| 6/8/2006 12:00:00 AM

Petróleo y gas

El sector de hidrocarburos va a toda máquina. La inversión extranjera y la búsqueda de nuevos yacimientos de petróleo marcan el ritmo del sector.

Colombia logró en 2005 escapar de lo que parece ser su inevitable destino y alargar los años de autosuficiencia energética. Desde hace tiempo se viene repitiendo que el petróleo del país se acaba y que Colombia pasará de ser un exportador de crudo a un importador de "oro negro". Pero el gobierno ha abierto las puertas a una ofensiva exploratoria en búsqueda de nuevos yacimientos. "El año pasado consolidamos nuestra estrategia para mantener la autosuficiencia", explica Armando Zamora, director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH). Así, la fecha en que Colombia tendría que comenzar a importar crudo se aplazó de 2008 a 2012. Con nuevas inversiones y mejores tecnologías, Ecopetrol consiguió en 2005 aumentar su producción directa hasta 138.000 barriles diarios, lo que supone una escalada del 12% con respecto a 2004.

"Estamos viendo los primeros resultados de las iniciativas del gobierno", señala Zamora. Desde hace ya casi tres años, el país ha intentado impulsar la inversión extranjera desbaratando las regulaciones y permitiendo que multinacionales entren en el país sin tener que asociarse con Ecopetrol. En 2005, los resultados comenzaron a cristalizarse: la exploración se ha transformado en la piedra de toque de la industria petrolera en el país.

Ecopetrol ha entrado de lleno en la carrera por encontrar nuevos yacimientos. En 2005, la petrolera estatal desarrolló 9 exploraciones de pozos. En 2004 realizó un único proyecto de exploración y en 2003 tres. Según datos del departamento de investigaciones de Bancolombia, el presupuesto de inversiones de Ecopetrol en 2006 es de US$1.401 millones. Esa cifra supone un aumento del 55% con respecto a 2005 y duplica el presupuesto ejecutado entre 2000 y 2004. La parte del león de esas inversiones se las llevarán las actividades de exploración y producción al acaparar el 78% (US$339 millones serán para exploración y US$675 millones para producción de crudo pesado). El 18% será para refinación, el 5% para transporte y el resto para proyectos tecnológicos y corporativos.

Ecopetrol obtuvo en 2005 utilidades por $3,25 billones, lo que representa una subida del 54% con respecto al año anterior. En 2005, las exportaciones de petróleo ascendieron a US$5.559 millones, equivalentes al 26% de las exportaciones totales del país. El petróleo, por medio de Ecopetrol, sigue siendo el primer generador de ingresos fiscales para el Ministerio de Hacienda.

Pero además de Ecopetrol, en el país hay un ejército de empresas extranjeras explorando y buscando petróleo. Pequeñas y medianas empresas de India, China, Rusia y Canadá compiten con multinacionales como Exxon, ChevronTexaco, Occidental y Petrobras.

Estas empresas extranjeras ya están dejando huella en el sector. Lo que parecía una caída en picada de la producción total se frenó en 2005 al reducirse en 0,37% y llegar a 526.000 barriles diarios. El objetivo para 2006 es no bajar a menos de 519.000 barriles. Y la inversión en el sector petrolero se encuentra al rojo vivo: ascendió a US$1.237 millones y se firmaron un total de 35 nuevos contratos y se perforó el mismo número de pozos. La ANH espera que en 2006 la cifra de inversión supere los US$1.500 millones y se firmen 32 contratos de exploración. Según datos de Bancolombia, desde hace ya 15 años que no veía tanta actividad en el sector petrolero en el país.

La agitación que vive la industria petrolera tanto en el mercado nacional como en el internacional ha llegado a un punto en el que es cada vez más difícil incluso conseguir los expertos y la maquinaria necesarios para realizar los proyectos de exploración. Los taladros que se utilizan en estos proyectos, por ejemplo, son cada vez más difíciles de obtener. Como dice el Dirceu Abrahão, gerente general para Colombia de Petrobras, "el mercado está muy caliente", lo que ha retrasado algunos proyectos. Incluso así, Petrobras, que se ha erigido en poco tiempo en uno de los principales exploradores en el país, le apuesta a Colombia. Las nuevas inversiones y proyectos se concentran en la región del Caribe. "Las perspectivas en esa zona son excelentes", avisa Abrahão. Pero el proceso es lento y según el mismo gobierno no se sabrá hasta dentro de 5 y 10 años si realmente hay petróleo en esa zona.

Un imán para la inversión

La inversión de las petroleras extranjeras en Colombia se ha beneficiado, en buena parte, por la inestabilidad que enfrentan en el resto de la región latinoamericana. Mientras países vecinos como Venezuela, Ecuador y Bolivia han cambiado recientemente las leyes para que sus gobiernos controlen una mayor parte del negocio petrolero, "en Colombia, las multinacionales son bienvenidas", señala Camilo Durán, presidente de ExxonMobil. "La seguridad jurídica y unas reglas estables del juego desembocarán en mayores inversiones por parte de las empresas extranjeras", sostiene.

Ecopetrol, por su parte, contempla entre sus planes estratégicos desde hace tiempo transformarse en un jugador regional y expandir sus operaciones más allá de las fronteras colombianas. La compañía maneja de manera cuidadosa viarias opciones de inversión. Paradójicamente, Ecopetrol podría dar uno de sus primeros pasos en el extranjero al salir beneficiada por la reciente decisión del gobierno de Ecuador sobre un contrato de explotación de la multinacional Occidental. Ecopetrol está entre un puñado de empresas como la estatal mexicana Pemex y la venezolana PDVSA para explotar un bloque que produce 99.000 barriles diarios de crudo.

El cierre de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos supone un nuevo atractivo para la inversión extranjera. Estados Unidos es el principal proveedor de insumos, equipos y materiales usados en la refinación y solo en 2005 se realizaron compras por valor de US$45 millones que estaban sujetos a los cupos fiscales. Frente a Estados Unidos 640 partidas tienen desgravación inmediata, de las 796 existentes en el sector. ?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?