| 5/25/2007 12:00:00 AM

Pastas y pan

Debido a la tendencia mundial por mantenerse en forma, el sector de molinería no tiene altas expectativas de crecimiento.

La principal materia prima en la molinería es el trigo, el cual proviene en casi un 99% de mercados internacionales como Argentina, Canadá y Estados Unidos. "En el resto de la cadena los derivados del trigo son en su mayoría producción nacional" afirma Jaime Jiménez Villarraga, director de la Cámara de Fedemol, de la Andi. Esta producción nacional permite dinamizar otros sectores de la industria de alimentos por la necesidad de insumos como azúcar, margarinas, sal y huevos para la producción de panadería, pastas y galletas.

Aunque hubo un crecimiento considerable en el consumo per capita en 2006 con respecto al año anterior, la rentabilidad no tuvo un crecimiento proporcional debido al alto costo del trigo. Así mismo, estas cifras de crecimiento no son significativas para el sector, puesto que tan solo llegan a alcanzar comportamientos de años pasados. Por ejemplo, el consumo per capita de pan es de tan solo 21.8 kilos para 2006 mientras que en 2003 era del 22.2 kilos.

Se pretende dinamizar el sector vinculando a los derivados del trigo a las corrientes de alimentación sana y precios bajos en comparación con otras fuentes de proteína y energía, comenta Jiménez. La fórmula para aumentar el consumo será capacitando a los panaderos y mejorando las comunicaciones de los beneficios del trigo y sus derivados al consumidor final y a los nutricionistas. .


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?