| 3/14/2008 12:00:00 AM

¿Qué se vendió, qué está disponible?

Una aplicación tecnológica permite a los socios comerciales intercambiar, consultar y controlar la información sobre el comportamiento de las ventas e inventario.

Siete de las mayores cadenas de supermercados y grandes superficies del país -Cafam, Colsubsidio, Éxito, Carulla, Carrefour, Alkosto y Olímpica- han logrado establecer, con cerca de 1.650 proveedores, una relación tecnológica directa, en línea, de intercambio de información detallada sobre niveles de inventario real de productos y servicios.

En esencia, lo que han conseguido es permitir al proveedor tener conocimiento oportuno a través de medios electrónicos de comunicación (celulares blackberry, entre otros) sobre la disponibilidad y estado de sus productos (vencidos o inexistentes) en los puntos de venta y de sus servicios en términos de entregas completas y en buenas condiciones. Esto les permite establecer las estrategias de mercado para garantizar el control del uso y destino de sus mercancías en los puntos de venta.

Lo hacen a través de la aplicación Cabasnet, un Catálogo Electrónico de Sincronización por medio del cual también están habilitados para recibir datos permanentes sobre actualización de precios e información sobre retiros y ventas.

De acuerdo con la explicación de Bernardo Alba, director de comercio electrónico del grupo GS1, organismo que desarrolló la aplicación, antes de la implementación del desarrollo tecnológico, todas las labores de toma de datos, informes de ventas e inventarios se hacía de forma gradual, con la consecuente pérdida de tiempo, eficiencia e inexactitud de los volúmenes de mercancía en los lotes.

Ahora, por ejemplo, el Catálogo Electrónico y las aplicaciones de comunicación online simplificaron el trabajo de los proveedores, en la medida en que la información de ventas e inventario está disponible en una base de datos actualizada permanentemente y que se puede transmitir a través de las redes.

Además de lo anterior, la aplicación permite a los proveedores y a las empresas alinear sus bases de datos de clientes con el propósito de reducir el volumen de devoluciones, de agotados en punto de venta, de tiempos de entrega, e inclusive de notas crédito por causas de información equivocada de existencias y estado de las mercancías, entre otras.

"En la actualidad, una de las mayores preocupaciones entre socios comerciales es la inexistencia o poca sincronización de bases de datos que ocasionan la presencia recurrente de problemas relacionados con la diferencia en los precios y la captura de pedidos", dijo Alba.

Esta aplicación, totalmente interactiva, está siendo utilizada por las grandes superficies del país en actividades de adición, modificación, retiro y envío de informes descriptivos, logísticos y comerciales de los productos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?