Negocios en la nueva e-conomía

| 11/5/1999 12:00:00 AM

Negocios en la nueva e-conomía

Colombia entró en forma en la ruta de la nueva economía. Los próximos años serán críticos para revisar los modelos de negocio y aprovechar las oportunidades.

Antes de que en agosto pasado se cerrara el negocio en el que Yupi.com compró el portal local Bogota.com, a nadie se le ocurría en Colombia que la locura de valorización y creación de riqueza que se ha dado en Estados Unidos con las firmas de internet fuera posible aquí y en medio de la peor coyuntura económica de la historia de este país.



Pero el negocio se dio y se convirtió en un campanazo de alerta para todos los emprendedores de internet. Ahora no cabe duda de que Colombia también tiene enormes perspectivas de creación de riqueza en el mediano y largo plazo en el mundo de la tecnología de la red. Lo de Yupi no fue el único hito en el proceso. Una idea de Augusto Márquez, presidente de TV Cable, en la que se invirtieron no más de $600 millones desde 1996, es hoy un generador de valor que ni el mismo fundador se imaginó: se estima que la operación de Bogota.com alcanzó los US$6 millones, cifra que se pagó en acciones y en efectivo.



En realidad, el 99 ha sido un año sin precedentes para los nuevos negocios de tecnología. Hace muy poco el fondo de capital de riesgo Mercuriu's, apoyado directamente por el ex presidente del Grupo Empresarial Bavaria Augusto López, compró una pequeña empresa de dos estudiantes paisas por $600 millones (Get-a-plus.com), y el fondo tendría disponibles unos $30.000 millones para nuevas empresas basadas en tecnología.



La llamada nueva E-conomía ya está inundando el mercado colombiano. Sin importar las crisis ni las dificultades políticas y sociales, el proceso va a la alucinante velocidad de internet. Fusionlatina.com es otra empresa de colombianos que consiguió capital de riesgo en Nueva York, el mismo Yupi.com tiene entre sus inversionistas a colombianos y el centro de producción y agregación de contenido está en Pereira, tiene socios internacionales como Sony y la firma ya se prepara para una IPO (Initial Public Offering) para recoger capital en los centros bursátiles de Estados Unidos.



Laciudad.com, proyecto de Telecomunicaciones Semana, también busca convertirse en la competencia de StarMedia y Yupi en América Latina. Recientemente realizó una alianza estratégica con la Casa Editorial El Tiempo, que queda con el 51% del nuevo negocio, Telecomunicaciones Semana con el 34% y El Colombiano de Medellín con el 15%. El proyecto tiene las mismas aspiraciones de cualquier entrepreneur gringo: conseguir venture capital en la alta California, aliarse con jugadores locales en varios países de Suramérica e incluso hacer una IPO en un futuro cercano.



Los emprendedores de internet son muchos: se estima que cada tres horas, aparece un nuevo proyecto en el mundo. Colombia no se aparta de la tendencia. En el país cada semana surge una idea de la nueva E-conomía. Aunque solo el 10% tiene éxito, esto demuestra que ya estamos en la mitad de un modelo completamente diferente. Esta dinámica de creatividad empresarial conlleva un replanteamiento cultural y social, pero también un nuevo modelo de creación de riqueza: "la nueva E-conomía". Estas semanas han aparecido nuevas ideas en Colombia como el grupo de jóvenes visionarios de Calle22.com, otro proyecto que pretende acudir al modelo de comunidad virtual que le da a la gente la posibilidad de interactuar con otras personas y opinar sobre los temas más diversos. Carlos Valencia, uno de sus fundadores y director, aspira a recuperar los casi US$200.000 de inversión de arranque en dos años y sueña con venture capital y una IPO.



La e-conomía resulta de la explosión del conocimiento y de la revolución de la información.



Un nuevo modelo



En la nueva E-conomía, los valores gerenciales y empresariales cambian. Imperan la velocidad, el conocimiento y la incertidumbre sobre ventajas competitivas: las estrategias se diluyen muy rápidamente y no hay tiempo para largos procesos de planeación estratégica. "En este negocio gana el que imponga las reglas del juego", dice Mauricio Alvarez de Yupi.



Hasta la noción tradicional de valor y de recuperación de inversión en horizontes de cinco o diez años cambia. Las empresas más exitosas de la red como Yahoo!, Ebay o Amazon tienen valores de mercado superiores a los de las grandes corporaciones tradicionales de Estados Unidos que construyeron su valorización bursátil a lo largo de décadas. America On Line (AOL) tiene un valor de US$140.000 millones, casi tres veces más que General Motors (GM).



