| 2/5/2010 12:00:00 PM

Ricardo Martinelli. Presidente de Panamá

"No necesito la presidencia para enriquecerme. la gente sabe que antes de ser elegido presidente yo ya tenía plata".

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, busca transformar su país y convertirlo, en menos de diez años, en un país del primer mundo. La receta es sencilla: aplicar las mejores prácticas empresariales en la gestión del gobierno. "Nos orientamos hacia los negocios y estamos construyendo 17 hidroeléctricas y la interconexión con Colombia, lo cual le permitirá a este país venderle energía a Centroamérica", comentó.

D- ¿Cómo llega un empresario a la Presidencia de Panamá?

Con la promesa de cambio. Con esto le ganamos a la candidata del gobierno, Balabina Herrera, con el 61% de los votos.

D- ¿Cuál es esa promesa de cambio?

El vicepresidente Juan Carlos Veloza, que también es empresario, y yo, estamos trayendo las mejores prácticas empresariales al gobierno y reformando el país y la región. Antes de nuestra elección, Latinoamérica estaba yendo hacia la izquierda, pero ahora vemos que la mayoría de países están girando hacia el centro y la derecha.

D- ¿Qué avances ha conseguido hasta ahora?

En los pocos meses que hemos estado en el gobierno hemos hecho cosas que eran impensables, como hacer que los sectores y empresas que no pagaban impuestos o que pagaban muy poco lo hicieran. Por ejemplo, las tasas de tributación de Copa o del sector bancario eran absurdamente bajas, al igual que las de los casinos.

En Panamá todas las leyes están hechas para acomodar los intereses de alguien por razones políticas. Los puertos son un buen ejemplo. Cuando el primero empezó a operar pagaba una tarifa de 22%. Luego, cuando entró a funcionar el segundo puerto, debido a que todo se ajusta por lo bajo, los dos terminaron pagando una tarifa muy inferior. Así pasó con el tercero y cuarto y ahora el fisco recibe de los cuatro puertos un recaudo muy inferior al que recibía cuando solo había uno.

Otro caso es el de los casinos. Al comienzo, la tasa impositiva para los casinos era de 10% y para los de maquinitas de 20%. Sin embargo, cuando se les concedió la licencia a unos familiares del presidente anterior, todo el mundo quedó pagando la tarifa de 10%. Pues bien, nosotros estamos reorganizando la estructura tributaria y poniendo la casa en orden. Los recursos de más, que estamos recaudando ahora, se los estamos transfiriendo a los más pobres.

Otro ejemplo de lo que hemos hecho es acabar con las "botellas", los puestos en los que la gente tiene un sueldo pero nunca va. Con los recursos que hemos ahorrado hemos aumentado los sueldos a los policías en US$100 mensuales.

D-¿Cuál es la agenda legislativa de su gobierno?

Vamos a hacer una reforma tributaria y fiscal para poder seguir transfiriendo recursos a los más pobres. Vamos a reducir el impuesto de renta a 25% y vamos a imponer un arancel plano de 10%, con algunas excepciones para los productos sensibles, esencialmente del sector agrícola. Igualmente, vamos a aumentar el IVA en dos puntos para poder financiar las becas de 8.000 estudiantes.

D- ¿Qué apoyo tiene del Congreso para sacar adelante las reformas?

Tenemos una buena mayoría, creo que no vamos a tener problemas. La corrupción no está en el Congreso sino en las mafias que todo lo compran.

D- ¿Cuáles son los otros proyectos de su gobierno que le permitirán lograr la meta de sacar su país adelante?

Son varios. Vamos a construir un nuevo metro. En Panamá, un buen porcentaje de la población gasta diez años de su vida transportándose de su casa al trabajo y viceversa, y esto no puede seguir así. Se espera que el metro esté listo en 2013.

Adicionalmente, vamos a invertir US$13.300 millones en carreteras, hospitales, un nuevo aeropuerto y en infraestructura. Todo esto es adicional a la inversión por más de US$5.000 millones que se están invirtiendo en la ampliación del Canal.

D-¿Cómo se van a financiar estas inversiones?

Panamá cuenta con los recursos para hacerlo. La sola operación del Canal le deja al fisco alrededor de US$165 millones al año. Adicionalmente, el mercado ya nos ha dado grado de inversión y es muy probable que las calificadoras de riesgo muy pronto hagan lo mismo. Además, estamos invitando a la comunidad internacional a invertir en el país.

D-¿Cuál es la estrategia para atraer inversión extrajera?

Estamos en el proceso de comunicarle al mundo -es por eso que estamos en Davos- que Panamá es un buen lugar para invertir y vivir. Somos un país con una población de 3,4 millones de habitantes, en el centro del planeta, con el potencial para convertirse en un país del primer mundo en menos de diez años.

La ampliación del Canal va a permitir que los buques post panamax, con capacidad para 12.000 contenedores, que actualmente tienen que hacer trasbordo o dar la vuelta por el sur del continente para cruzar el Atlántico puedan hacerlo en unas pocas horas. Esto es una noticia maravillosa para el comercio internacional en la medida en que se reducen los costos, y también para la industria naviera que podrá construir más buques de estos.

D- ¿Qué se requiere para invertir en Panamá?

Tenemos leyes de inmigración muy favorables. Por ejemplo, con una inversión de tan solo US$200.000 un inversionista obtiene la residencia y después de tres años puede obtener la ciudadanía.

Hasta el momento hemos sido muy exitosos. Hay más de 40 compañías multinacionales en Panamá y estamos buscando que lleguen más. Las conexiones aéreas son extraordinarias y, de hecho, muchos organismos multilaterales utilizan a Panamá como su hub.

D- ¿Cómo es la economía panameña?

Actualmente el valor del PIB es de US$25.000 y es una economía basada en servicios, construcción y logística.

D- ¿Cómo funciona el régimen electoral?

El periodo presidencial es de cinco años y hay reelección después de diez años. Yo tengo una favorabilidad de 84%.

D- ¿Cuáles son los índices de pobreza en Panamá?

Menos de 30% de la población y la esperanza es llevarla a menos de 10%. Por esto estamos asignando un subsidio de US$20 al mes a cada niño. El gobierno entiende las necesidades de la gente y de los negocios.

D-Más específicamente, ¿qué les diría a los empresarios colombianos para que inviertan en Panamá?

Les diría que es lo más cerca a Colombia que tienen para invertir, donde además hay seguridad, estabilidad y calidad de vida.

D-¿Qué va a hacer por la región?

Mostrar con el ejemplo que los empresarios sí pueden cambiar la vida un país y que no se requiere ser un político tradicional para llegar a la presidencia.

D-¿Qué necesita la región para salir del subdesarrollo?

Hay que sacar la política de las decisiones claves del gobierno e imponer las mejores prácticas. Además, hay que acabar con la corrupción y hay que trabajar por la seguridad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?