| 5/1/1997 12:00:00 AM

POLITICA

Amílkar Acosta

Todo está acordado para que sea el próximo presidente del Senado. Desde hace algún tiempo ha mezclado su trabajo político con el interés por los temas energéticos. Acosta se estrenó en el debate de El Guavio y fue él quien le instauró la denuncia penal a Fabio Puyo. A pesar de haber formado parte del gobierno Gaviria, como viceministro de Minas (1990-1991), junto a Hugo Serrano, senador del FILA por Santander, no dudó en encabezar el debate a esa administración por el apagón, que centró en el tema de las barcazas. Aunque se opuso a la ley de privatizaciones, una vez ésta fue aprobada por mayoría, optó por la defensa de la participación de los trabajadores en la venta de los activos del sector eléctrico. Posición muy acorde con su pasado de izquierda, como militante del MOIR. En el MOIR conoció al ex ministro de Hacienda Guillermo Perry, quien fue su puente con el samperismo.



Cualquier decisión sobre el tema del sector eléctrico en el país pasa por el tamiz de Amílkar Acosta. Maneja cuotas burocráticas en los ministerios de Agricultura y Minas, Ecopetrol y Carbocol. Es soporte clave de la candidatura de Horacio Serpa.



Victor Renán Barco

Desde hace 28 años es parlamentario y hoy sigue siendo el miembro del Congreso más respetado en asuntos económicos.



No hay presupuesto, reforma tributaria o proyecto de ley económico que sea aprobado en el Capitolio, sin haber pasado por el cedazo de Barco. Su credibilidad radica no sólo en su formación profesional sino en su gran capacidad para movilizar a la clase política en favor de sus posiciones.



Poco amigo de los medios de comunicación, prefiere ejercer la presión directamente en la Casa de Nariño y expresar sus puntos de vista en el periódico Opiniones, que circula en Caldas. Su posición crítica fue definitiva para que la propuesta de rebaja del IVA con aumento de la base de tributación no pasara. Fue el impulsor de la Ley 60 de transferencias y recursos, y continuo promotor de la descentralización administrativa y fiscal.



Su fortín político está en la región de La Dorada, Caldas. En estas elecciones se ha propuesto recuperar para su movimiento esa alcaldía que perdió en 1994. El proceso 8.000 también lo golpeó indirectamente, al perder a Rodrigo Garavito, uno de sus principales aliados políticos, quien fue detenido el año pasado acusado de enriquecimieno ilícito. Frente a Samper, Barco ha mantenido una posición independiente y no ha dudado en reconocer la dimensión de la crisis que enfrenta el país.



Ingrid Betancur

35 años

Representante a la Cámara

Política, opinión

Adocumentado, dquirió su prestigio en el juicio al presidente. Con un discurso vehemente y responsabilizó política y jurídicamente a Ernesto Samper por la financiación de su campaña con dineros del narcotráfico, testimonio que dejó plasmado en el libro "Sí sabía". Con anterioridad, había impulsado una huelga de hambre junto con Guillermo Martínezguerra en pleno Congreso de la República para denunciar la composición política sesgada de la Comisión de Acusaciones.



Con buena formación académica, ha hecho respetar sus conceptos en la Comisión de Asuntos Económicos de la Cámara y aunque la mayoría de sus batallas han sido inútiles en términos de resultados políticos, Ingrid Betancur se ha convertido en la voz de la oposición y la independencia. Ha enfrentado hasta el poder de la oratoria de Horacio Serpa, en una Cámara mayoritariamente arrodillada al gobierno y a las golosinas que se reparten en el Palacio de Nariño. A pulso se ha ganado un espacio como una de las figuras políticas nacionales con peso propio.



Claudia Blum de Barberi

48 años

Senadora

Política, opinión, dinero

Blum es una activa parlamentaria que ha dado batallas en defensa de la ética dentro del Senado y ha participado en iniciativas importantes como la Ley Estatutaria de la Justicia, que reglamentó los instrumentos para combatir el enriquecimiento ilícito y el lavado de activos. Fue además ponente de la Ley Anticorrupción, apoyó la Ley de Extinción de Dominio del narcotráfico y formó parte del grupo de congresistas que suscribió el proyecto de reforma constitucional que pide la restitución de la extradición. Es una de las congresistas con mayor impacto de opinión y que más registran los medios de comunicación, a los cuales tiene un importante acceso. Sus detractores lo explican no sólo por sus éxitos legislativos y carisma personal, sino por el poder económico y de peso en la pauta publicitaria de la empresa Tecnoquímicas, de propiedad de su esposo Francisco Barberi. En plena discusión de la extinción de dominio, Claudia Blum debió abandonar el país por amenazas y Tecnoquímicas fue objeto de un atentado terrorista.



