Remodelación

| 11/9/2001 12:00:00 AM

Remodelación

Enfrentado a la crisis de la construcción, este sector logró activar el enorme potencial que encierran los mercados internacionales.

La oferta



El sector de la cerámica , porcelana y loza está estructurado en tres grandes negocios: productos para construcción y remodelación (ladrillos, pisos cerámicos, baldosines, enchapes, griferías), locería y utensilios (vajillas y artefactos) y productos para el sector de la energía (aisladores eléctricos en porcelana). Unas cuantas empresas grandes concentran la mayor parte de la producción. Los principales ceramistas en Colombia en construcción y remodelación son Colcerámica (Corona), Alfagres, Eurocerámica, Cerámica Italia y Ladrillera Santafé. En locería, el único productor industrial nacional es Locería Colombiana (Corona) y en eléctricos, está Gamma (Corona). Todas han tomado medidas de productividad, para enfrentar la crisis de la construcción que viene desde la segunda mitad de los 90.



Existe un gran número de pequeños ceramistas que manufacturan diseños especiales. Su productividad es muy inferior a la de las grandes empresas, pero sobreviven al posicionarse en nichos especializados.



La Demanda



El sector ha tenido un notable éxito exportador en los últimos años. Las exportaciones registraron un crecimiento de 54,2% acumulado anual en el período enero-julio del 2001, con ventas de US$19 millones. Gracias a este impulso, la producción crece 21,7% a junio, frente a un crecimiento de la industria sin trilla de 2,41% registrado por el DANE.



El principal destino de las exportaciones de cerámicos en este momento es Estados Unidos, con una participación del 40% en el total.



Mientras las ventas en el mercado interno cayeron 0,8% entre enero y julio de 2001, las totales, incluyendo exportaciones, en ese mismo período crecieron 8,3%, según la ANDI.



La demanda interna ha sido apoyada en los últimos años por la vivienda de interés social (VIS), la remodelación y la autoconstrucción. En los últimos años, la VIS demandó algo más del 30% del mercado de los ceramistas nacionales. Los aislantes eléctricos en porcelana son demandados por el sector energético, generadores, distribuidores y comercializadores. Más del 80% de la producción de estos objetos llega al mercado internacional.



Las oportunidades que se vieron



Los mercados internacionales se consolidaron como los clientes más importantes para este sector. Los productores se vieron obligados a internacionalizarse, para compensar la caída en el mercado interno.



Se refuerza el posicionamiento de la cerámica como sustituto de productos como madera y tapetes, promocionando sus propiedades de higiene, limpieza, no combustión, resistencia y decoración para el mercado de gran empresa.



Aparecen nuevos canales de distribución para atender segmentos especiales. Se desarrollan los hipermercados de la construcción para atender la demanda por productos listos para instalar y remodelar vivienda.



Cambiaron los diseños de algunos productos cerámicos para adaptarlos a la tecnificación de la construcción de vivienda de interés social.



ImportacionesLos productores de vajillas introdujeron nuevas tecnologías para abastecer la demanda de productos diferenciados en diseño, formas, decoraciones y canales de distribución. La tecnología permite producir platos más grandes para los mercados europeos y norteamericanos y de mayor durabilidad para el mercado institucional (hoteles).



Las oportunidades que vendrán



La reactivación de las ventas de vivienda en estratos 4, 5 y 6 permitirá expandir la oferta de productos y cosechar el esfuerzo de cambio tecnológico.



El crecimiento de la VIS permitirá un fortalecimiento de las empresas de servicios asociadas a este tipo de construcción. Es posible desarrollar modalidades de asesoría y distribución de productos cerámicos para este mercado, y fortalecer la diferenciación de productos en otros segmentos.



Fortalecimiento de los canales de distribución para que se conviertan en auténticos asesores de los compradores. En este momento, aún hay una gran distancia entre el distribuidor tradicional y el gran hipermercado de productos cerámicos. Existe la posibilidad de trabajar un formato intermedio que incremente la penetración en las ciudades.



Hay un amplio espacio para la personalización de productos, pues la industria es capaz de producir casi sobre medidas para el cliente, tal como lo hacen los artesanos. Esta oportunidad se desarrolla en producción en dos formas: tecnología que permita imprimir diseños personalizados, establecimiento de alianzas entre gran industria y artesanos, o una mezcla de ambos.



En las vajillas y objetos de porcelana, se profundizará la tendencia a la búsqueda de una demanda ampliada para el producto: conquistar nuevos clientes, buscar nuevos usos, crear nuevos canales, asociarse con otros productos. Habrá presión para desarrollar nuevos usos en numerosos pequeños segmentos: grandes consumidores institucionales, matrimonios de doble ingreso sin hijos, parejas de tercera edad, niños, etc.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.