Riqueza en auge



Pero los casos más nombrados, como StarMedia y Yupi, son solo una pequeña parte del nuevo negocio. Detrás de la red y de las páginas web hay en realidad al menos seis sectores de negocios todos ellos con enormes posibilidades de crecimiento, sobre todo en países como Colombia, cuya infraestructura de telecomunicaciones tiene un gran potencial de desarrollo.



Estos son las grandes empresas de redes y telecomunicaciones que se especializan en la red básica, que en lenguaje técnico se denomina backbone, los proveedores de acceso a internet (ISP), los que dan hosting y consultoría, las empresas de aplicaciones (software) y las de computadores, los proveedores de contenido y las empresas de e-commerce.



Pero esta lista podría quedarse corta. Con la famosa convergencia de tecnologías, en realidad hay muchas más oportunidades e industrias de la "vieja economía" que están encontrando en la red una inagotable fuente de riqueza. La televisión muy pronto será un canal más para acceder a internet, la radio seguramente se transmitirá por la red, el negocio del retail se traslada a pasos acelerados al medio electrónico.

La red tiene la magnitud de una revolución industrial que remueve todas las estructuras y paradigmas que soportan el mundo de los negocios.



La llegada de internet a Colombia está tomando la velocidad con que se mueve en Estados Unidos. Hace dos años no se hablaba en Colombia de portales, e-commerce, comunidades o jóvenes de menos de 30 años con el potencial de hacerse millonarios en pocos meses en negocios de tecnología.



Hoy, el tema está en el orden del día. Colombia tiene uno de los mercados más atractivos para la nueva E-conomía en América Latina después de Brasil y Argentina. Además de otras ventajas, Colombia ofrece las mejores oportunidades de crecimiento y el mejor talento de todo el Pacto Andino y el Caribe.



De acuerdo con estimaciones de Internacional Data Corporation (IDC), Colombia puede tener no menos del 20% de los usuarios de toda Latinoamérica y se cree que su crecimiento será 5% o 10% superior al promedio. Así, los actuales 1,2 millones de usuarios de internet en Colombia en cinco años se multiplicarán por cinco.



El boom de riqueza de la nueva E-conomía también está dando sus primeros pasos en Colombia. Con las transacciones recientes de Bogota.com o las de los dos muchachos de Get-a-plus.com, que recibieron capital de riesgo, seguramente empezará una época de grandes oportunidades para los colombianos con ideas ganadoras, con tecnologías de punta y espíritu emprendedor. Como el juego es de largo plazo, ya se puede incluso empezar a hablar del valor creado en los últimos años con los negocios y las oportunidades que ya se han generado en virtud de la red.



Las transacciones de comercio electrónico en el país llegarán a US$22,4 millones en 1999 de acuerdo con la IDC y para el 2003 la cifra estaría rondando los US$500 millones. Si a estas cifras se suman el potencial de creación de riqueza de las empresas de backbone, los ISP, las nuevas firmas de consultoría, los portales y los proveedores de contenido, en el país ya se creó una riqueza de al menos US$1.000 millones, lo que equivaldría al 1,4% del PIB actual y esto en menos de cinco años. Esa sorprendente cifra solo fue posible gracias a las oportunidades del nuevo modelo. No obstante, gran parte de esa riqueza no es nueva. Lo cierto es que la red está destruyendo el modelo de negocio de varias empresas tradicionales. En muchos casos se dará un marchitamiento de los modelos de negocio (destrucción de valor) y el surgimiento de unos nuevos.



Hay ciertos negocios levemente amenazados por la web y otros a los que simplemente les dio un giro de 180 grados. En algunas industrias, como el transporte, los servicios del gobierno y las empresas fabricantes de bienes de consumo masivo, el impacto se dará en la manera como se llega al cliente; pero, en otras, internet cambia el negocio y lo reestructura totalmente como en el caso de los medios de comunicación, la publicidad, las agencias de viajes, el entretenimiento y los negocios de suerte y azar.