Su oportuna denuncia, cuando se aprobaba sigilosamente el narcomico, fue definitiva para el entierro de esa iniciativa. Aunque ha expresado interés por las candidaturas de Alfonso Valdivieso y de Juan Camilo Restrepo, por otra parte, ha sido seguidora de Andrés Pastrana e integrante de la Nueva Fuerza Democrática.



Martha Catalina Daniels

44 años

Representante a la Cámara

Política, gobierno

Samperista desde sus primeros pasos políticos, cuando en 1978, mientras era maestra en Bogotá, llegó al Concejo de su ciudad natal, Girardot.



Su esposo, Luis Hernando Rodríguez, se encuentra fugitivo, acusado por la Fiscalía de un desfalco cercano a los $20.000 millones, como gerente del Fondo de Liquidación de Colpuertos. Igualmente está investigado por sus relaciones con Julián Murcillo, cuando éste mantenía vínculos comerciales con los hermanos Rodríguez Orejuela y ya era perseguido por la justicia.



La candidatura de Daniels para la Cámara contó con el apoyo de Guillermo Ortiz Gaitán, detenido en la cárcel Modelo, sindicado de enriquecimiento ilícito. Martha Catalina Daniels fue la ficha clave en la preclusión de la investigación a Samper. Se encargó de armar el bloque parlamentario de defensa, al que adhirieron los llamados "lentejos", encabezados por su cuñada Carlina Rodríguez y por Isabel Celis. Fue también la representante que logró que la plenaria no apoyara la iniciativa del presidente de la Cámara, Rodrigo Rivera, de separar la responsabilidad política de la penal, jugada clave para el resultado final en favor de Samper.



Como miembro de la Comisión VI de la Cámara, defendió tanto la suspensión de la prórroga de los contratos de las programadoras de televisión como la calificación de la Comisión Nacional de Televisión a los noticieros.



Es la cabeza de la organización electoral de Horacio Serpa en la Cámara y en esta perspectiva se unió con Carlos Alonso Lucio para promover el debate por la paz en el Congreso



Jaime Dussán

45 años

Senador

Político, gobierno y fuerza

Con su discurso antiimpe-rialista, antioligárquico y populista -aprendido en sus tiempos de militancia de izquierda y la presidencia de Fecode-, ha logrado no sólo hacer bulla durante los tres años que lleva en la Cámara, sino dificultar el trámite de las leyes para frenar la narcocorrupción o promover iniciativas revanchistas como la Ley de la Televisión, que atenta contra la libertad de prensa.



Pero también ha luchado en favor de los maestros. Contribuyó a romper la tabla de aumento salarial fijada por el gobierno y a obtener la ansiada prima profesional para los docentes.



Trabaja en la Cámara en equipo con Martha Catalina Daniels y Carlos Alonso Lucio, quienes han hecho de su manera agresiva e intimidante no sólo un estilo de vida sino una fuerza para defender las propuestas del gobierno. Dussán, sin lugar a equivocaciones, estará al lado de la candidatura de Horacio Serpa.



Myles Frechette

61 años

Embajador de Estados Unidos en Colombia

Gobierno, opinión

El embajador Frechette se quedará en Colombia hasta fin de año. Aspira a concluir su misión con broche de oro con la resurrección de la Ley de Extradición, con retroactividad incluida. Se jugaría así su última carta, la de lograr para Colombia la recertificación por interés nacional, antes de dejar el país tras casi tres años de intensa actividad.



Con todo el espacio para ejercer la presión que quiera frente al gobierno y con su gran capacidad para generar opinión en los medios de comunicación que recogen todas sus palabras, Frechette ha ido cambiando de táctica. Dejó a un lado su estilo provocador y ha escogido un camino más diplomático, de relación directa con cada sector, para buscar consensos sin radicalización. Comprendió que una polarización liderada por los congresistas terminaría enterrando su propósito.



Las posibilidades de éxito en esta ofensiva final contra la extradición fue una de las razones que pesaron para que el Departamento de Estado prolongara por más de seis meses su estadía. Se especula que a su regreso a Washington se vincularía a la Subsecretaría de Estado para asuntos latinoamericanos, en donde ya no estará su amigo Robert Gelbard.



