Emilio Sardi, Vicepresidente de Tecnoquímicas "De cómo se desarrollen las negociaciones del ALCA, dependerán el futuro de la industria química y, en general, la viabilidad del país".

| 6/13/2003 12:00:00 AM

Químicos: En busca de negocios

Ante el estancamiento de la demanda nacional, la industria química se enfoca en el mercadeo.

Las movidas

La industria química ha tenido que enfrentarse a un mercado difícil con estrategias de diferenciación, mejoras en su eficiencia y nuevos nichos de mercado. El comportamiento de los químicos -que incluyen desde productos para la agricultura, químicos industriales, pinturas y productos farmacéuticos hasta productos cosméticos y jabones- ha ido de la mano con el desempeño de la economía nacional. De ahí, por ejemplo, que la industria farmacéutica haya crecido tan solo un 3% en ventas durante el año pasado. Las exportaciones, por su parte, tampoco han presentado un incremento importante como consecuencia de la crisis del mercado venezolano. El año pasado, por ejemplo, las exportaciones de química básica cayeron 9%.

Para el subsector de farmacéuticos, el mercado ha experimentado cambios importantes. La caída del mercado venezolano, que representa cerca del 30% de sus ventas al exterior, impactó considerablemente el comportamiento de las exportaciones que en 2002 cayeron 8%. Esto, sumado a la contracción del mercado local, ha tenido un efecto negativo sobre el sector.

Para los farmacéuticos, la emisión del decreto 2085, que establece protección a los desarrolladores de productos por 5 años, fue objeto de una amplia polémica. Los laboratorios nacionales (que tradicionalmente elaboran productos genéricos) argumentaban que el decreto los ponía en una posición de desventaja al no poder desarrollar genéricos a la velocidad que hoy lo hacen. De ahí que ahora estos laboratorios estén preparándose para entrar en otros mercados que no tengan estas restricciones y en los que el país puede ser muy competitivo, como en la región Andina, Centroamérica y el Caribe.

Los laboratorios multinacionales, por su parte, consideran que la protección a sus productos garantiza un mercado y unas reglas de juego claras que les permitirán seguir invirtiendo las grandes sumas (los estudios para un desarrollo pueden costar entre US$200.000 y US$300.000) que la innovación en productos farmacéuticos requiere.

En general, la industria atraviesa un proceso de consolidación luego de concretarse algunas fusiones y adquisiciones de los laboratorios multinacionales. Las empresas se han concentrado en aumentar su productividad. Así mismo han realizado una intensa labor de lanzamiento de productos y de mercadeo dirigida al público en general. Cerca del 10% de las ventas de los laboratorios nacionales se destina al mercadeo y para los multinacionales, la cifra asciende a 30%. Los precios de los medicamentos, sin embargo, han aumentado considerablemente por lo que esto podría en un futuro convertirse en un problema para el sector.

En cuanto a los agroquímicos, durante 2002 crecieron tan solo 1,6%. Las empresas de este subsector, además, han enfrentado aumentos en los precios de sus insumos, circunstancia que ha dificultado más su situación. Sin embargo, las compañías no se han quedado quietas. El año pasado, empresas como Abocol mejoraron en productividad y tecnología. Otras, como Monómeros ColomboVenezolanos, aumentaron sus ventas cerca del 13%, gracias a que ampliaron la oferta de productos. Esta empresa recientemente invirtió US$8 millones en la compra del negocio de Cargill Cafetera Manizales para ampliar su producción y participación en el mercado.

Los fabricantes de cosméticos y artículos de aseo, entretanto han mejorado considerablemente su producción durante los últimos años. Esto, sin embargo, dificultó la situación durante 2002 pues la crisis venezolana los dejó con altos niveles de inventarios. Tradicionalmente, cerca del 50% de las exportaciones de este subsector tenía como destino el vecino país. El año pasado, las exportaciones de jabones, cosméticos y otros químicos ascendieron a US$165 millones.



A favor





  • La apertura de nuevos mercados en Centroamérica y el Caribe.


  • La productividad alcanzada por la industria farmacéutica la pone en una favorable situación competitiva.


  • Los laboratorios nacionales han empezado a invertir en investigación y desarrollo para mantener su competitividad.


  • Los empresarios tienen expectativas positivas respecto al crecimiento de la economía.


En contra





  • El debate regulatorio en torno a la protección en la industria farmacéutica continúa. No poder producir genéricos puede reducir considerablemente el mercado de los laboratorios nacionales. Esta protección también podría traducirse en aumentos en los precios a los consumidores.


  • La difícil situación del sistema de salud


  • El manejo que se les está dando a las negociaciones del ALCA preocupa a muchos industriales nacionales.


  • La crisis de Venezuela ha tenido un impacto negativo sobre las exportaciones.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.