| 12/17/1999 12:00:00 AM

MODELO INCOMPLETO

DESPUÉS DE AYANZAR CON ÍMPETU EN EL DESARROLLO DE LA GRAN INDUSTRIA, QUEDO CLARO QUE EL DISEÑO DEL MODELO COLOMBIANO TENIA PROBLEMAS.

A veces, cuando Ios deseos se cumplen se convierten en realidades decepcionantes. Colombia hizo un esfuerzo enorme en los años 50 por montar un sistema de apoyo al desarrollo de la industria pesada. El propósito era dar un decisivo salto adelante, hacia la manufactura moderna y avanzada. Sin embargo, los resultados se quedaron cortos. Cuando la idea quedó montada en la realidad, fue evidente que al modelo le faltaban piezas.

Las ambiciones e iniciativas gestadas en los años 40 se concretaron en los 50 y 60. El Estado asumió de lleno su papel como promotor de la producción. El Banco de la República dispuso abundantes créditos para fomento, el IFI realizó millonarias inversiones, los arancdes aumentaron. El Estado se hizo responsable directo de la explotación de petróleo con la creación de Ecopetrol. Colombia, además, comenzó a producir bienes más avanzados, corno acero, papel y automotores.

Hubo suerte también: a comienzos de los años 50 el alza de los precios del café mejoró sustancialmente los términos (te intercambio. En 1962 se firmó el Convenio Internacional del Café, primer mecanismo de regulación del mercado que contaba con la participación de consumidores y productores.

1949 - 1971

Modelo incompleto

Después de avanzar con ímpetu en el desarrollo de la gran industria, quedó claro que el diseño del modelo colombiano tenía problemas.

Hubo crecimiento económico: eI PIB aumentó a una tasa de 4,9% en promedio anual, y solo en tres años del período creció por debajo del 2%.

Sin embargo, el modelo no funcionaba come decían los planes. En los grandes proyectos industriales era evidente que el país no lograba las productividades para las cuales habían sido diseñadas las instalaciones. La productividad general de la industria se estancó en los años 60, a pesar de que las empresas estaban conscientes del problema y ensayaron diversos experimentos organizacionales para mejorar los resultados de la gestión. El desempleo aumentó y las tensiones sociales asociadas al proceso tic migración a las ciudades eran palpables en el entorno político. Los altibajos en la disponibilidad de divisas siguieron presentes, incluso con mayor fuerza que antes, con una fuerte devaluación en 1962 y una transformación de fondo en el régimen cambiario a partir de 1967, cuando se implantó el sistema de devaluación gofa a gota.

El foco cambió de nuevo. El gobierno dejo de pensar en sustitución de importaciones: el nuevo proyecto nacional fue la promoción de exportaciones. Sin embargo, para las empresas la solución más inmediata al problema de la baja productividad pasó por otro

Camino la construcción de - conglomerados mediante la compra de compañías de múltiples sectores.

Puesto que el mercado nacional era pequeño y había un buen nivel de protección, los grandes empresarios veían ventajas en expandirse. mas y buscar mayores productividades.

El mejor uso del capital era entrar en negocios, consolidando el control de las cadenas asoladas al producto original que les había producido su fortuna, y, luego, incursionando otros sectores.

Este fenómeno tuvo mayor expresión en los años 70, pero las jugadas iniciales se produjeron en los años 60.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?