los 90

En 1980, cuando se fundó Colsánitas, el sistema de salud era muy diferente al de hoy. "Tuvimos que hacer un gran esfuerzo para convencer a los colombianos de lo importante que es tener un seguro médico", explica Roberto Cocheteux, presidente de la Organización Sánitas Internacional, de origen español. En efecto, les tomó 5 años conseguir 15.000 usuarios afiliados a sus planes de medicina prepagada, el primero que se estableció en el país. Crecieron con escasa competencia lo que les permitió alcanzar 130.000 usuarios en 1990.

Con la expedición de la Ley 100 de 1993 el sistema de salud debió adaptarse a un modelo completamente nuevo. Aparecieron las empresas prestadoras de salud (EPS), las administradoras del régimen subsidiado (ARS) y un sistema de cotización obligatorio y solidario.

A mediados de los 90, en plena época de cambios, se produjo una ola de inversión chilena, que fue especialmente relevante: las Isapres -instituciones de salud previsional-, similares a las EPS, funcionaban desde los 70. Como explica Fernando Robledo, presidente de Colmédica, "Chile ha creado una industria de la salud con competencia tremenda, que domina las variables que definen los productos, análisis técnico, actuarial y conocimiento del consumidor".

En la oleada, los chilenos crearon la EPS Cruz Blanca, Colmena Golden Cross invirtió en Humana Compañía de Medicina Prepagada, y Banmédica en la EPS Colmena Salud del Grupo Social (hoy Colmédica) y Unimec de Brasil en Unimed. Todo esto, mientras muchos nacionales dudaban que la salud pudiera ser un buen negocio en Colombia, y el sector apenas se adecuaba a las nuevas normas.



Modelo exportable

"En Colombia, hemos aprendido mucho sobre la gestión de un sistema de aseguramiento en salud", explica Nelcy Paredes, vicepresidente operativa y financiera de Acemi. De hecho, dice, ahora son las firmas colombianas las que exportan su experiencia y su modelo de atención en salud.

Así, empresas como la Organización Sánitas Internacional, SaludCoop y Susalud están en Venezuela, Chile, México, Ecuador y Argentina. Por otra parte, como explica Robledo, de Colmédica, "el modelo colombiano se convirtió en un referente".

Otros países están haciendo reformas similares a las colombianas y eso les va a permitir a las empresas que han vivido la transformación en Colombia, convertirse en actores regionales importantes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?