| 3/14/2008 12:00:00 AM

Plata en mano

Los cajeros automáticos están en cada esquina y ello parece ser una consecuencia natural del paso del tiempo, pero si no fuera por la movilidad no habría tal milagro.

Luego de ser la empresa pionera en el país, una de las primeras de Latinoamérica, y tras diez años de trabajos de investigación, Bismark se consolidó como gran proveedora de movilidad para la banca colombiana, pero sobre todo como impulsora de la explosión de cajeros automáticos en todas las ciudades de Colombia. "Tuvimos que ir hasta China para modificar routers y hacerlos compatibles con la tecnología local. De ahí en adelante fue una labor de evangelización entre la banca", dice Gloria Niño, gerente general de Bismark.

Bismark es una empresa que hoy, con 22 personas en su equipo, vende más de $7.000 millones anuales y soporta la red más grande de cajeros móviles en un país latinoamericano (más de 800), además de ser la compañía que ha impulsado la masificación de los datáfonos inalámbricos. Son suyos los logros, pero en ellos se resume el potencial del negocio para las operadoras móviles y los desarrolladores nacionales.

"Con el tiempo hemos entendido la importancia de las soluciones inalámbricas y su utilidad para toda la cadena de valor en cualquier empresa que requiera de comunicaciones permanentes y seguras", dice Gloria Niño. "Del sector financiero, donde empezamos a trabajar, hemos aprendido la disciplina y el cumplimiento, lo que hemos llevado a otros sectores como el de la seguridad, la telemetría, las fuerzas de ventas -donde empezamos a recoger frutos-, y le hemos ofrecido una oferta a mejores costos que los de las redes tradicionales", asegura la empresaria.

En la actualidad, los bancos también pueden conectarse con sus cajeros de ocasión (para eventos) y tienen móviles que pueden poner a disposición, de acuerdo al éxito o no del servicio en un lugar, un lujo en otras épocas. "Lo que antes parecía imposible de lograr por los altos costos del enlace satelital, hoy está al alcance de más y más empresas, pues las redes móviles bajan los costos de comunicación y operación para su estrategia y nosotros hemos desarrollado la tecnología para aprovechar esas ventajas", explica Niño.

Estas 'oficinas de transacciones', al igual que los puntos de apuestas y loterías (como vía Baloto), pueden ser gestionadas, monitoreadas por seguridad y medidas en rendimiento a través de las redes móviles. "Implementamos aplicaciones y suministramos dispositivos para que se puedan conectar a la red móvil, lo que ha significado grandes bajas en los costos de operación, y el hecho de que puedan desplegar servicios sin pérdida, ya que pueden determinar si están siendo soliccitados o no, de acuerdo al tráfico de datos que se mide", explica.

La labor durante diez años de una empresa como Bismark muestra que en el país hay visionarios atentos al cambio de los tiempos y con las herramientas técnicas y comerciales para guiar al país hacia la siguiente era de las tecnologías de información y las telecomunicaciones (TIC). La banca nacional, y cada vez más compañías de otros sectores, han entendido que las compañías nacionales de TIC saben lo que hacen y tienen mucha calidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?