César Gaviria

50 años

Ex presidente y secretario general de la OEA

Política, gobierno, opinión

La escala en Washington para realizar consultas políticas con el ex presidente Gaviria se ha vuelto paso obligado. Aunque no interviene directamente, es el ex presidente con más poder tras bambalinas. Sus opiniones en el partido liberal pesan y aunque no ha formalizado un movimiento, un buen grupo de ex funcionarios de su administración han seguido activos políticamente y le han puesto el pecho a la oposición al gobierno Samper. A excepción de Carlos Lleras de la Fuente y Andrés Pastrana, todos los candidatos pesidenciales -incluyendo a Horacio Serpa, como consejero de paz- formaron parte de su gobierno: Alfonso Valdivieso, Noemí Sanín, Juan Manuel Santos y Juan Camilo Restrepo fueron ministros y Antanas Mockus contó con su respaldo en momentos difíciles, durante la rectoría de la Universidad Nacional.



Interviene en la política nacional mucho más de lo que la gente cree y así como animó a Valdivieso para lanzar su candidatura, le recomendó a Alvaro Uribe esperar para el próximo período. Su status como secretario general de la OEA fortalece su aureola de poder latinoamericano y le permite actuar con gran libertad y sin exponerse políticamente.



Luis Guillermo Giraldo

53 años

Senador

Política, opinión

Es el más importante representante del que fue el movi miento de Humberto de la Calle y uno de los más radicales opositores al gobierno Samper y defensor de la lucha contra el narcotráfico. Está, como se dice en el póker, jugándose los restos en el Congreso, en cuanto ha dicho a todo viento que ésta será su última legislatura.



Su firmeza y valor en el trámite de leyes como la Extinción de Dominio y el entierro del mito de que en este país no se podía hablar de la extradición -por iniciativa suya se introdujo en la agenda legislativa- son apenas unas de sus contribuciones en una carrera parlamentaria llena de realizaciones.



Muy seguramente, su marcada vocación de servicio público lo conduzca a buscar otros puestos de elección popular.



Pero además Giraldo es un brillante abogado, con lo cual se le abrirán otras puertas en la academia y hasta en el sector privado.



Julio César Guerra Tulena

63 años

Senador

Política, gobierno, dinero

Miembro de la dinastía de la familia Guerra, con gran influencia en la política en Sucre, su departamento, Córdoba y el centro del Cesar. Turbayista, llegó a la Cámara de Representantes en 1978 y su hermano José Guerra Tulena al Senado en 1978 y desde entonces ha fluctuado entre la Cámara y el Senado. Es uno de los hombres fuertes del bloque costeño, cuyo poder logró como presidente del Senado durante el juicio al presidente. Apoyó el proyecto conocido como el narcomico y desde un comienzo fue defensor de la legalización de mecanismos como las Convivir. Se opuso de manera radical a la Ley de Extinción de Dominio. Se ha interesado por temas de orden público y del sector agrario. Su papel en el juicio al presidente le produjo importantes dividendos presupuestarios. Mediante los fondos de cofinanciación, superó de lejos el promedio de $500 millones de asignación por congresista amigo del gobierno, hasta lograr $15.000 millones en 1996. Posee importantes extensiones de tierra ganadera en su región y mantiene desde hace años un duro conflicto con los pobladores del Cabildo Indígena de San Andrés de Sotavento, donde tiene una de sus propiedades. Es un abanderado de la candidatura de Horacio Serpa y cuenta con significativas cuotas burocráticas en los ministerios de Agricultura, Findeter, Aeronáutica Civil y el departamento de Sucre.



Rudolf Hommes Rodríguez

53 años

Candidato a la Alcaldía de Bogotá

Política y opinión

Rudi, como le dicen los amigos, sorprendió con su reciente renuncia a la rectoría de los Andes, la universidad más prestigiosa del país, para lanzarse como candidato a la Alcaldía de Bogotá. La verdad es que a Hommes siempre le ha gustado la política y su frenético ritmo de trabajo no se compadecía con la placidez universitaria, donde introdujo importantes cambios administrativos y curriculares. Falta ver cómo le irá ahora que se lanza por primera vez a un puesto de elección popular.



Rudolf Hommes es uno de los principales críticos de la política económica del gobierno Samper. Sus columnas de los sábados en El Tiempo contienen poderosos dardos contra el actual gobierno y su manejo de la economía.



Hommes le aconseja al actual ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, "no hacer nada, porque de lo contrario la embarra" y al gobierno en general le aconseja "quedarse quieto" para no seguir tirándose al país. Sus posiciones calan en la opinión pública gracias al sentido del humor y a la manera frentera de decir las cosas.



