| 12/9/2008 12:00:00 AM

Renting Colombia S.A.

Comunicación fluida y credibilidad generan un ambiente positivo.

Un ADN especial caracteriza a los colaboradores de Renting Colombia. Andrés Jaramillo Botero, presidente de la compañía, define a su equipo de trabajo como "gente que disfruta del trabajo, relajada, comprometida y querida". Explica que desde el proceso de selección hay un esmero especial por identificar colaboradores que se adapten a esta forma de ser.

"Esto hay que vivirlo para saber cómo es la gente que tenemos acá", explica el directivo, quien atribuye a sus colaboradores los buenos resultados que año tras año reporta esta compañía, que vincula a 240 personas y tiene 11 años en el mercado.

Jaramillo ha estado vinculado por una década al Grupo Bancolombia y lleva diez meses como presidente de Renting. Destaca la alta participación que tienen las mujeres en la empresa -representan cerca del 50% del total de colaboradores- y la fluida comunicación que exige una época como la actual. "Nos hemos esmerado porque la gente sepa qué está pasando en el mundo, el país y la compañía", explica Jaramillo, quien a través de correos electrónicos y reuniones busca 'bajar' la información sobre los planes de la compañía para involucrar la mayor cantidad de personas y generar confianza y tranquilidad.

La compañía ha logrado crear un ambiente de trabajo muy positivo, en el que se manejan programas de balance entre vida laboral y personal y existe flexibilidad en los horarios tanto en horas de la mañana como en horas de la tarde, sin descuidar el cumplimiento de las labores; y se destacan los beneficios en temas médicos, con cobertura para un porcentaje importante del grupo familiar, seguros de vida gratis para los colaboradores y beneficios adicionales en servicios bancarios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?