| 1/16/2006 12:00:00 AM

Regreso a los básicos

Los bienes básicos tendrán un año muy bueno, movido por la demanda mundial y por la entrada de fondos de inversión.

El año 2006 puede ser el de los bienes básicos para el mundo. Si las tasas de interés de Estados Unidos no suben y China mantiene un crecimiento sostenido, muchos fondos de inversión llevarán sus dineros hacia instrumentos que representan bienes como oro (ver la columna de Santiago Ulloa en esta edición), carbón o aluminio.

Respecto a este tema, Goldman Sachs opina que "Inventarios estrechos y estructuras de costos más elevadas posiblemente sostendrán los precios en 2006... Se espera que la demanda de metales se mantenga por encima de la tendencia, mientras que el crecimiento de la oferta probablemente seguirá rezagado, prolongando la situación de déficit y con ello bajos inventarios en metales básicos".

Este análisis es música para los oídos de los inversionistas, que podrían esperar otro año con retornos de 36% en dólares, como obtuvo alguien que invirtió entre el 12 de enero de 2005 y el 23 de enero pasado en un fondo atado al índice de la Bolsa de Metales de Londres. En el mismo lapso, el precio del aluminio subió 27%, el del cobre 47%, y el del plomo 1.420%. Las cotizaciones del níquel -parecidas pero no iguales a las del ferroníquel- bajaron 2% pero, según Goldman Sachs, la recuperación en la demanda de acero inoxidable le dará un soporte al precio este año.

Un portafolio en bienes primarios se podría construir como el índice de commodities de Goldman Sachs: 27,57% en energía (petróleos y gas natural); 22,25% en metales industriales (aluminio, cobre, plomo, níquel y zinc); 6,05% en metales preciosos (oro y plata); 29,80% en bienes agrícolas (trigo, maíz, soya, algodón, café, cacao y azúcar) y 14,34% en bienes pecuarios (vacunos vivos y cerdos). Con esto se habría conseguido un retorno de 25,6% en dólares el último año.

Los bienes agrícolas tienen pocas posibilidades de bajar, pero, con excepción del trigo, no tienen una expectativa tan optimista de alzas como en el caso de los metales.

Agrícolas En Colombia el mercado de bienes básicos y de instrumentos financieros atados a ellos estará movido en 2006. Los agricultores, amenazados por la revaluación, venderán a futuro sus cosechas y tanto industriales, como inversionistas y especuladores entrarán a comprarlas. Además, este año los comisionistas de la Bolsa Agropecuaria podrán tener posición propia en bienes y títulos, con lo que le añadirán animación.

Además habrá operaciones nuevas atadas a los bienes básicos. La BNA negociará contratos para que los productores nacionales de sorgo, maíz y soya se cubran frente a las fluctuaciones de precios en bolsas internacionales y del tipo de cambio, un negocio en el que también podrán entrar los inversionistas.

Todo esto abre oportunidades para nuevas inversiones en el mundo relativamente desconocido de los bienes físicos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?