| 1/22/2010 12:00:00 AM

Ojo a la inflación

Las bajas tasas de interés hacen que los papeles de rentabilidad definida sean poco apetitosos en un año de reactivación económica.

El Banco de la República redujo la tasa de interés de intervención en 600 puntos básicos en 2009, al pasar esta de 9,5% a 3,5%, el nivel más bajo de la historia. La reducción se hizo extensiva al resto de tasas de la economía.

La situación de los papeles de renta fija es similar en el mundo entero, en la medida en que las tasas están bajas en todos los países. De hecho, para quienes tienen papeles de renta fija emitidos el año pasado, con bajos rendimientos y a largo plazo, el mejor consejo es irlos liquidando, a menos que estén atados a la inflación y además tengan un buen cupón.

Arnoldo Casas, director de investigaciones económicas de Profesionales de Bolsa, es enfático al afirmar: "Este no es un buen año para invertir en renta fija porque no será posible obtener ganancias vía tasas de interés. En los papeles con vencimientos de corto y mediano plazo no se pierde dinero, pero no se hacen grandes ganancias".

De hecho, los principales actores del mercado ya han salido a negociar sus inversiones en renta fija, como es el caso de las entidades bancarias, que obtuvieron importantes valorizaciones de este tipo de activos durante 2009, o los inversionistas corporativos y particulares que buscan liquidez para la volatilidad que se generará por el ruido electoral del primer semestre.

En este mismo sentido se expresa Daniel Niño, director de investigaciones económicas y estrategias del Grupo Bancolombia: "los precios de los TES se han ajustado a los rendimientos de los Yankees, es decir, se han ajustado al diferencial de tasas de interés internas y externas compatibles con la política económica. A comienzos de 2009, los TES estaban muy caros; a finales del año estaban menos caros, pero el mencionado valor relativo de la deuda pública limita cualquier rally de la renta fija local".

Por lo tanto, frente a otras alternativas de inversión que se mostrarán muy atractivas a lo largo de este año, la renta fija local e internacional tiene poco atractivo, especialmente la que tiene alta calificación y bajo rendimiento, como es el caso de los bonos soberanos de Estados Unidos.

El panorama de la renta fija local, en síntesis, carece de factores que favorezcan nuevas valorizaciones, principalmente en el primer semestre del año. Para el segundo semestre, sin embargo, podrían resultar interesantes algunas inversiones indexadas a la inflación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?