| 12/7/2007 12:00:00 AM

Nestlé Purina Petcare. Acoplamiento perfecto

Un puñado de 122 trabajadores logró en muy poco tiempo sentar las bases de las relaciones laborales que han servido para mantener el liderazgo de la compañía y mejorar sus vidas.

Nació en 2002, cuando Nestlé adquirió Purina. Y, pese a que sus trabajadores tienen los mismos privilegios laborales de su casa matriz, estos marcaron una importante diferencia por la manera dinámica como estructuraron y pusieron en marcha los principios que de ahí en adelante iban a regir las relaciones laborales de la nueva compañía.
 
De tal manera nacieron los 'impulsos culturales', como se denominó desde un principio a este 'gana-gana'. Con base en ellos hay que cumplir con lo que se promete, hay que generar confianza y darle prioridad al trabajo en equipo, antes que a los protagonismos personales. Hay que basarse en hechos y no en subjetividades, y las habilidades individuales son las que deben impulsar el beneficio común.
 
A esto se sumó una comunicación clara y honesta entre los 'líderes', lo que dinamizó el negocio y el logro de los objetivos. "Buscamos resultados de los cuales nos podamos sentir orgullos, nuestros compañeros, los accionistas y, principalmente, nuestras familias". Esa es la filosofía que según el gerente de Nestlé Purina Pectcare, Sergio Quiroz, los mantiene a todos unidos, y a la compañía en el liderazgo del mercado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?