| 11/26/2004 12:00:00 AM

Protección<BR>Competitividad con liderazgo

A pesar de su juventud, la Administradora de Fondos de Pensiones y Cesantías Protección es la empresa colombiana mejor ubicada en el concurso de Great Place to Work. El secreto, coherencia y consistencia en sus políticas hacia la gente.

Con 13 años de vida, Protección ha logrado una madurez en sus políticas y prácticas de recursos humanos que podría compararse con la que exhiben las multinacionales. Desde el inicio, los trabajadores han sido la prioridad para esta empresa. El mensaje es claro: la diferenciación la hace la gente. "Para nosotros, conocer lo que hacemos es fundamental. Si nuestra gente no domina el negocio, sería imposible asesorar al cliente. Por ello, nuestro principal objetivo es tener el equipo de trabajo más competente del mercado", afirma David Bojanini, presidente y primer empleado de la compañía. La identificación de nuevos retos es seguida siempre por programas agresivos de capacitación. No en vano la tasa de rotación de esta empresa es del 12% (este año está proyectada en 8%), mientras que en la industria es superior a 30%.

Diego Parra, gerente administrativo, comenta que el proyecto con mayor innovación e impacto es Líderes Activos. Con él identifican a más 100 empleados con posiciones de liderazgo y responsabilidad y enfocan esfuerzos en capacitarlos y empoderarlos para transmitir valores y conocimiento a los demás empleados. Cada líder (casi 150) es el eje de su grupo y de sus capacidades depende que se concreten las filosofías en ejecución. La comunicación refuerza el ambiente laboral. Esta compañía ha constituido más de 170 grupos primarios y cuenta con distintas herramientas, desde diálogos con el presidente hasta boletines y una telerevista.

Otra fortaleza, además de la capacitación y la comunicación, son sus programas de compensación. "La compañía tiene definidas en detalle y evalúa permanentemente las actividades que realizan más de 200 tipos de cargos", afirma Juan Pablo Arango, jefe de relaciones laborales. "Con esta información se asignan puntos de acuerdo con las responsabilidades de cada cargo y a partir de ellos se establecen los salarios. Esto facilita la transparencia y equidad en la compensación y las relaciones de trabajo".

Todo esto se refleja en una profunda lealtad del empleado hacia la empresa. Ángela María Pizarro afirma: "Llevo 10 años en la empresa, llenos de satisfacciones. Comencé como ejecutiva comercial en la oficina de El Poblado y hoy soy ejecutiva de bonos pensionales. He crecido profesional, personal y económicamente. Pero lo que más destaco es la calidad humana, y el respeto que me han dado cada jefe y cada compañero". Todo este esfuerzo se traduce en los resultados financieros y en la atención que recibe el cliente. En la encuesta que realiza Asofondos sobre satisfacción de los clientes del sector, Protección lleva tres años consecutivos como la mejor del país, con resultados entre el 80% y 85% de satisfacción.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?