Moda al pelo

| 12/14/2001 12:00:00 AM

Moda al pelo

Después de un agresivo lanzamiento publicitario en marzo de este año que involucró más de US$5 millones, la nueva línea de shampoo y acondicionadores Pantene no ha dejado de sonar y de dar de qué hablar en el mercado colombiano. Hablaron las reinas y quedaron más bellas, hablaron las actrices y lo adoptaron como su solución ante las cámaras, habló Betty, la fea y le sirvió para volverse linda y finalmente hablaron las consumidoras, que pudieron probar el producto en los puntos de venta y decir qué pensaban de él. El éxito de Pantene fue ofrecer un producto que vende el sueño de solucionar en 10 días una necesidad hasta el momento insatisfecha: "darle a la mujer de hoy la oportunidad de tener el cabello como siempre lo ha querido tener: rizos hidratados, lisos más lisos, tintura perfecta y volumen", comenta Erika Herrero, directora de mercadeo de P&G para la región Andina. La estrategia de envolver al mercado objetivo en la magia del producto, innovar en la fórmula y sorprender al consumidor con su eficacia ha hecho que Pantene aumente su participación de mercado en la línea de shampoo de 15,9% en marzo de 2001 a 21% en diciembre del mismo año. En acondicionadores incrementó el volumen de ventas de la categoría en 18%, en un país donde apenas el 35% de la población usa este producto. Por eso, hoy su participación es del 25,7% frente a un 13,5% que ostentaba en marzo del 2001.



Nueva costumbre



Líder hace más de 25 años en lavado de loza, Colgate Palmolive, con su nuevo Axión líquido, decidió cambiar las costumbres de los colombianos. Una decisión atrevida, pero que la compañía ha sabido promover entre los consumidores con un mensaje muy claro: el jabón líquido, aunque es más costoso, permite ahorros en su consumo y tiene una efectividad superior al "arrancagrasa" tradicional. Gran parte del posicionamiento del producto se basa en destacar la capacidad sensorial del producto, mientras es usado por el consumidor.



Un negro sexy



Con una muy clara estrategia dirigida al nicho de mujeres entre los 18 y 35 años, que le da una alta relevancia al atractivo en el aspecto íntimo, Familia-Sancela lanzó un producto que parecía obvio pero en el cual nadie había incursionado: los Protectores Tanga Negra, que buscan complementar y mantener el sexappeal de la mujer colombiana que usa ropa interior negra. A mediados de junio de 2001, con grandes inversiones en una publicidad impactante y apelando al sentido sexy en el uso de la ropa interior negra, este producto logró no solo incrementar las ventas de su compañía por nicho, sino que jalonó el crecimiento de la industria de la ropa interior negra.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.