| 1/23/2009 12:00:00 AM

Refugio para la tormenta

Con tasas de interés e inflación a la baja, la renta fija puede ser una buena alternativa en este año.

En 2008 la renta fija presentó bajos rendimientos en Colombia, especialmente por la pérdida de valor en estos papeles que se deriva de una política monetaria restrictiva, con tasas de interés al alza, y de una tasa de inflación que superó la meta.

Ese panorama cambió en diciembre pasado, ante la nueva postura del Banco de la República, que en su última reunión bajó la tasa de intervención en 50 puntos básicos (a 9,5%) y por las menores expectativas de inflación. En ese momento, los mercados comenzaron a generar rentabilidades atractivas. Este es el caso de los TES más líquidos, que terminaron en niveles relativamente cercanos a los de principio de año después de haber registrado una tasa de 13,95% en octubre.

2008 tampoco fue un buen año para la deuda privada, por el bajo número de emisiones de entidades del sector real; sin embargo, estas también se reactivaron recientemente. Los CDTs tuvieron el mejor comportamiento entre las alternativas de renta fija en el año, por su papel de refugio para los inversionistas.

Los analistas consideran que 2009 será un buen año para las inversiones en renta fija en Colombia, pues esperan que el Emisor continúe disminuyendo la tasa de referencia y se mantenga la tendencia de baja inflación. En promedio, el mercado espera que las tasas de intervención del Banco de la República bajen a 8% y que la inflación se sitúe alrededor del 5%, ante la disminución de la demanda agregada.

Con este panorama, la recomendación principal de los expertos para este año es centrarse en los papeles a tasa fija de mediano y largo plazo. Además, consideran que durante la primera parte del año habrá oportunidades en títulos atados a la inflación. Ana Carolina Sánchez, del Grupo Bancolombia, cree que "para los tres primeros meses del año es conveniente conservar un portafolio con 50% en TES con vencimiento no superior a 5 años y 50% en TES denominados en UVR de corto plazo (entre 1 y 3 años). A medida que se consolide la reducción de las tasas de interés y se observen mejoras en el frente inflacionario, se recomienda extender la duración del portafolio en títulos a tasa fija con vencimientos entre 6 y 15 años". Además, si esta reducción de la tasa de interés se mantiene, recomienda pasarse de títulos indexados a DTF a títulos a tasa fija.

No obstante, es necesario mantener una estrategia moderada, dada la drástica caída de las tasas de interés de los TES en las últimas semanas, hasta cerca del nivel de referencia.

Es necesario tener cuidado, pues puede haber volatilidad. "Se debe tener presente que los riesgos en el frente externo continúan latentes, al igual que en el frente fiscal", afirma Arnoldo Casas, de Profesionales de Bolsa. Por su parte, Diana Carolina Ramírez, del Banco Santander, estima que a pesar de que el mercado está descontando el aumento de tasas y la caída de la inflación, habrá aversión hacia la región cuando se vean los efectos de la crisis en Latinoamérica, haciendo que los TES muestren correcciones importantes. Es necesario que el inversionista siga con cuidado la marcha de los acontecimientos en este año para proteger la rentabilidad de sus inversiones en renta fija.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?