Negocios y tendencias



El primer gran cambio que impone internet es la velocidad. Otras tecnologías tomaron décadas para llegar a los mercados. La telefonía demoró 38 años para que 10 millones de familias tuvieran acceso, la televisión por cable tomó 25 años y los PC demoraron 7 años. A internet, en cambio le tomó solo cuatro años llegar al mismo número de familias en el mundo. Hace cuatro años la red era algo relativamente extraño y hoy ya cambió varias industrias: tres empresas en línea ya están entre los 40 principales agentes de viajes del mundo y en el primer trimestre de 1999 la mitad de las transacciones de bolsa en Estados Unidos se hicieron por la red.



Si bien, a juicio de McKinsey & Company, el desarrollo de internet en Colombia tiene un atraso de 36 meses frente a lo que ocurre en Estados Unidos, el ritmo es cada vez más rápido y en la medida en que se den pasos acelerados la distancia debería acortarse. En algunas cosas, Colombia tiene grandes ventajas. Paradójicamente, debido a los vacíos de infraestructura pública, la iniciativa empresarial ha traído rápidamente al país ciertas tecnologías de punta como la fibra óptica para telefonía y televisión por cable, o la telefonía celular digital. Estas dos industrias tienen el mismo nivel tecnológico en Colombia que en cualquier país desarrollado, un hecho que abre grandes oportunidades de negocios: "América Latina y Colombia, en particular, tienen un enorme potencial para llevar internet por medio de los teléfonos celulares gracias a la penetración y el ritmo de crecimiento que el negocio ha logrado", dijo Roberto Alonso, vicepresidente de Yahoo! en español.



Hay obstáculos en materia de infraestructura. Aún falta camino en el desarrollo del NAP o interconexión de los principales operadores de redes, infraestructura y acceso a internet. Se requieren inversiones cercanas a los US$500 millones para actualizar dicha infraestructura, inversiones que deben estar en cabeza de entidades oficiales como Telecom e inversionistas privados.



Uno de los negocios de la red que más ha crecido en Colombia es el de los ISP o proveedores de acceso a internet. Por lo menos 30 empresas están dedicadas a este negocio en Colombia, desde firmas de gran escala como Impsat o Telecom, hasta otras mucho más pequeñas. Todas luchan por un negocio que no supera las 400.000 cuentas. Aunque se estima que en los próximos cinco años el número de cuentas ISP se multiplicará por cuatro, este nicho tiende a consolidarse en un menor número de operadores con mayor control de mercado, capital y acceso a tecnologías. El simple acceso muy pronto dejará de ser negocio, lo cual obligará a las ISP a brindar servicios de valor agregado.



En América Latina y Asia, el acceso a internet es de los más caros del mundo (US$50 dólares en promedio por usuario al mes). Pero las tendencias apuntan hacia un abaratamiento acelerado del servicio, que llegará incluso a ser gratis como otros medios tradicionales de comunicación, televisión o radio. En Estados Unidos y Europa, jugadores importantes ofrecen acceso gratis a la red. La fuente de ingresos debe consolidarse alrededor de la publicidad y el comercio electrónico; las empresas proveedoras tendrán que prepararse para ese cambio en Colombia.



Además de la infraestructura pesada y de los ISP, un tercer negocio genera grandes oportunidades: el de aplicaciones, software y computadores. Un segmento estrechamente ligado a los negocios de la red que representa ingresos anuales en Colombia por US$300 millones, aunque según la IDC, este año el mercado de computadores tendrá una caída cercana al 10%. Este segmento es anterior a internet y tal como sucede con los ISP, el de los computadores tiende a convertirse en un mercado de bienes básicos o commodities. Algunos ya están apostando a regalar el acceso y el PC para garantizar que la gente se conecte a la red, lo que también cambia las reglas futuras de este segmento. Además, las formas de acceder a la red van a evolucionar muy rápidamente hacia múltiples opciones distintas al computador, como las agendas portátiles, celulares y teléfonos fijos... Internet estará en todas partes, lo que abrirá oportunidades para muchos negocios más.



Aparte del soporte tecnológico y físico de la red está el universo de creatividad y generación de contenido, que produce la mayor cantidad de ruido: los nuevos medios, los portales, las comunidades, las empresas de comercio electrónico y las múltiples mezclas de todo.



Nuevos esquemas



Cuatro tipos de modelos de negocio están relacionados con lo que el usuario final ve al conectarse a la red: los portales, las comunidades, los que se dedican al comercio electrónico y los agregadores y productores de contenido.