El actual gobierno lo culpa del déficit fiscal, el principal problema económico del momento. Lo cierto es que Hommes aumentó el gasto público a un ritmo insostenible, pero al menos compensó esa laxitud con mayores impuestos y privatizaciones que impidieron desequilibrios en las finanzas nacionales durante los años de su gestión como ministro de Hacienda.



Se podría argumentar que Hommes y el ex presidente Gaviria crearon una bomba de tiempo que el gobierno de Samper no desactivó.



Artífice de la apertura y de inclinación neoliberal, con agallas e impaciente a la hora de buscar resultados, Hommes podría ser el alcalde que necesita Bogotá para despertarla de su letargo.



Carlos Lleras de La Fuente

60 años

Candidato a la Presidencia

Política, opinión

Su mayor patrimonio político es el nexo que la opinión pública establece con su padre, el ex presidente Carlos Lleras Restrepo. A pesar de su origen liberal, se estrenó en política al lado de Alvaro Gómez Hurtado con el Movimiento de Salvación Nacional, en la Asamblea Nacional Constituyente. Su paso por la embajada de Washington, en uno de los peores momentos de las relaciones con Estados Unidos, no le reportó mayores dividendos y, por el contrario, su relación con un gobierno cuestionado éticamente contribuyó a desdibujar su posición vertical y de principios en los temas de corrupción y narcotráfico. Por cuenta de su exitosa oficina de abogados, conserva importantes vínculos con el sector privado. Lleras de La Fuente espera grandes sorpresas electorales, generadas por sus posiciones de fuerza frente al combate a la guerrilla y de firmeza por la reconstrucción moral del país. Aunque éste es su discurso, lo cierto es que nunca ha ejercido un cargo público en el que demuestre con hechos lo que dice con palabras.



Carlos Alonso Lucio

33 años

Representante a la Cámara

Política, fuerza, opinión

De las filas del M-19 saltó a la gerencia administrativa de la campaña de Antonio Navarro para la Asamblea Nacional Constituyente, quien lo nombró representante del movimiento en el Congresito. Muy temprano se reveló contra Navarro y como jefe de su movimiento Ganas, obtuvo en 1994 una votación cercana a los 25.000 votos, la mayor por un candidato a la Cámara en la capital. Ha sido enemigo permanente de la justicia sin rostro. El eje de su discurso son las banderas antiimperialistas, que le han servido para atacar a la Fiscalía e instrumentos como la colaboración con la justicia y justificar la despenalización de la droga.



Es uno de los pocos interlocutores de la cúpula del cartel de Cali en La Picota y ha conseguido la confianza de los hermanos Rodríguez Orejuela, quienes le han facilitado información confidencial para sus debates. Muy cercano al ex director del DAS, Marco Tulio Gutiérrez, sorprendió al presentar unas grabaciones en las que el entonces director de la DEA, Tony Seneca, se refería de manera peyorativa a las autoridades colombianas. La filtración le costó el puesto al funcionario estadounidense. Fue Lucio quien "le vendió" a Samper y a Serpa la teoría de "la conspiración" para enfrentar la crisis política. Fue pieza clave, junto a Martha Catalina Daniels, en la defensa del presidente. Ha convertido sus debates parlamentarios en un espectáculo y con esto ha logrado un importante cubrimiento de medios y atención en la opinión pública.



Antanas Mockus

45 años

Candidato presidencial

Política, opinión

Es el antipolítico por excelencia. El hastío generado por las prácticas viciadas de la mayoría de políticos tradicionales ha hecho que cale la opción independiente, original, honesta y contestataria que representa Antanas Mockus, no sólo en Bogotá sino en la opinión nacional. Logró poner medio millón de votos y llegar al segundo puesto del país, la Alcaldía de Bogotá, con menos de $30 millones y sus "3P" (no plata, no publicidad y no promesas).



Su audacia y su capacidad de comunicarse con el lenguaje simbólico, no convencional, le han dado dividendos y hasta el momento lo hacen avanzar en las encuestas. Sin ningún compromiso político, Mockus sólo le responde a sus intuiciones. Si su estilo sigue descrestando calentanos, como hasta ahora, podría colarse en medio de la división de los partidos tradicionales. Hijo de inmigrantes lituanos, es autoritario y distante. En la Alcaldía de Bogotá, demostró ser un ejecutor lento. Sus detractores dicen que se trata de un administrador indeciso e inseguro, pero sus defensores sostienen que lo que es muy cuidadoso en el momento de tomar decisiones. Convenció a los indisciplinados bogotanos de que los estaba educando a punta de mimos, tarjeticas y muy costosos proyectos de cultura ciudadana: los bogotanos siguieron igual de indisciplinados, aunque ahora creen que ya no lo son.



