Proyecciones 2002

| 1/25/2002 12:00:00 AM

Proyecciones 2002

Los analistas nacionales y extranjeros pronostican una mejoría en las variables macroeconómicas en pleno año electoral.

Las perspectivas macroeconómicas para el 2002, luego de un 2001 plagado de modestos y decepcionantes resultados, son alentadoras. Los analistas nacionales y extranjeros consultados por Dinero esperan que este año el crecimiento supere el 1,5% obtenido el año anterior y consideran que la economía podría crecer alrededor de 2,2%.



Esta buena noticia obedece a una conjunción de factores. Primero, se espera una sólida recuperación de la economía de Estados Unidos a partir del tercer trimestre del año, lo cual reanimará la demanda por exportaciones colombianas. Segundo, y mientras eso ocurre, se espera un mayor dinamismo de la demanda interna. De hecho, diversos indicadores sugieren que los hogares están comenzando a percibir una mejoría en la situación económica para este año y el consumo parece haber dejado de caer. Así mismo, el mercado de finca raíz y la construcción comienzan a mostrar señales de reactivación. Además, es probable que en el momento en que se elija un nuevo Presidente en la primera vuelta de mayo o en la segunda de junio se presente un choque positivo de confianza que podría llevar a un mayor nivel de gasto por parte de las familias. En tercer lugar, la política monetaria continuará siendo expansiva, las tasas de interés continuarán bajas y estables, y la inflación se mantendrá bajo control.



Sin embargo, el horizonte no está despejado de eventos que podrían incidir negativamente sobre el desempeño de la economía del país. Entre los más sobresalientes se encuentran:



i) la recuperación de la economía de Estados Unidos podría tomar más tiempo de lo previsto;



ii) Venezuela podría devaluar su moneda; y



iii) la incertidumbre generada por el proceso electoral y de paz podría retardar decisiones de consumo e inversión.



Uno de los temas que acapara la atención de los analistas es el fiscal, debido a los preocupantes indicadores de endeudamiento del gobierno, que crece entre 4 y 5 puntos del PIB por año, para cubrir sus gastos de funcionamiento y el servicio de la deuda externa. Si bien la meta oficial de déficit para el sector público no financiero es de 2,6% del PIB, los analistas no esperan mayor avance en términos de ajuste en este frente en lo que resta de la administración Pastrana. De hecho, la divergencia entre las proyecciones de nacionales y extranjeros es mínima y apuntan a un déficit cercano a 3,1% del PIB.



En materia de desempleo, los analistas no ven soluciones rápidas, a pesar de la mejoría en el ritmo de crecimiento de la economía. El pronóstico de los extranjeros es que el desempleo urbano cerrará en 16,4%, mientras que los nacionales vaticinan una tasa de 17%.



Los expertos esperan relativa estabilidad en cuanto a la inflación y las tasas de interés. Hay consenso entre nacionales y extranjeros en que la inflación se situará entre 7 y 7,3%. En cuanto a la DTF, los extranjeros esperan que cierre el año en 14%, mientras que los nacionales proyectan que se ubicará alrededor de su nivel actual, esto es, 11,5%.



En cuanto al tema cambiario, no hay grandes divergencias entre los expertos, pues la proyección de extranjeros y nacionales está muy cerca, $2.499 frente a $2.510 por dólar a finales del 2002. En los primeros meses del año, se espera estabilidad cambiaria y pocos sobresaltos, debido al anuncio del gobierno de no monetizar los recursos obtenidos el año pasado para financiar el déficit. Sin embargo, podrían generarse expectativas de devaluación a finales del año en la medida en que Santos o el nuevo ministro de Hacienda no logren prefinanciar al gobierno para el año 2003.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.