| 8/15/2008 12:00:00 AM

MINISTERIO DE COMERCIO, INDUSTRIA Y TURISMO

¿Su sector se puede ver afectado por las consecuencias del cambio climático?

De hecho las consecuencias, no serán a futuro; sino que se están sintiendo desde ya. El comercio, la industria y el turismo son cada uno en su dimensión, sectores que no son ajenos a las consecuencias derivadas del cambio climático. Veamos: en comercio, algunos agentes económicos privados en Europa, comienzan incluso a pensar en soluciones tan creativas como la reducción de importaciones en embarques por avión, dados los efectos de la quema de combustibles en los desplazamientos aéreos.


En la industria, tenemos sectores que serán altamente impactados, para los cuales trabajamos en darles condiciones para la reconversión industrial y que puedan volcarse al uso de tecnologías más limpias.

En turismo ya se hacen visibles las consecuencias, en especial, en el capítulo correspondiente al turismo de páramos y alta montaña, lo cual seguidamente y con base en estudios científicos, se dará en el turismo costero.

¿Tiene alguna medida sobre el tema?
El MCIT, viene trabajando dentro del marco global del desarrollo sostenible. Por ello, mantenemos una agenda coordinada con el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial a efectos de gestar la normatividad y generar los mecanismos de respuesta a los retos ambientales que enfrenta el sector productivo colombiano. Frente al cambio climático, la mayoría de los países en el planeta lo conciben como una amenaza, en el caso Colombiano lo hemos visto también como una ventana de oportunidad en los mercados de los bonos de reducción de emisiones de carbono.

¿Cómo contribuyen las actividades de su sector en el cambio climático?
Luego de muchos años la humanidad ha llegado a aceptar que las actividades antropogénicas son la causa de buena parte del calentamiento global. Negar el asunto no es la solución; ojala estemos a tiempo de lograr una solución.

Es claro que si un país como el nuestro busca cada día oportunidades de intercambio comercial con un mayor número de socios extranjeros, se necesita generar oportunidades a nuestros empresarios para que estén a la altura de los estándares ambientales que nos exigen no sólo los convenios ambientales multilaterales sino la misma legislación doméstica.

Si bien se tienen identificados ciertos sectores aportantes de emisiones especialmente altas, le puedo anotar que trabajamos en los mecanismos que permita a los mismos en el mediano plazo, entrar a operar después de una reconversión industrial, bajo unos estándares aceptables a nivel internacional y acordes con un país como el nuestro.

Dentro de la política de su ministerio, ¿qué se está haciendo en materia de cambio climático?
Desde el momento en que se ratificó por parte de Colombia la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, hacemos parte del grupo interinstitucional de gobierno que teniendo como punto focal el Ministerio de Relaciones Exteriores, apoya en la preparación de la posición oficial que lleva Colombia a las negociaciones de la anotada Convención y sus órganos subsidiarios. El objetivo central es el de procurar mitigar los efectos del cambio climático para con los sectores productivos del país.

En igual sentido, procedemos frente al Protocolo de Kioto e incluso estamos haciendo un seguimiento a lo que se vendrá en la materia y que se conoce como Kioto post 2012. Lo anterior toda vez que algunos países industrializados, parecen estar inclinados hacia un mecanismo que distribuya responsabilidades en materia de reducción de emisiones diferente a lo que contempla Kioto.

Al interior, estamos pendientes de la expedición de un documento CONPES diligentemente gestado por el Departamento Nacional de Planeación y que nos generará una serie de tareas, que estamos prestos a emprender.

¿Hace cuánto está el ministerio desarrollando este tema?
Como le anotaba el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo viene trabajando en el tema desde el mismo momento en que se ratificó tanto la Convención Marco de las Naciones Unidas Sobre Cambio Climático en junio de 1995, como el protocolo de Kioto en 2001. Es de resaltar eso sí, que en el último quinquenio y en especial a partir de la expedición del informe Stern (1), mi cartera tiene una mayor preocupación por el asunto.

¿Cuales son las políticas a corto, mediano y largo plazo que tiene sobre el tema?
El MCIT proyecta lineamientos de atención al cambio climático sobre la base de la normatividad que sea emitida por la autoridad ambiental competente, para nuestro caso el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. En este sentido venimos trabajando aunadamente con esa cartera a efectos de entregar al país las políticas que se requieran.

Es de precisar que en Colombia en materia de cambio climático se tienen impactos económicos por determinar en:

Turismo. Áreas Insulares y Costeras, páramo y alta montaña.

Infraestructura. Pérdidas por desastres naturales.

Agricultura. Cambios en el uso de la tierra.

Pesca. Bajas en los niveles de captura.

Salud Pública. Dengue y Malaria.

