| 3/14/2008 12:00:00 AM

Nueva vida para el séptimo arte

Imagen Invisible es una fuente inagotable de ideas para usos innovadores de la telefonía móvil y los aparatos convergentes.

Sofía Suárez es la dueña de un discurso absolutamente cautivador sobre usos creativos de las tecnologías convergentes. Su compañía Imagen Invisible, con sede en Cali, realiza cada año el Mobilityfest, uno de los cuatro o cinco festivales mundiales de cine para celulares. Se trata de un enfoque prometedor en el arte cinematográfico, que es abrazado por una corriente cada vez mayor de realizadores profesionales, apasionados por las nuevas tecnologías. En el portal de Imagen Invisible están disponibles actualmente 150 películas, entre profesionales y amateurs, filmadas con teléfonos que tienen cámara incorporada. Son relatos de un minuto de duración, con una estética propia y una lógica discursiva nueva, diferente a la que se utiliza para contar historias en el cine convencional de 35 milímetros.

Tal vez ese será el cine del futuro, cuando ya nadie disponga de noventa minutos para sentarse en una sala oscura y fría. Sofía Suárez y un grupo pequeño de realizadores han puesto a Colombia en la vanguardia internacional de la exploración estética en las artes visuales, utilizando tecnologías de hoy, multimediales y móviles, inalámbricas y ubicuas, como la telefonía celular.

El reconocimiento académico que ha recibido esta corriente es grande. El Ministerio de Cultura la invitó a hacer parte de una tarea titánica relacionada con la revitalización del cine colombiano. Su festival en línea gana cada vez mayor audiencia. Y aunque todavía no se pasa a la fase de negocio, necesaria para garantizar la sostenibilidad del movimiento, Sofía es conciente de que tiene en sus manos una mina de oro. "Hay un potencial de negocio muy grande aquí", reconoce. "Podríamos convertirnos en una especie de Youtube latinoamericano, especializado en micromovies, o podríamos trabajar en el desarrollo de aplicaciones de redes sociales que generen vínculos entre los realizadores y los usuarios", agrega.

El Mobilityfest comienza apenas a despertar el interés de la industria de la movilidad en Colombia, con Movistar como patrocinador. Los operadores quieren aplicar en este escenario el clásico modelo de facturación por descargas de películas y ganancias compartidas, un esquema que no ha resultado suficientemente estimulante para los realizadores, pero que es por lo pronto el único modelo conocido y viable. Comunicadora social de la Universidad del Valle y graduada en Comunicación Visual de la Escuela de Artes de Hamburgo, Sofía Suárez está por ahora más preocupada en el arte que en los negocios. "Para mí es un proyecto de exploración desde las artes visuales, no un proyecto económico. No disfruto siendo vendedora, disfruto inventando cosas", dice. Lo interesante es que su proyecto, además de revolucionario en el ámbito de las nuevas narrativas, tiene un evidente y enorme potencial de negocio porque está basado en las nuevas tecnologías de los tiempos de la convergencia. Cuando se popularicen nuevos usos del celular —o del aparato que sea que se imponga en el futuro— Imagen Invisible será el primer emprendimiento colombiano asentado en ese nuevo mundo.

Imagen Invisible ha realizado otras exploraciones en el segmento de mensajes de texto, con campañas como el envío de mensajes para los secuestrados, realizado el 23 de diciembre pasado. Centenares de personas que caminaban por las calles de Cali enviaron los suyos que la cadena radial Caracol transmitió al aire. Próximamente realizarán en Manizales un ejercicio de recuperación de identidad local a través de las llamadas "Mov Flash" o movilizaciones de personas convocadas mediante mensajes de texto, con las que se continúa esta exploración de las posibilidades que ofrecen los contenidos digitales sobre terminales telefónicos. Se trata de usos diferentes a simplemente hablar, para un dispositivo que está en el bolsillo del 80% de los colombianos. La potencia de estas ideas salta a la vista.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?