Los portales están de moda. Cinco años después de que Yahoo! fue creado formalmente por dos candidatos a doctorado de ingeniería en la Universidad de Stanford, el fenómeno de los portales en español es un hecho imparable. StarMedia fue el primero en salir al mercado con una estrategia regional para capturar el tráfico del mundo de habla hispana: apenas este año salió al mercado de acciones y su valor de mercado ya llega a los US$1.645 millones. La firma ha optado por la estrategia de ofrecer contenidos regionales con respuestas locales en cada uno de los principales mercados.



Pero al mismo tiempo, empresas como America on Line (AOL) están dando pasos similares: con su alianza con el grupo Cisneros, AOL también apunta al juego de pensar globalmente y actuar de local en cada sitio. Yupi juega con un esquema similar y UOL, del Grupo Abril, el segundo conglomerado de medios de Brasil, ya está operando en el Cono Sur y a principios del próximo año llegará a Chile, Colombia y Venezuela. Esta firma obtuvo casi US$100 millones en capital de riesgo para sus nuevos planes de expansión. Otros jugadores grandes en camino son Yahoo! en español, Telefónica Olé de Telefónica de España y El Sitio de inversionistas argentinos.



"En los próximos cinco años hay espacio para todos, pero luego quedarán solo unos cuantos jugadores", dice Alonso de Yahoo!



Los nuevos empresarios de internet empezaron de manera informal con negocios improvisados en los garajes de sus casas y grandes ideas. Hoy el negocio va en su tercera o cuarta ola de creatividad, en la cual el nivel de sofisticación es mucho más grande: para arrancar se necesita una idea verdaderamente novedosa, un plan de negocios bien estructurado y contactos con capitalistas de riesgo internacionales que le jueguen al negocio.



Hasta ahora, los nuevos empresarios han usado dos estrategias básicas. Una, salir al mercado con una gran idea, crear tráfico y marca, invertir sin ganancias durante dos años y luego vender a jugadores más grandes, lo que los banqueros de inversión han denominado estrategias de salida para hacer utilidades rápidas, el quick buck. Otros le apuntan más al largo plazo y no esperan simplemente vender para hacer utilidades.



Los medios de comunicación que quieren quedarse en el negocio, han tenido que moverse muy rápidamente hacia la reestructuración de sus negocios de contenido. El surgimiento de cada vez mayor número de portales seguramente llevará a estrategias de nicho en las que surge el modelo de comunidades o portales enfocados por intereses de grupos de población específica: los grandes mercados desde el punto de vista de tráfico se irán agotando y quedarán espacios para la especialización.



En el mundo de las transacciones o comercio electrónico está todo por hacer. En Colombia ya se ven jugadores importantes como el Exito y entidades bancarias como Bancolombia y Conavi. Todos le apuntan a un negocio que generará ingresos de casi US$500 millones en menos de tres años.



La nueva E-conomía ya es una realidad en Colombia y los empresarios de la "vieja economía" tendrán que ajustarse a los nuevos canales de distribución que permiten llegar de manera más eficiente a más mercados, al incremento acelerado de la competencia, a que los modelos de negocio no se sostienen por más de dos años y a la aceleración de la curva de innovación. Está en camino una verdadera revolución en la creación de riqueza. Este año se crearon 200 empresas y por lo menos 1.000 empleos. En dos años más se habrán creado por lo menos 500 empresas nuevas basadas en internet con más de 3.000 empleos directos. Algunos incluso piensan que la nueva economía creará oportunidades de bienestar que ninguna política de redistribución de riqueza lograría ni en décadas. Tal como lo dijo Bill Gates en su más reciente libro Negocios en la era digital, "en los próximos diez años las empresas van a cambiar más que en los últimos cincuenta".



Papiros.com




Después de diez meses de estudios de mercadeo, análisis de inversión y riesgo, en mayo de este año nació www.papiros.com.co Esta librería virtual de capital netamente colombiano y diseñada por colombianos demuestra que el comercio electrónico es una buena alternativa. En su segundo mes de funcionamiento, Papiros presentó un crecimiento del 300% y durante sus cinco meses de vida ha vendido más 1.500 libros. Para María Clara Mondragón, gerente de la compañía, el éxito de Papiros se centra en que presta un servicio integral.

"Papiros aspira a convertirse en poco tiempo en la mejor librería virtual de Colombia y América Latina".