No se conocen todavía sus ideas económicas y sus propuestas de paz. Quien lea sus escritos encontrará que le cuesta trabajo concretar o concluir sus planteamientos. Pero lo oscuro de su lenguaje -que muchos confunden con sabiduría- contrasta con la espectacularidad y viveza de los mensajes visuales que transmite.



Samuel Moreno Rojas

36 años

Senador

Política y medios

Es el heredero de la Anapo, movimiento fundado por su abuelo, el general Gustavo Rojas Pinilla. Es uno de los senadores más jóvenes y llegó por delegación de su madre, "la capitana" María Eugenia Rojas. Con Rodrigo Marín conformó la Alianza por Colombia y fue uno de los congresistas que recibió recursos de la campaña Samper Presidente, dentro de la estrategia de "aceitar la maquinaria liberal" para la segunda vuelta.



Su compromiso con el gobierno ha sido persistente. Es miembro de la Comisión VI del Senado, encargada de los temas de comunicación. Adoptó una posición más mesurada que los demás congresistas, frente al controvertido tema de la calificación de los noticieros. Su interés en la Ley de televisión se centró en el acceso de los grupos económicos a los medios de comunicación y en este sentido se convirtió en figura central para el lobby de los propietarios de las grandes programadoras.



Aunque es un activo senador, con más de 21 proyectos de ley, su poder político radica en el papel de la Alianza por Colombia para garantizarle las mayorías necesarias al gobierno, al punto que su hermano Iván Rojas es hoy ministro de Trabajo. Tiene intereses en la emisora "Radio Capital". Votó por el narcomico. Respalda la candidatura de Horacio Serpa y aspira a tener un papel protagónico en cualquier negociación con la guerrilla como presidente de la Comisión de Paz del Senado.



José Name Terán

61 años

Senador

Política y gobierno

Decisivo para la suerte de cualquier proyecto de gobierno, Name es el congresista con mayor poder político en la Costa Atlántica. Con Julio César Guerra, Salomón Náder, José Elías Náder y sus representantes conforma el nervio del bloque costeño en el Congreso.



Es personaje de consulta obligada en toda conformación de gabinete. En el actual período legislativo fue el padrino de Giovanni Lamboglia para su llegada a la presidencia de la Cámara. En Barranquilla no se hace ninguna jugada política sin su consentimiento. Apoya a Bernardo Hoyos en su postulación a la reelección en la Alcaldía de Barranquilla. Su principal rival político en su ciudad es Fuad Char.



En el proceso 8.000 ha participado en la defensa política de los implicados: presentó proyectos para que las pérdidas de investidura de los congresistas y los negocios penales de la Corte Suprema cuenten con una instancia de apelación. Revivió el relevo de los congresistas principales, que había sido prohibido por la Constitución de 1991. Con su hermano David Name Terán, maneja la firma Consultores de Desarrollo, que monopoliza gran parte de los contratos de consultoría en obras civiles de la Costa Atlántica. Mantiene importantes cuotas burocráticas en Findeter, Minagricultura, Dane, Caprecom y el municipio de Barranquilla.



Andrés Pastrana

42 años

Candidato presidencial

Política, opinión, medios

A pesar del silencio que ha mantenido en el último año, Andrés Pastrana se está preparando para la gran pelea presidencial del 98. Muy seguramente tendrá el apoyo del partido conservador, aunque su estrategia seguirá siendo suprapartidista.



La evolución de los 3,5 millones de votos que logró en la pasadas elecciones es una incógnita, dado el papel tan polémico que desempeñó en el destape del proceso 8.000 y en la crisis de Samper. El gobierno de Samper hizo hasta lo imposible por mover la opinión en su contra, estigmatizándolo como mal perdedor y mensajero de malas noticias por destapar el escándalo de los narcocasetes. Y para ello, Samper contó con el apoyo inicial de la mayoría de los medios de comunicación, que ingenuamente o por intereses se prestaron a este juego. Pero la verdad es que todas las denuncias que hizo Andrés en su momento resultaron ciertas: Samper, con la ayuda del dinero del narcotráfico y la pasividad del gobierno de Gaviria, se robó las elecciones. Casi nadie sospechaba en ese momento la profundidad de la narcocorrupción en el país.



