| 5/25/2007 12:00:00 AM

Químicos.

Como es usual, la escasez de materias primas y la revaluación impactan fuertemente la industria química. De todas formas este es un sector extraordinariamente diverso, rico y con grandes posibilidades en el futuro.

¡Abra y cierre los ojos!! Usted no lo sabe pero en esa imagen que queda grabada existe una industria millonaria. Los químicos son mucho más que probetas de laboratorio. Estos lo acompañan desde que se levanta hasta que se acuesta. En la pintura de las paredes, aunque no lo vea, existen grandes compañías como Pintuco e Invesa. En la comida, las reconocidas Monómeros y Abocol, entre otras, están en la producción y distribución de fertilizantes. Ni que decir del segmento de agroquímicos con un Dow Agrosciences, Syngenta o Monsanto. En el vaso de plástico está Propilco. En los tintes de su ropa, en la silla en que se sienta, en los remedios que se toma, en su carro y en su casa. Están en todo. Colombia participa activamente de este gran mercado con jugadores locales e internacionales. Entre los de origen nacional están Andercol, Sucromiles, Brinsa, Prodesal y PQP, tan solo para mencionar algunos. Y de los cien jugadores internacionales más grandes, están en el país gran parte de los más representativos como Dow, Basf, Aga Fano, Bayer, Dupont, Huntsman y Cabot.

¿Cómo entender qué está pasando en un mercado tan rico y diverso? Un primer punto tiene que ver con la revaluación. Jaime Colmenares, gerente general de Sucromiles, argumenta que "en los últimos tres años se ha dado una revaluación del 23%. Con esto dejamos de ser competitivos y me preocupa no ver muchos proyectos nuevos en producción de químicos". Colmenares enfatiza que en algunos casos ya no solo se importa la materia prima sino el producto terminado afectando fuertemente al productor local. Hace ocho años que la multinacional Tate & Lyle participa en Sucromiles, que entre otras novedades trabaja en una línea de aditivos para alimentación e invierte en la producción de citrato de calcio.

Sin embargo, importar más químicos paradójicamente puede ser también síntoma de un mayor dinamismo del mercado. "Tal vez es cierto que no hay muchos proyectos nuevos, pero todos los jugadores de la industria están ampliando su producción", dice Diana Rodríguez, gerente comercial de Dow Chemical Company. Esta es una de las grandes firmas del mercado que también incluye a Dow Agrosciences con presencia en el país por décadas (desde 1960) con un portafolio amplio en producción y distribución de químicos. Siendo Diana Rodríguez proveedora de muchas de las empresas químicas del país acierta en una realidad: la mayoría de las empresas en diversos sectores químicos presenta balances positivos y un crecimiento sostenido. "Un eventual TLC tendría un impacto muy positivo para el sector", recalca Rodríguez.

Y aquí se llega a otro aspecto fundamental: la dependencia de materias primas del exterior. Héctor Rodelo, gerente general de Monómeros, explica que tiene frenado un proyecto para producir amoniaco por la incertidumbre en el suministro local de grandes cantidades de gas natural. Monómeros tiene en su portafolio la nutrición vegetal (68%), la nutrición animal (8%) y también la industria química muy orientada al nylon. Están planeando una planta para producir etanol en el Atlántico y el mejoramiento de los fertilizantes con tecnologías nuevas.

Y ahora bien, si se trata el tema de materias primas, sin duda, el protagonista indiscutible, es la ampliación de la Refinería de Cartagena. El anuncio de Ecopetrol de su intención de aumentar la inversión de US$ 800 millones a US$ 2.000 y con ello la capacidad de producción, son las mejores noticias para el sector. Empresas como Propilco, Petco, Dow y Monómeros, entre otras, se verían ampliamente beneficiadas. Para estos jugadores será fundamental la competitividad de la refinería para poder desarrollar proyectos que amplíen la cadena de producción química del país.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?