Revolcón al ahorro tradicional

| 1/25/2002 12:00:00 AM

Revolcón al ahorro tradicional

Un fondo fiduciario ofrece la misma seguridad y liquidez de una cuenta de ahorro y una rentabilidad superior a la de un CDT.

La fiducia de inversión ha tomado gran fuerza en los últimos años. No solo se ha convertido en un producto sustituto de las cuentas de ahorro tradicional y los CDT, sino que ha abierto su campo de acción tanto a personas naturales como jurídicas al crear opciones "a su medida".



El fondo común ordinario (FCO), producto genérico de los fideicomisos de inversión, se convierte en la primera opción de un inversionista con un perfil de riesgo bajo o moderado y con necesidades de liquidez a muy corto plazo (ver cuadro página 62).



Es importante tener en cuenta que un fondo común ordinario ofrece el mismo rendimiento a una persona con $100 que a una persona con $1.000.000. Su portafolio de inversión se basa en papeles tradicionales, de reconocida calidad, lo que diversifica el riesgo y ofrece seguridad al fideicomitente. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la reglamentación no obliga a que los portafolios y los administradores de fondos fiduciarios sean calificados por entidades especializadas.



Las fiduciarias también ofrecen los fondos comunes especiales (FCE), que responden a propósitos comunes específicos de diversos tipos de inversionistas como educación, salud, pensiones y vacaciones. Su funcionamiento está reglamentado en la mayor parte por cada sociedad fiduciaria creadora del fondo.



A diferencia de los FCO, los FCE ofrecen rentabilidades netas anuales más altas (entre 11 y 14% e.a. frente a 9 y 12% e.a.), dependiendo del nivel de riesgo admitido y el plazo propuesto por el fondo. Es importante revisar los términos del contrato del FCE, porque aunque por lo general el administrador del fideicomiso promete una rentabilidad, el dinero debe cumplir en el fondo el plazo mínimo propuesto en el contrato de administración.



En promedio, el monto mínimo requerido para participar en un fondo fiduciario, ya sea FCO o FCE es $500.000; dependiendo de la sociedad fiduciaria, esta cantidad puede variar. Todos los rendimientos obtenidos en los fondos fiduciarios son objeto de retención del 7% sobre los rendimientos al momento de la liquidación, al igual que cualquier inversión tradicional.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.