| 6/10/2005 12:00:00 AM

Petróleo y gas

Las reservas de petróleo en Colombia vienen en descenso. El reto es atraer inversión para explorar.

En 1999, Colombia alcanzó su mayor producción de petróleo, al obtener 815.538 barriles por día. Hoy, las reservas y la producción vienen en descenso. Mientras las reservas hace 6 años se ubicaban en cerca de 2.300 millones de barriles, el año anterior cayeron a 1.400 millones y en el primer trimestre de este año, la producción apenas alcanzó 522.000 barriles diarios.

De no encontrar nuevas reservas, Colombia perdería su autosuficiencia petrolera a finales de esta década y en unos 2 años empezaría a comprar crudo a las multinacionales que operan en el país a precios internacionales, que hoy bordean los US$50 por barril y que, según analistas, se mantendrán en esos niveles al menos hasta 2008.

En ese contexto, el gobierno está desarrollando una estrategia que se inició hace dos años con el cambio del escenario petrolero en regalías, la escisión de Ecopetrol y la creación de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y un contrato más atractivo para los inversionistas extranjeros. Esta estrategia se complementa con dos objetivos: uno, diferir el momento en que se perdería la autosuficiencia, mediante la incorporación de nuevos barriles en la producción con la extensión de los contratos de asociación para que se mantengan las inversiones y se extraigan las reservas probadas. En este punto, una alternativa de inversión en el mediano plazo es la extracción de crudos pesados. Además, se busca entregar en subasta los pozos que ya revirtieron al Estado. Y dos, atraer la inversión para exploración. En la búsqueda de recursos, se creó un fondo de capital de riesgo cuya meta es reunir US$100 millones.

Según la ANH, el gobierno de Colombia invertirá unos US$1.200 millones durante los próximos 15 años en proyectos de exploración y producción de petróleo, con inversiones anuales por US$80 millones. La meta es que Colombia en estos 3 lustros, firme al menos 30 contratos por año para la exploración y producción de hidrocarburos. A su vez, Ecopetrol avanza en la búsqueda de nuevas reservas. Primero, en su interés de comprar reservas probadas en Ecuador, y segundo, en alianzas estratégicas con empresas internacionales.

El 70% del territorio colombiano es inexplorado, por lo cual a las zonas tradicionales en exploración -Putumayo, valle del Magdalena, piedemonte llanero y la Guajira- se desea sumar otras, como el Pacífico, el mar Caribe, Córdoba y Bolívar.

Frente al tema del gas, el gobierno avanza en la venta de Ecogas, que costaría entre $700.000 y $900.000 millones, y en el proyecto del gasoducto entre Colombia y Venezuela. Asimismo, al igual que en el petróleo, todavía hay terrenos para actuar: de las 18 cuencas por explotar, en la actualidad solo se está actuando en siete.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?