| 12/16/2005 12:00:00 AM

Rohm & Haas

Con anticipación, cada trabajador de esta compañía conoce sus oportunidades para crecer. Si las aprovecha, puede llegar a ocupar cargos directivos en Colombia y en el exterior.

La historia de esta compañía estadounidense en Colombia se remonta a 1961, cuando empezó la comercialización en el país de sus productos. Posteriormente, en 1963, construyó una planta en Soledad, Atlántico, donde produce diversas materias primas para la fabricación de acabados para la construcción, pinturas para carros, pisos acrílicos, adhesivos, detergentes, jabones, cosméticos y para el transporte de crudo, entre otros.

Desde entonces, la filosofía con que esta multinacional, con plantas en 100 países, maneja el recurso humano se replica en Colombia. "En cualquier parte del mundo nuestro valor principal es la gente y por eso trabajamos muy de la mano con las personas. Creo que tenemos un ambiente laboral muy favorable y, por eso, decidimos participar este año en la medición de Great Place to Work", explica Tatiana Berardinelli, directora de recursos humanos.

Según ella, en Rohm & Haas se traza un plan de desarrollo lo más realista posible para que cada trabajador explote sus habilidades, competencias y conocimientos para el logro de sus objetivos, y se tienen en cuenta los intereses de cada uno a mediano y largo plazo. Esto va enlazado con un programa de gerenciamiento del desempeño, que se pone en marcha al comenzar cada año y en el cual también queda plasmado lo que necesita cada empleado para progresar, ya sea en su mismo cargo o al que aspira.

Este programa ha permitido a varios colombianos escalar posiciones en la organización mundial, en Brasil, México, Estados Unidos y Europa, donde ocupan cargos directivos de relevancia.

"Tratamos siempre de tener un equilibrio entre la vida personal y la laboral. Queremos que las personas trabajen para vivir y no vivan para trabajar. No nos gusta que la gente se quede laborando después de la hora de salida, pues eso refleja desorganización. Además, involucramos a la familia de los trabajadores creando espacios de convivencia", dice Berardinelli.

Y ese sentimiento se refleja en algunos de los conceptos recogidos durante la encuesta de Great Place to Work. Un empleado señaló, por ejemplo, que "en esta empresa hay innumerables ventajas que la convierten en un excelente lugar para trabajar: buen ambiente laboral, gente comprometida con los objetivos de la compañía, jefes preocupados por que el personal que labora esté satisfecho en su cargo, se supere personalmente y labore con todas las condiciones de seguridad".

Desarrollo: En Rohm & Haas se puede programar el desarrollo de cada trabajador dependiendo de su desempeño y de lo que quiere lograr. Esto ha permitido que varios colombianos escalen posiciones importantes no solo en Colombia, sino en algunas de los 100 plantas con que cuenta esta multinacional en diversos países.

Imparcialidad en procesos: Todas las oportunidades de crecimiento se dan con base en un programa de gerenciamiento del desempeño, de acuerdo con el cual se programan las capacitaciones y los entrenamientos. Todos pueden aplicar a cargos administrativos y técnicos en el exterior y las promociones son abiertas. Cada trabajador conoce de antemano las oportunidades que tiene para crecer.

Reconocimiento: Hay una política de reconocimiento, diseñada por un equipo de empleados de la compañía y en la que participan desde operadores de planta, personal administrativo y de recursos humanos. Mensualmente, por ejemplo, se escoge el empleado y el grupo del mes que haya hecho algo que contribuya al crecimiento de los niveles de productividad o seguridad de la compañía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?