| 11/1/1995 12:00:00 AM

Palanca para el desarrollo

Asociación Colombiana del Petróleo

La industria petrolera se ha convertido tal vez en el sector de mayor importancia para el desarrollo económico del país en el corto y mediano plazo. Los resultados de este año han sido satisfactorios en cuanto se han podido adelantar, dentro del cronograma establecido, los proyectos del pie de monte llanero, han crecido las perspectivas sobre nuevos descubrimientos, y el país ha adquirido una clara conciencia sobre la necesidad de recuperar la competitividad para atraer nuevas inversiones petroleras que garanticen, al menos, el autoabastecimiento de hidrocarburos.

En el plan de desarrollo la industria petrolera tiene un papel de primer orden. El gobierno nacional espera que en el período 1995-98 la economía total tenga un crecimiento del 5,7% anual en promedio, cifra que está basada en gran medida en las inversiones en infraestructura, cuyo monto se calcula en US$14.300 millones. De esta cifra, el sector petrolero deberá aportar US$8.500 millones, de los cuales US$5.500 millones provendrían de la industria privada.

stas ambiciosas metas hacen referencia a inversiones en exploración (19%), producción (37%), transporte/almacenamiento (25%),

distribución (1%) y refinación/petroquímica (18%). Sin embargo, para lograr estos objetivos existen algunos interrogantes que deben despejarse.

En primer lugar, debemos señalar que en materia exploratoria el país está lejos de ser competitivo para atraer el nivel de inversiones que se requiere. En efecto, en el Salto Social se espera que se perforen 40 pozos exploratorios anuales y todo indica que no se llegará a esta meta en el presente año. Por el contrario, la actividad exploratoria ha presentado un ritmo decreciente en los últimos años:

En el proyecto de reforma tributaria que cursa en el Congreso, la situación no cambia sustancialmente ya que, al paso que se elimina el impuesto de guerra para los nuevos descubrimientos, lo cual es positivo, para los actuales campos en producción casi que se duplica la tarifa, al eliminarse la deducibilidad del mismo en el impuesto a la renta (doble tributación).

Asimismo, aun para contratos vigentes, en este proyecto tributario se cambia el sistema para efectuar la amortización de las inversiones petroleras y mineras, generando altos costos no tenidos en cuenta al momento de iniciarse los proyectos.

La industria tiene certeza de que el Congreso de la República hará un análisis juicioso, teniendo presente que el país sacaría un gran provecho de nuevas inversiones petroleras, utilizándolas como palanca de desarrollo y fuente importante de ingresos fiscales.

De otra parte, con respecto al plan de masificación del gas natural, cuya meta es suministrar este combustible a 2,1 millones de usuarios, el sector privado continua pendiente de la expedición completa del marco regulatorio del sector.

Desde hace tres años se estaban esperando estas reglas del juego y desde principios del presente año se han expedido algunas normas confusas, que además han establecido limitaciones inconvenientes. Así, por ejemplo, se diseñaron nuevas reglas para la determinación de los precios del gas, en forma tal que los precios resultantes serán altos, perdiendo este combustible competitividad para abrirse paso en un mercado en formación. Con respecto al acceso de inversionistas, se le establecen limitaciones a las empresas productoras, que son los inversionistas potenciales más importantes.

Estos interrogantes y limitaciones también se aplican al plan de expansión del sector eléctrico, en lo correspondiente al parque de generación térmica, que es pieza fundamental para disminuir la alta dependencia en la generación hidroeléctrica.

Así las cosas, las expectativas son muy altas y las tareas por adelantar de la mayor importancia. La industria privada tiene gran confianza en la apertura de nuevas oportunidades de inversión en Colombia, ya que cada vez son más las manifestaciones de sectores importantes de la opinión pública, el gobierno y el Congreso, acerca de la necesidad y conveniencia de involucrar en mayor medida los capitales privados petroleros en el crecimiento de la economía nacional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?