| 1/21/2005 12:00:00 AM

Notas estructuradas<br>Garantice el capital

Estas inversiones permiten entrar en mercados riesgosos de buenos rendimientos sin exponerse.

Adiós a los CDT. Las notas estructuradas traen al país algo de la modernidad financiera de los mercados internacionales. Se trata de un producto parecido a un bono con un rendimiento mínimo garantizado, pero que permite al tenedor beneficiarse de los aumentos en los precios de las acciones o de otros activos, sin arriesgar el capital invertido.

Para que esta extraña pirueta sea posible, se empaquetan las acciones o las monedas con opciones, forwards y otros instrumentos financieros complejos para obtener un papel que se comporta casi como un CDT. También pueden estar atados a tasas de interés, créditos, commodities u otro activo.



Qué hay

Casi todos los bancos internacionales que operan en el país y algunos corredores de bolsa ofrecen notas estructuradas a sus clientes.

Las más vendidas hoy son las atadas a acciones. Tienen montos mínimos de inversión entre US$10.000 y US$100.000 y están ligadas a grupos de acciones o a índices como el S&P 500 o el Nikkei.

Las notas ofrecen un rendimiento mayor, cuando el precio de las acciones sobrepasa un nivel establecido. Así, el capital recibe un interés garantizado parecido al de una cuenta de ahorros, pero si suben las acciones por encima de un parámetro, el inversionista recibe al vencimiento un porcentaje del aumento. Así, un inversionista conservador puede participar en las ganancias de las bolsas mundiales, sin correr el riesgo de perder el capital y sin pagar las cuotas de manejo de un fondo de valores. El año pasado, las notas atadas a las acciones ganaron entre 7% y 8% anual en dólares y se espera que este año mantengan el atractivo para los nacionales.



Las colombianas

Corfinsura emitió el 6 de diciembre un título en pesos, que paga al inversionista una rentabilidad fija y un rendimiento adicional ligado al comportamiento del dólar. Con ese producto, dice el banco paisa, el inversionista nunca expone el capital.

El título a dos años paga 3% anual en cupones trimestrales, y al vencimiento entrega el capital, el último cupón y la rentabilidad que generó el movimiento del dólar. El inversionista puede escoger entre dos tipos de notas. Una que gana cuando el peso se devalúa frente al dólar y otra que gana cuando se revalúa. Los títulos 'revaluacionistas' entregan el 90% de la revaluación de los dos años, mientras que los 'devaluacionistas' entregan el 65% de la devaluación del bienio. Este instrumento está conformado por un CDT de Corfinsura y operaciones con dólares a futuro (el subyacente, en la jerga financiera). Estas notas sirven además para cubrirse contra fluctuaciones en el tipo de cambio.

Varias entidades colombianas ofrecen notas parecidas a un yankee, con menor rendimiento garantizado, pero que ganan con los aumentos de las bolsas internacionales. Otras, atadas al crédito, tienen una tasa variable (Libor para aprovechar una subida de tasas de interés) y aumentan su retorno, si Colombia no incumple los pagos de su deuda. Estas notas tienen un yankee y un credit default swap como subyacente, explican en Serfinco. Correval ofrece un portafolio que funciona como una nota estructurada, porque garantiza el capital y gana con los aumentos de precios de las acciones en la Bolsa colombiana. Desde agosto, este portafolio ha rentado 40% para sus inversionistas.

La lista de estructuras no para allí. Hay notas atadas a TES y también hay pólizas de seguro con rendimientos que provienen de notas estructuradas. Sin embargo, aunque las notas estructuradas parezcan ser títulos de renta fija, se conforman con instrumentos complejos como opciones, swaps o forwards y, por eso, sus riesgos no son necesariamente obvios. Por eso, el inversionista debe tratar de entender los costos, los flujos de caja y los riesgos del producto antes de comprar.



Glosario

Para hablar de notas estructuradas

Forward: es un contrato de comprar o vender un activo en una fecha futura.

Opciones: son un contrato que le da al tenedor el derecho de comprar (o vender) un activo financiero en el futuro.

Subyacente: son los activos financieros que se combinan para conformar la nota estructurada.

Yankees: en Colombia, bonos emitidos por la Nación en el mercado de Estados Unidos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?