Andrés se caracteriza por su don de mando. Demostró ser un ejecutor cuando fue alcalde de Bogotá a finales de los ochenta. No se complica a la hora de tomar decisiones. Es partidario de políticas que estimulan y promueven la libertad de mercados y la iniciativa privada. Ya demostró su capacidad para mover votos y opinión no sólo en la pasada disputa electoral sino también cuando llegó al Senado como líder de la Nueva Fuerza Democrática. Ahora necesita empezar a cautivar de nuevo a sus eventuales electores, en un escenario donde habrá mucha competencia.



Juan Camilo Restrepo

50 años

Senador y precandidato presidencial

Política, opinión

Llegó al Senado de la mano de Fabio Valencia Cossio, pero desde un primer momento supo independizarse. Ha mantenido una posición crítica frente al gobierno y muy en especial en lo que respecta a la política económica.



El nivel de los debates en los temas de hacienda pública lo ha hecho descollar en tan sólo tres años de actividad parlamentaria. Una demanda suya ante la Corte Constitucional tumbó los "auxilios disfrazados", por medio de los fondos de cofinanciación.



El lanzamiento de su candidatura presidencial forma parte de una estrategia que busca el fortalecimiento político de Restrepo dentro del partido conservador.



Su trabajo proselitista fuerte lo hará de cara a la próxima convención conservadora en la que busca jugar frente a Andrés Pastrana, como candidato presidencial de la colectividad. Como dicen los políticos quiere "dejarse contar", para empezar a tener incidencia propia tanto en los lineamientos programáticos del partido como para poder regresar al Senado con listas propias.



Permanentemente publica columnas de opinión económica, tanto en El Tiempo como para el paquete de periódicos regionales de Colprensa y ha logrado que su pensamiento en temas económicos tenga peso.



Noemí Sanín

de Rubio

48 años

Candidata presidencial

Política, opinión

Las circunstancias políticas han cambiado para Noemí Sanín. Su decisión de romper críticamente hace dos años con el gobierno la ha forzado a tomar posiciones más definidas, en contraposición a su postura tradicional de conciliación y de quedar bien con todo el mundo. Se ha propuesto tomar distancia del partido conservador y así lo expresó de manera contundente en la pasada convención, para buscar llegarle a la llamada "franja" suprapartidista. Para tal efecto, está buscando alianzas con sectores independientes en todas las ciudades del país.



Tiene la virtud de marcar positivamente en las encuestas que la colocan siempre entre los cinco favoritos. Por esta razón, nunca ha desistido de sus pretensiones presidenciales y no se ha dejado tentar por ofertas de vicepresidencias. Cultiva cuidadosamente las relaciones con dirigentes internacionales que estableció durante su paso por la embajada de Venezuela y la Cancillería, así como las del sector empresarial nacional y las de los ex presidentes López, Betancur y Gaviria, con quienes mantiene interlocución permanente. Con paciencia ha ido construyendo su discurso programático por medio de consultas permanentes con expertos en cada tema. Su desafío, al final de cuentas, es el de traducir en votos el caudal de simpatía que la acompaña. Pero aun si no sale favorecida en la próxima contienda electoral, seguirá teniendo una destacada figuración política



Juan Manuel Santos

45 años

Candidato a la Presidencia

Política, opinión, medios

Lleva dos años trabajando en su candidatura presidencial por medio de la Fundación Buen Gobierno. Ha logrado construir credibilidad sobre todo en los temas económicos, de comercio exterior y de lucha contra la corrupción. Por vínculos familiares tiene acceso a El Tiempo y al noticiero QAP, lo cual puede representarle innegables dividendos a la hora de las elecciones.



Su paso por el Ministerio de Comercio Exterior le dejó una importante red de contactos internacionales y conserva una interlocución privilegiada con altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos. Aunque sería uno de los seguros oponentes de Horacio Serpa en la consulta liberal, no se descarta la posibilidad de que desista de su candidatura para apoyar a Alfonso Valdivieso, en la misma línea de Humberto de la Calle.



Santos es un persistente luchador con la mira bien puesta en sus objetivos políticos. Sabe que en política el camino generalmente es arduo y que hay que recorrer peldaños antes de alcanzar la meta final. Si no lo favorece la suerte en la próxima contienda electoral buscará quedar bien posicionado para desempeñar una papel clave tanto en el próximo gobierno, como en las elecciones del año 2002.



