Proyecciones 2001-2002

| 10/12/2001 12:00:00 AM

Proyecciones 2001-2002

Los analistas nacionales y extranjeros realizaron una fuerte revisión a la baja de las metas macroeconómicas para el 2001 y 2002.

La característica sobresaliente de las recientes proyecciones de los analistas nacionales y extranjeros a quienes Dinero consulta cada tres meses es la importante revisión hacia abajo de la cifra de crecimiento para este año, así como el marcado deterioro de las perspectivas del 2002. Detrás de este mayor pesimismo de los analistas están los efectos sobre la economía colombiana de los atentados terroristas del 11 de septiembre, los cuales se manifestarán en menores flujos de capital en lo que resta del año y el 2002. Igualmente, el lento avance en las reformas estructurales, el elevado desempleo, la falta de avances significativos en el proceso de paz, las elecciones y el poco margen que le queda al gobierno en el frente económico están afectando negativamente la percepción de los analistas sobre la economía colombiana. El consenso de los analistas sobre el crecimiento en Colombia es de 1,9% para el 2001 y 2,8% para el entrante, muy por debajo de las metas del gobierno.

La mayor reducción en la estimación provino de los analistas extranjeros, que hace dos meses preveían un crecimiento de la economía colombiana de 2,7% en el 2001 y de 3,5% en el 2002, y ahora lo tasan en 2,0% y 2,9%, respectivamente. Los nacionales, por su parte, redujeron su estimación de 2,3% a 1,8% para el 2001 y de 2,9% a 2,6% para el 2002.



En el frente fiscal, las expectativas tampoco son buenas. En promedio, los analistas estiman un déficit fiscal consolidado de -3,3% del PIB para este año y de -2,7% para el 2002. En ambos casos, las cifras se alejan de las metas acordadas con el FMI en marzo del 2001. La divergencia entre analistas domésticos e internacionales es mínima, lo cual no significa que no haya preocupación por la falta de avances en materia de consolidación fiscal y reducción de las necesidades de endeudamiento del gobierno para cubrir sus gastos de funcionamiento y el servicio de la deuda externa.



La inflación es un tema que por ahora poco preocupa a los analistas. El menor ritmo de actividad económica es la principal razón por la cual se presentan menores expectativas de incrementos en los precios y se estima que la inflación será de 8,1% este año y 7,6% en el 2002.



El desempleo, sin embargo, es el tema que mayor preocupación genera pues Colombia es el país con la mayor tasa de toda América Latina. La situación social se está deteriorando y no hay soluciones a la vista. Para este año, los analistas internacionales esperan una tasa de desempleo de 18,9%, mientras los nacionales se inclinan por un porcentaje inferior en 0,9%. El promedio de todos los encuestados es de 18% para este año y de 17,3% para el 2002.



En cuanto al tema cambiario, no hay divergencias importantes entre las proyecciones de los analistas, pues la proyección de extranjeros y nacionales está muy cerca, $2.409 frente a $2.405 por dólar a finales del 2001. La poca devaluación en lo que va corrido del año se debe principalmente a la continua intervención de la Tesorería de la Nación en el mercado. Es muy posible, sin embargo, que en lo que resta del año la devaluación se acelere para terminar en un 11% debido a la incertidumbre en el panorama internacional. De igual forma, en el 2002 se espera que la moneda nacional pierda valor y al final del año se ubique alrededor de $2.608 por dólar. Esto si no hay nuevos shocks externos ni ruido político nacional que perturben el mercado de divisas.



Estas son las respuestas de algunos de estos analistas a los interrogantes planteados por Dinero en relación con el nuevo orden económico que surgió después de los trágicos eventos del 11 de septiembre.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.