Por medio de una alianza con Remit, está en capacidad de cumplir su tiempo de entrega y además permite a quienes no tienen tarjetas de crédito hacer sus pagos en efectivo y cheque en el momento de la entrega del libro. Uno de los beneficios de internet es romper fronteras y esta librería virtual se enfoca precisamente a lograrlo. A partir del próximo 15 de noviembre empezarán a despachar libros a cualquier lugar del mundo y, por medio de proveedores extranjeros, ampliarán el número de títulos ofrecidos de 100.000 a 400.000. La idea es que por medio de un motor de búsqueda una persona en cualquier parte del mundo pueda comprar un título publicado en Colombia.



Cámara de Comercio de Medellín



La Cámara de Comercio de Medellín lleva la delantera en comercio electrónico. Mediante una alianza con Bancolombia, desde el pasado 27 de octubre las empresas registradas en la CCM pueden renovar su registro mercantil por internet. Al entrar a www.camaramed.org.co pueden actualizar sus datos y además hacer el pago.

Cámara de Comercio de Medellín. El e-commerce es una buena oportunidad para los países en desarrollo. No requiere grandes inversiones.



La iniciativa de la Cámara no está orientada solo a la renovación virtual. Junto con un grupo de empresarios antioqueños realiza mesas de estudio para el desarrollo de internet y comercio electrónico en la región. El objetivo es capacitar a las personas interesadas en montar un negocio virtual, desde la parte de mercadeo hasta la parte técnica. Medellín se está convirtiendo en una plaza clave para el desarrollo de este sector. Hasta septiembre de este año se habían constituido 19 empresas dedicadas a dar servicios de programas de cómputo especializado con un capital de $188 millones.



Glosario

Agregador


Empresas que toman contenidos de diferentes fuentes y los organizan de diferentes maneras. Los portales y las comunidades se especializan en estos procesos.



Backbone

Infraestructura básica para acceso a la red. Usualmente la controlan empresas de telecomunicaciones.



Business to Business

Relaciones entre negocios.



Business to Consumer

Relaciones entre empresa y consumidor final.



Comunidad

Sitio de internet basado en intereses comunes donde la gente puede interactuar.



Creador

Empresas, como medios de comunicación, especializadas en proveer contenido.



e-commerce

Transacciones de comercio por internet.



Estrategia de salida

Estrategia para recuperar la inversión mediante la venta del negocio o mediante IPO.



Hosting

Servicio de alojamiento de páginas para que puedan ser vistas en la red de redes.



IPO

Initial Public Offering u oferta inicial de acciones que realizan comúnmente las nuevas empresas de internet para obtener capital.



ISP

Proveedor de acceso a internet. Empresas que ofrecen a sus abonados la cuenta de acceso a la red.



NAP

Interconexión entre varias empresas proveedoras de acceso y hosting en la red.



Page View

Medida de audiencia en la red que indica una página totalmente desplegada.



Plan de negocios

Plan básico que muestra los fundamentos del negocio, el concepto, los requerimientos de capital y las proyecciones de ingresos.



Portal

Empresa de la red que busca convertirse en el primer sitio que visita un usuario con información básica y motores de búsqueda.



Unique Visitors

Medida de audiencia en la red que se basa en el número de usuarios que visitan un sitio de la red.



Venture capitalist

Inversionista de riesgo que aporta capital para nuevas ideas y espera vender al cabo de dos o tres años con grandes retornos.



Alexandrya

Con una inversión de inicial de $20 millones y utilizando la figura de cuenta en participación, el Grupo Delfín, que se dedica a la consultoría y a los negocios en internet, creó la librería virtual www.alexandrya.com. La proyección es que a mediados del 2000 la empresa empiece a dar utilidades y generar recursos propios.

Según Camilo Sáenz, socio consultor de la compañía, el comercio electrónico se ha convertido en una muy buena opción para personas que estén empezando o no quieran hacer una gran inversión.



"En Alexandrya las ventas se realizan en ciudades pequeñas sin acceso a librerías especializadas", Camilo Sáenz.



Con US$10.000, ganas y conocimiento del mercado en el que se quiere ingresar se puede montar un negocio virtual, cuya inversión se puede maximizar al automatizar operaciones como la forma de pago. Esto quiere decir que en cuanto el cliente ingrese sus datos para el pago, el Banco esté en capacidad de comunicar electrónicamente la compra del libro a la editorial, a la empresa de mensajería y en este caso a Alexandrya. En esta comunicación se aprueba la venta, se le dice a la editorial por medio de quién se hizo y se da toda la información necesaria tanto a la empresa de mensajería como a la librería.



Esta empresa que se inició en enero de este año, realiza en promedio dos ventas al día y tiene presupuestado recuperar la inversión inicial en dos años.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.