| 5/27/2009 12:00:00 AM

Plásticos

El plan estratégico del sector busca recuperar sus márgenes, explorar el uso de nuevas materias primas y llegar a mercados más atractivos.

Las empresas del sector plástico están en medio de un plan estratégico con el que buscan recuperar sus márgenes, explorar el uso de nuevas materias primas y llegar hasta mercados más atractivos. Este proyecto, que termina en 2011, las está ayudando a recuperarse de un año difícil.

Durante 2008, las compañías plásticas presentaron un descenso en sus márgenes como resultado de los fuertes incrementos en las materias primas, especialmente petróleo, en periodos muy cortos de tiempo. "Las empresas asumieron esas alzas con sus propios márgenes para no afectar aún más sus ventas", comenta un analista del sector.

A esto se sumó la caída en el precio del dólar, que si bien redujo el impacto del precio del petróleo, estimuló la importación de productos terminados y elevó el inventario de los productores locales. La desaceleración de la construcción y el menor consumo de bienes determinaron cierto retroceso en ventas y producción.

La mayor caída se presentó en compañías dedicadas a productos para sectores que redujeron su demanda, como el automotor y el textil. "También hubo sectores muy dinámicos que conservaron una alta demanda y que compensaron los ingresos, como los cosméticos y el agro", dice María del Pilar Noriega, directora técnica del Instituto de Capacitación e Investigación del Plástico y el Caucho (ICIPC). El sector creció 3% en 2008, mientras que el PIB de toda la industria cayó -2%.

Por lo pronto, el plan estratégico tiene tres ejes principales. El primero consiste en usar la energía de forma más eficiente y racional, con tecnologías avanzadas. "En este momento, el uso de energía equivale al 10% o el 15% de los costos asociados con los procesos, por lo que al disminuirlo logra mayor competitividad", dice Noriega.

A este se une la búsqueda de nuevas materias primas, especialmente biopolímeros de origen vegetal que reduzcan la dependencia del petróleo. Ante la necesidad de seguir usando derivados de este último, también contempla la creación de procesos más eficientes.

Según Noriega, el tercer eje estratégico es la innovación e invención de productos para mercados de nicho de alto valor agregado. Este comprende la creación de plásticos en los sectores médico, electrónico y automotor.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?