Ecosistemas. Áreas protegidas, parques y reservas forestales

¿Tienen políticas de prevención, mitigación o aprovechamiento de las oportunidades que se generan con el tema?
Como quiera que a la fecha, Colombia no tiene compromisos de reducción de emisiones frente al Protocolo de Kioto, ello nos ha permitido por el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), entrar a vender bonos de reducción a los países que si los tienen ese tipo de compromisos. Esto hace parte del portafolio que la Oficina de Mitigación de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial proyecta y que nuestros representantes de PROEXPORT entran a proyectar como potenciales para el mercado internacional.

¿Que prioridad tiene el tema de cambio climático en los planes que está ejecutando el ministerio?
Este es un tema que se puede calificar de alta prioridad. Por tal motivo, estamos tomando todas las previsiones para frenar los eventuales efectos sobre ciertos sectores de la economía y nos preparamos de manera permanente en la proyección de respuesta a los requerimientos no sólo del mercado internacional sino a los lineamientos de los acuerdos ambientales multilaterales.

Desde su cartera, ¿cuales son los elementos que no pueden faltar en una directriz de política pública sobre cambio climático?
No dudo ni un momento en responderle que el principal elemento que hemos encontrado debe contener cualquier política pública sobre cambio climático, es la debida observancia a los requerimientos de un desarrollo sostenible. Me explico:

Como consecuencia del desarrollo de países industrializados que viene de décadas pasadas, el medio ambiente ha sufrido un deterioro impresionante; por ello, recomendaríamos sopesar en cada una de las políticas públicas del orden ambienta, la importancia de lo comercial e industrial para un país que como el nuestro, se encuentra en un segundo ciclo de internacionalización de su economía. Si esto no se hace, el aprovechamiento de las oportunidades de acceso a nuevos mercados que hoy se están consiguiendo con los TLC no podrá llevarse a cabo.


Otro elemento que esta cartera por excelencia aplica siempre es la consulta y concertación con todos los actores de la sociedad civil.

¿Cual es el papel del sector privado en este tema?
Desde nuestra visión y misión institucional, nos debemos fundamentalmente al sector privado.

¿Cuál sería la razón de ser de un MCIT sino fuese el de apoyar las iniciativas privadas y gestionar a diario mejores formas de participación en el mercado doméstico y de inserción en los mercados internacionales?
El sector privado es parte fundamental de este engranaje con que pretendemos enfrentar el reto de mejorar las condiciones de vida de todos los colombianos, mediante la generación de empleo y compromiso permanente con la sociedad. El sector privado es parte del imán de la brújula que indica el norte a las política de este ministerio; siempre están participando activamente en las consultas que hace el MCIT para los TLC y para todos aquellos asuntos, (incluido los ambientales) en donde la observancia de los intereses del sector privado debe ser considerada.

 

¿En los tratados comerciales se hace énfasis (normas o ventajas o restricciones) a la producción/ comercio favorable con el medio ambiente? ¿Colombia ha sacado ventaja de estas condiciones?
En los TLC que ha negociado Colombia en los últimos años, Estados Unidos, Chile, Canadá, Triangulo Norte, EFTA; en aquellos en donde el capítulo ambiental ha sido incorporado, el compromiso es muy simple. Cada una de las partes en la negociación se compromete a establecer sus prioridades y a hacer cumplir su normatividad ambiental procurándose sus propios estándares ambientales. Ello implica el respeto por la normatividad de la contraparte y bajo ningún aspecto se puede estimular la inversión y el comercio haciendo caso omiso de dicho compromiso.

Así las cosas, Colombia mantiene una soberanía sobre sus recursos naturales y conserva su autonomía en el establecimiento de normas ambientales conforme a las prioridades de país. Antes que sacar ventajas de estas condiciones, lo que se hace es procurar el cumplimiento de la normativa ambiental y así aliviar el trabajo de los órganos de control.

Lo que si hemos dejado salvaguardado es que en los acuerdos de cooperación ambiental, paralelos a los capítulos ambientales, hemos involucrado el asunto correspondiente al Fomento a la producción y comercio de bienes y servicios amigables con el medio ambiente, al igual que otras líneas de cooperación afines con el combate al cambio climático Ej. Manejo de residuos sólidos.

¿Hay reglas creadas/ modificadas para la industria a causa del cambio climático, tanto para nuevas industrias como para ya existentes?
Este es un capítulo que merece mi especial preocupación. Hemos visto en los últimos tiempos el surgimiento de una legislación ambiental, que desde el punto de vista de mi cartera, no está considerando la verdadera capacidad de respuesta de nuestros industriales, así como tampoco esta teniendo una debida observancia de las consecuencias para con el sector privado.

Es muy positivo que se piense en el país que dejaremos a nuestros hijos, nietos y tataranietos, pero también es muy serio que se mida el alcance de las normativas verdes, dado que un desequilibrio para con el sector empresarial colombiano, que hace ingentes esfuerzos por mantenerse activo, puede llegar a dar al traste con esos esfuerzos, como consecuencia de auto diagnosticarnos en un estado mas grave que el que realmente tenemos en materia ambiental.