Horacio Serpa

53 años

Candidato a la Presidencia

Política, gobierno, opinión

Este locuaz político de centro izquierda -especialista en "discursear" durante horas, sin decir mucho- logró convertirse en el caudillo del liberalismo oficialista. Supo sacarle jugosos dividendos políticos a su cargo de ministro del Interior y al poder que logró, gracias a su papel como defensor de cabecera del actual régimen.



Sus tres lugartenientes, con quienes ha ido construyendo su aparato político desde el gobierno, son Eduardo Díaz, el gerente de la Red de Solidaridad Social, quien en privado se declara su jefe de campaña; José Noé Ríos, viceministro de Trabajo y negociador en todos los conflictos sociales; y Hector Moreno, en el Plante, la cabeza del tema cocalero en el país. Después de ser durante casi tres años el hombre fuerte del gobierno, abandona su cargo dejando alianzas en todos los sectores: entre los principales congresistas liberales, entre los "lentejos" conservadores, entre el grupo de la Alianza por Colombia, entre las negritudes y los indígenas, entre los líderes sindicales, entre los sectores intelectuales de izquierda y entre importantes dirigentes de la política regional y municipal.



Las encuestas le dan un cierto favoritismo en la provincia colombiana y son grandes sus posibilidades de convertirse, por medio de la consulta, en el candidato oficial del partido liberal. Ello no significa que llegue necesariamente a la Presidencia, pues por la polarización que su nombre genera, es muy probable que el voto de opinión se incline en su contra, independientemente de quién sea el contendor.



David Turbay Turbay

44 años

Contralor general de la república

Política, gobierno, dinero

Aspiraba a entrar en la baraja de los presidenciables pero, aunque no ha sido acusado formalmente, las distintas alusiones a su nombre en el proceso 8.000 le han enredado el futuro. Llegó a la Contraloría comprometido con el gobierno de Samper y con la maquinaria del partido liberal y no sólo ha respondido con creces a sus exigencias, sino que ha utilizado el poder del organismo de control que dirige para acrecentar su poder burocrático y consolidarse como uno más de los bastiones liberales costeños.



Ha sabido aprovechar políticamente su cargo, tanto como sus antecesores Rodolfo González y Manuel Francisco Becerra. Hoy cuenta con un respaldo de por lo menos cuarenta congresistas. Sobre la Fiscalía tiene nada menos que el poder de control de los fondos destinados al programa de protección de testigos. A pesar de la dimensión que ha querido darle a cada una de sus investigaciones, Turbay no ha logrado devolverle credibilidad a la Contraloría.



Turbay ha decidido meterse con los grandes negocios del Estado, sobre todo con el tema de las privatizaciones de los sectores eléctrico y financiero. Con esto ha ampliado su influencia a contratistas del Estado y a representantes del sector privado. Además, tiene a su parentela y a sus amigos íntimos colocados a lo largo y ancho de la administración pública. Sabe para qué es el poder y no vacila en utilizarlo para defenderse de sus detractores. Y al tiempo que ataca con todas las armas que le proporciona su privilegiada posición en el gobierno, adopta una postura de "víctima" cada vez que sale a la luz pública un chequecito de Perafán o algo por ese estilo.



Alvaro Uribe Vélez

44 años

Gobernador de Antioquia

Política, gobierno, fuerza, opinión

El nombre de Alvaro Uribe se asocia inevitablemente a las Convivir, pero es más que eso. Un gobernador ejecutor, que ha reducido la nómina del departamento de 14.000 empleados a 5.700, ha disminuido considerablemente los gastos de funcionamiento, ha creado más de 102.000 cupos escolares con el sistema de subsidio a la demanda y ha abierto casi 14.000 cupos universitarios con el mismo sistema, liquidó la caja departamental de salud, ha afiliado a 820.000 personas al nuevo régimen de seguridad social y ha pavimentado 815 km de carreteras, todo ello a un ritmo paisa que no para ni los fines de semana, cuando recorre los pueblos de Antioquia evaluando los resultados de los programas y escuchando a los campesinos. Ha emprendido un controversial proceso de pacificación con las cooperativas de seguridad, Convivir. Apoyó la creación de 69 cooperativas (15 más en proceso de formación) con 10.000 personas vinculadas y con claros resultados, como la disminución de un promedio de 180 secuestros anuales a 12 secuestrados en este momento. Además ha entrenado a más de 15.000 personas en un programa de resolución de conflictos. Su gran batalla está en Urabá, donde las Farc y los paramilitares libran una guerra territorial.



