| 10/12/2004 12:00:00 AM

Plástico<BR>Vuelve la demanda

Tras 4 años de estancamiento, la industria de plásticos comenzó su reactivación y ofrece oportunidades claras en áreas como construcción y fabricación de envases y empaques.

En 4 años se volteó la torta. De una oferta que excedía ampliamente la demanda, el sector plástico mundial pasó a una demanda tan grande, que hoy hace ver escasa la oferta. Y todo porque la reactivación de la industria encontró un sistema productivo debilitado por el estancamiento del sector en los últimos años.

Las oportunidades de negocio son crecientes y apuntan en primera instancia a satisfacer la recuperación inercial de la demanda y, en segunda instancia, a atender aquellos sectores en los cuales el plástico se ha posicionado como un sustituto eficiente, funcional y económico de otros insumos tradicionales.

Esta última tendencia ha sido muy marcada en el mundo y favorece sobre todo la producción para los sectores automotor, eléctrico y electrónico, constructor y de alimentos y bebidas. El primero viene consumiendo más piezas plásticas de ingeniería, pues como reemplazo de algunos metales disminuye el peso de los vehículos y, en la misma proporción, su consumo de gasolina.

En cuanto a los productos eléctricos o electrónicos, los usos también son diversos. "En los televisores ya prácticamente todo es de plástico, que también se usa en lavadoras, secadoras, neveras, computadores y electrodomésticos, en general", afirma Carlos Alberto Garay, presidente de la Asociación Colombiana de Industrias Plásticas (Acoplásticos).

Sin embargo, ninguna de las dos tendencias anteriores ofrece a Colombia oportunidades de negocio tan claras, pues aparte de pertenecer a industrias en las cuales hay mucha importación, su fabricación local abastece un mercado interno demasiado pequeño como para garantizar los volúmenes de producción necesarios. Aunque, sin duda, la vocación exportadora del sector y su reconocido nivel tecnológico y de calidad abren la puerta para que fabricantes nacionales busquen cubrir las demandas de estos sectores en más países vecinos.



Mercado local

El buen momento que atraviesan los sectores de la construcción, alimentos y bebidas en el país ofrece la mayor oportunidad de negocio al de plásticos. "Con la recuperación de la demanda han subido de precio el PVC, clave para la construcción; el polietileno, para bolsas y envases; el polipropileno, para empaques y utensilios domésticos; el poliestireno, para empaques y desechables, y el pet, para botellas de gaseosas", comenta Andrés Mejía, gerente de exportaciones de Petco.

La creatividad y capacidad de innovación característica del sector ha permitido que el mercado demande desde marcos para ventanas, cielos rasos, pisos, paredes, muebles, interruptores y tuberías, hasta casas de materiales plásticos. "En esto, uno tiene que innovar mucho, pues se trata de buscar aplicaciones que puedan sustituir a las tradicionales. Ofrecemos, por ejemplo, materiales sintéticos que reemplazan a otros como la cerámica o la madera", agrega Andrés Mejía, de Petco.

En alimentos y bebidas, la oportunidad está en la fabricación de botellas de refrescos, jugos o gaseosas, y en las etiquetas que las envuelven. Además, en empaques -negocio en el cual participa gran cantidad de empresas-, el potencial es inmenso, pues mientras el mundo es más maduro en esa materia, Colombia ofrece aún bastante terreno por ganar. Con la ventaja de que las mejores condiciones del plástico para empaques y envases, en reemplazo del papel, cartón o vidrio, podrán seguir siendo potenciadas con la creatividad local, mediante alternativas de diseño y protección cada vez más atractivas. Ahí es donde los fabricantes nacionales vienen haciendo la diferencia y, por eso, sus exportaciones crecen. El 54% de la resina plástica producida en Colombia se destina a empaques y envases.

Y otro sector con gran potencial de crecimiento en el país es el agropecuario, pues "en la medida en que se tecnifique, requerirá mayor utilización de plástico", asegura Carlos Alberto Garay, de Acoplásticos.

Las propiedades de este material le dan tal versatilidad al negocio, pues sus productos y aplicaciones pueden ser requeridos en cualquier industria, y sus posibilidades de uso por tanto son ilimitadas. No en vano, este material es durable -no se pudre-, resistente, aislante térmico, liviano y muchas veces cuesta menos que otros insumos equivalentes.



Más oportunidades

Sin embargo, para incrementar sus ventas, las empresas fabricantes siempre han dependido en forma directa del momento que atraviesan los sectores que ellas proveen. Esta constante de la industria se convierte así en una debilidad natural que es necesario contrarrestar con productos más trasversales, que les permitan atender a más de un sector a la vez.

En ese sentido, varias de las más importantes compañías del sector trabajan en dos frentes en los cuales encuentran grandes oportunidades de negocio: la fabricación de estibas plásticas y el reciclaje. La primera busca, sustituyendo la madera, adelantarse a la condición que por razones ecológicas -reemplaza a los árboles- comienza a imponer el mercado europeo en sus actividades comerciales, y la segunda, mediante la industrialización adecuada de los residuos plásticos, trata de reutilizar eficientemente las resinas. "Son dos buenos negocios, tienen grandes ventajas y van con las tendencias del mundo", comenta un empresario del sector.

El consumo per cápita de plástico en Colombia sigue siendo bajo (14 kg/hab) y la inversión en el desarrollo de tecnología, nulo. Además, el 50% de lo utilizado en el país es importado. Es el momento para dar rienda suelta a la creatividad e innovar con más usos locales que incentiven el consumo por habitante, reemplacen importaciones de artículos plásticos elaborados y capitalicen la buena fama que tiene esta industria en la región.

El reto es consolidar la cadena, pues la materia prima importada eleva los costos, aunque los empresarios del sector esperan que el TLC los abarate.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?