¿Hay sectores que hayan perdido a causa del cambio climático? (Ej. Curtiembres) ¿Qué hace el ministerio en este sentido?
Hay dos tipos de afectados por el cambio climático: aquellos cuyos negocios dependen del clima y sus variaciones esperadas (productos del agro) y aquellos a quienes las regulaciones les exigen productos más limpios (productores de refrigeradores).

Para los primeros el Ministerio de Agricultura tiene varios instrumentos de Política; para los segundos, la cartera a mi cargo, tiene disponibles apoyos tales como los del FOMIPYME y las Líneas de Crédito de BANCOLDEX y del FONDO NACIONAL DE GARANATÍAS, que permiten la transformación productiva de las empresas, entre otros, para que sus producciones sean más limpias.

Siempre hemos considerado que las producciones más limpias son un buen negocio para las empresas, ya que las hace más competitivas en un mundo donde los compradores son cada vez más exigentes.

¿Hay nuevos sectores o industrias beneficiándose del cambio climático?
Por ejemplo en el sector de refrigeración, dados los elementos químicos nocivos para la capa de ozono que contienen para enfriamiento, se están desarrollando programas de chatarrización de neveras, por lo que dicho sector tiene dentro de sus retos elaborar artefactos más eficientes y con menos riesgos para el medio ambiente.

Otro sector es el de las llantas y el reencauche. La escasez cada vez más pronunciada de materias primas derivadas del petróleo, hacen que las llantas puedan, en muchos casos, se reencauchadas hasta siete (7) veces. En vez de arrojar llantas a las basuras, estas se reencauchan, vuelven a servir, disminuyendo de esta forma la dependencia del petróleo para fabricación de nuevas llantas, a la vez que se protege el medio ambiente.


En el sector de las bombillas incandescentes, estas se están reemplazando por luminarias altamente eficientes, que consumen menos energía eléctrica, cuya generación depende en gran parte de hidroeléctricas (agua cada vez más escasa) y termoeléctricas (que generan CO2 contaminante de la atmósfera).

Así mismo otros sectores, industria automotriz con chatarrización de buses, contaminadores y altamente consumidores de combustibles. La industria de productos agrícolas, para la producción de biocombustibles. La industria de pilas y baterías, con planes de recicle de materiales contaminantes del medio ambiente.

Expertos del banco mundial alertan por los problemas que generará el cambio climático en las zonas costeras por el aumento en el nivel del mar. ¿Se está contemplando este tema en las ciudades turísticas?

· En los últimos tres años, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo aprobó cuatro normas, que fueron acordadas con los prestadores de servicios turísticos, para mitigar el impacto del cambio climático.

· El Ministerio aprobó normas para los destinos turísticos del país (incluye reglas para los destinos de playa), así como para los hoteles y las agencias de viaje.

· Estos requisitos ambientales se fijaron con el fin de que los prestadores de servicios minimicen cualquier impacto ambiental, y también con el propósito de que contribuyan con los compromisos mundiales relacionados con el cambio c1imático.

1. Norma técnica sectorial para los destinos turísticos (NTS- TS 001-1)

· Requisitos para gestión de agua: La norma señala que el destino turístico debe mantener registros del agua consumida, implementar programas de ahorro, reutilización, recuperación y uso eficiente del recurso.

* Requisitos para gestión de la energía: El destino turístico debe establecer y mantener registros de los consumos totales de energía, adoptar programas de ahorro, estimular el uso y aprovechamiento de fuentes renovables de energía, y hacer énfasis en el aprovechamiento de la iluminación natural.

2. Norma técnica sectorial para destinos turísticos de playa (NTS-TS 001-2)

· Manejo de residuos sólidos: El destino turístico debe contar con una frecuencia del servicios de recolección de residuos en la playa, como mínimo una vez al día, y adelantar una jornada anual de limpieza submarina de la zona de bañistas.

· La medida exige la implementación de un programa de gestión para la prevención y el control de los impactos atmosféricos, visuales y auditivos en la zona costera.

3. Norma técnica sectorial para Hoteles y hospedajes (NTS-TS 002)

· Para los hoteles la medida exige respeto a la protección de las fuentes hidráulicas en el destino turístico donde se encuentra el hotel.

· Se exige contar con la información necesaria para promover que huéspedes y empleados hagan un uso eficiente del agua en el establecimiento.

· También los prestadores de servicios están obligados a monitorear el consumo de agua periódicamente, y fijar metas de ahorro.

· Los hoteles deben contar con un programa de ahorro de luz dirigido a clientes, huéspedes y empleados, que fije metas a corto, mediano y largo plazo.

4. Norma técnica sectorial para agencias de viajes (NTS - TS 003)

· Las agencias de viaje también deben registrar y monitorear el consumo de agua y luz, y fijar metas del manejo adecuado de estos recursos.

____________

[1] / Informe del Banco Mundial sobre las consecuencias generadas por las actividades desarrolladas por el hombre en el sistema climático global.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?