En este momento, Alvaro Uribe se encuentra en la disyuntiva de renunciar a la Gobernación de Antioquia y lanzarse como candidato a la Presidencia, con la bandera de la pacificación del país venciendo a la guerrilla. No se ha distanciado de Samper por lealtad y amistad, pero su candidatura ha ido tomando fuerza dentro del partido liberal como una solución no continuista, pero liberal, que resuelva el principal problema del país: la guerra.



Alfonso Valdivieso

49 años

Candidato a la Presidencia

Política, justicia, opinión

Alfonso Valdivieso es el colombiano, hoy por hoy, con la imagen más favorable frente a la opinión pública nacional e internacional. Por su valiente decisión de enfrentar la corrupción en los niveles más altos del poder público con el proceso 8.000, recuperó la credibilidad de la justicia.



Recibió la Fiscalía con una organización muy incipiente, razón por la cual ha podido tener gran influencia en decenas de nombramientos y movimientos burocráticos internos acordes con sus lineamientos, hecho que le permitirá, pase lo que pase con su sucesor, conservar su influencia en la justicia durante un tiempo. Como heredero del mito galanista, su candidatura tendrá los visos de una cruzada de reconstrucción moral y de recuperación de valores. Todo indica que no someterá su candidatura a la consulta liberal y su postulación será suprapartidista. Sin embargo, seguramente arrastrará a una buena porción del partido liberal, en especial a la corriente gavirista y a otros sectores inconformes con el actual gobierno.



Es un misterio cómo registrará en las encuestas a su salida de la Fiscalía porque no es un buen comunicador y varios sectores del país querrán cobrarle que no culminó su labor para darle mate, con plena independencia, al proceso 8.000. Pero la credibilidad no le hace falta para convencer hasta a los más escépticos de su legítima aspiración.



Fabio Valencia Cossio

49 años

Senador

Política, gobierno

Es el mayor elector conservador. Sus decisiones, tanto en Antioquia como en el país, inclinan el péndulo de cualquier campaña conservadora, lo cual es clave a la hora del conteo final. Su poder dentro del partido conservador se reafirmó en la última convención, cuando fue nombrado presidente del directorio, al recibir el mayor número de votos.



Trabajador incansable, además de su labor proselitista se ha propuesto fortalecer y modernizar las estructuras de su partido. Es así como se le ha visto recientemente organizando foros sobre los principales temas que inquietan a la opinión pública y analizando experiencias exitosas de partidos conservadores en otros países. Y aunque ha sido la voz de la oposición al gobierno Samper en el Congreso, su directiva ha sido fundamental para salvar leyes claves para el país como la de Extinción de Dominio.



Es influyente en la línea editorial de El Colombiano, por medio de su amistad con Juan Gómez Martínez, quien lo representó en el primer gabinete de Samper. Tiene casi cocinada la fórmula de Luis Alfredo Ramos para la Gobernación de Antioquia y Juan Gómez para la Alcaldía de Medellín, con lo cual es muy posible que su partido haga moñona en esa importante región del país.



Pablo Victoria

54 años

Representante a la Cámara

Política, opinión y fuerza

Conservador, se inició en la política con el vallecaucano Carlos Holguín Sardi. Es conocido como el duro del Congreso en los temas de la guerra. Defensor a ultranza de la institución militar, apoya una legislación de guerra que implique un fuero militar sin restricciones, aumento del presupuesto, mediante iniciativas como los bonos de guerra -proyecto del cual fue ponente- y la expansión de las Convivir. Es partidario de la guerra como única solución al conflicto interno y fue el único parlamentario que realmente enfrentó las tesis del ministro de Defensa Gilberto Echeverri Mejía en el último debate en el Congreso. Enemigo de las Organizaciones No Gubernamentales de derechos humanos, un debate suyo generó la salida del país del procurador delegado Hernando Valencia Villa y no ha dudado en publicar información reservada, como fotografías y documentos que buscaban demostrar simpatías de Horacio Serpa con la guerrilla. Junto con Ingrid Betancur y Carlos Ardila Ballesteros, en un discurso que duró más de tres horas, fue uno de los pocos representantes que acusaron documentalmente al presidente Samper por su responsabilidad política y judicial en el ingreso de dineros del narcotráfico en su campaña política. Sobre el tema, publicó el libro Yo acuso. Aunque no tiene gran fuerza electoral ni peso político dentro del partido conservador (sólo obtuvo 29 votos de los 80 necesarios para llegar al directorio nacional), sus opiniones tiene repercusión y son tenidas en cuenta por los medios de comunicación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?