| 6/6/2008 12:00:00 AM

Pulpa, papel y cartón

Proyectos de reconversión industrial, modernización y ampliación de capacidad instalada, adelantan las principales compañías para mejorar su competitividad.

El impulso en la producción y las exportaciones registradas por el país el año pasado catapultó el desempeño de la cadena pulpa-papel-cartón. Este subsector produce buena parte de los empaques, cajas y corrugados que consume la industria y su desempeño guarda una fuerte correlación con la cadena gráfica, que es la encargada de hacer una parte de su transformación antes de que llegue al cliente final.

Esta fuerte dependencia ha motivado a las principales industrias del sector a fortalecer sus inversiones en tecnologías, reconversión y modernización para aumentar la capacidad productiva, calidad y agregación de valor. Los proyectos son liderados por Propal, que invierte US$30 millones para ampliar su capacidad instalada y Smurfit Cartón de Colombia, que invierte unos US$15 millones en mantenimiento de sus plantaciones forestales y mejoramiento ambiental.

El subsector tuvo un crecimiento en su producción de 8% el año pasado, mientras que las exportaciones muestran un crecimiento del 27%, tras alcanzar los US$495 millones.

María Reina, presidenta de Andigraf, reconoce que se acaba de cerrar un muy buen año para los papeleros, pero advierte que en 2008 los principales retos para el sector se centran en cumplir con los requerimientos ambientales de una producción más limpia y la reducción de costos en el consumo de energía.

Este año, debido a que los principales compradores son los países andinos, el comercio exterior se convierte en otro de los desafíos del subsector, que tendrá que manejar factores adversos como la revaluación y la incertidumbre política frente a dos de sus principales mercados: Ecuador y Venezuela.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?