Negocios del año

| 12/14/2001 12:00:00 AM

Negocios del año

Aunque la situación nacional e internacional afectó la dinámica de los negocios, la cifra asciende a US$4.000 millones. Más allá de las malas noticias, miles de empresas le apuestan al país.

Las cosas no salieron como se esperaba. Se suponía que el año 2001 sería de recuperación para la economía. Sin embargo, los resultados fueron inferiores a las expectativas. En Colombia, el crecimiento es flojo (apenas llegará al 1,8%), pues la demanda de los consumidores no repuntó. Además, las dilaciones del proceso de paz mantienen el riesgo país elevado.



En el ámbito internacional, la recuperación de la economía de Estados Unidos no ocurrió y, por el contrario, ha entrado oficialmente en recesión. Los atentados del 11 de septiembre y la guerra contra el terrorismo crearon una fuerte incertidumbre que contribuye a frenar aún más la recuperación.



Sin embargo, si bien se concretaron menos negocios que los esperados, las operaciones que tuvieron lugar encierran un mensaje muy importante sobre el estado de cosas en Colombia: los negocios no se detienen. Dinero identificó transacciones por cerca de US$4.000 millones que se llevaron a cabo en Colombia en el año 2001. Los negocios grandes que destacamos en las siguientes páginas simbolizan cuatro tendencias que vale la pena destacar. Bavaria muestra el caso de las decisiones atrasadas y para las cuales finalmente llegó la hora de actuar. Caracol y RCN, con su exportación de telenovelas, demuestran cómo las empresas aprovechan las oportunidades en nuevos mercados. La carrera de los supermercados, retratada aquí en los casos de Carulla Vivero y Exito-Cadenalco, es prueba de que las empresas no pueden quedarse dormidas y permitir al competidor tomar ventaja. Y finalmente Propal, con inversiones importantes, demuestra el potencial de Colombia como plataforma exportadora. En los cuatro casos se ve claramente la fuerza imparable de la globalización, como motor de las grandes oportunidades y transformaciones que enfrentan nuestras empresas.



La dinámica no para y, por fuera de ese reducido mundo de titulares que anuncian el desastre de cada día, siempre hay empresarios trabajando furiosamente para no dejar pasar esa oportunidad que los obsesiona y les permitirá expandir sus empresas.







Lo que viene en el 2002

* El 2002 arranca con una serie de proyectos represados que, según la planeación, debieron hacerse en los años anteriores. Existen megaproyectos en infraestructura eléctrica, vías, gas, petróleo y plásticos que, de llegar a concretarse, movilizarían recursos por US$3.000 millones.



* Además, están pendientes decisiones fundamentales como la privatización del Bancafé, la licitación de los PCS, la venta de Emcali y la fusión de Avianca y Aces.



* Siendo año electoral, las inversiones no se moverán hasta cuando se sepa quién va a ser el nuevo Presidente, cuáles serán las políticas básicas del nuevo gobierno y cuál será la temperatura del conflicto con la guerrilla.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.