| 5/25/2007 12:00:00 AM

Palma y aceites

Empresas pujantes y dinámicas participan en la cadena de las semillas oleaginosas, del aceite de palma y la producción de grasas y aceites, que funciona principalmente en tres fases: cultivos, extracción y refinación.

Dos caras de una misma moneda. O mejor dicho, del precio internacional del aceite que viene rondando entre los US$ 400 y US$ 600 la tonelada en los mercados internacionales, con una tendencia alcista debido al aumento en la demanda por las expectativas de un mayor consumo por biodiesel. Para los palmicultores estos precios históricamente altos son la oportunidad de salir a flote en un ambiente de fuerte revaluación. Aunque la revaluación afecta a los sectores exportadores, este efecto se ha compensado, en el caso de los palmicultores, por los altos precios del aceite, explica Jens Mesa, presidente ejecutivo de Fedepalma. Por otra parte, estos precios significan menos rentabilidad para los productores de grasas y aceites. Felipe Osorio, presidente de Alianza Team, argumenta que "los precios de las materias primas son el principal componente del costo del sector. La fuerte demanda de aceites vegetales de la China, India y la industria del biodiesel presionando los precios al alza han afectado nuestra rentabilidad".

Esta pugna normal entre compradores y vendedores determina la coyuntura actual del mercado del aceite de palma y las grasas en el país. Ambos, sectores que aportan dinamismo a la economía nacional. En esta edición especial de las 5.000 empresas presentamos una ruta de navegación que incluye cultivo, refinación y extracción, para que usted entienda la ubicación geográfica y empresarial de las compañías que empujan esta cadena de las oleaginosas.

Amenazas de la palma

Salubridad: Esta vez la PC, Pudrición de Cogollo, atacó las palmas de Tumaco. Según explica Jens Mesa, en el pasado esta enfermedad se había presentado en los Llanos, y a diferencia de las distintas experiencias en América Latina en esta zona oriental la PC no fue letal para las plantas y se aprendió a convivir con el problema. Ahora en la zona occidental se tiene la experiencia valiosa del pasado pero la angustia de que esta vez si sea letal. Para esto Cenipalma desarrolló una variedad de semilla híbrido entre africana y americana más resistente.

Orden público: Las recientes publicaciones de palmeras en el Urabá antioqueño, por trato indebido con los pobladores de estas zonas, afectan la imagen del sector. Sin embargo, esta zona puede llegar a tener cerca de 3.000 hectáreas por lo que en realidad representa una proporción mínima de la industria.


Palma con visión ambiental

Otra iniciativa es el Proyecto Sombrilla MDL en el que 32 de las plantas extractoras del país van a crear la tecnología mediante una especie de invernaderos para capturar gas metano del ambiente. De allí se puede generar energía y también entrar al mercado de certificados de emisones en el marco del Protocolo de Kyoto. Se espera comercializar 700.000 certificados por año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?