| 6/6/2008 12:00:00 AM

Minería

Una muestra del creciente interés mundial por la minería colombiana es que el país ya figura en la última edición del Survey of Mining Companies, del Fraser Institute.

Después de haber tenido un modesto desempeño en los años 90, la minería colombiana registró un importante dinamismo desde comienzos de esta década, impulsada especialmente por el descubrimiento de nuevas áreas para exploración y por la subida de los precios en el mercado internacional.

Por ejemplo, el carbón que se cotizaba en los mercados internacionales en alrededor de US$40 a US$65 tonelada en 2005, se cotiza hoy entre US$90 y US$105 tonelada. Algo similar sucedió con el oro, que en los mismos tres años pasó de valer US$420 la onza, a US$922. Igual sucede con otros minerales.

Esto ha hecho que las exportaciones de minerales aumenten, pasando de representar el 13% del total de las exportaciones del país a comienzos de 2000, a 21% el año pasado. La inversión extranjera también creció, al punto que el año pasado superó los US$2.500 millones. Sin embargo, el grueso del presupuesto se destina a infraestructura para el desarrollo de los proyectos y apenas US$100 millones se enfocan a la exploración de nuevos yacimientos, explican los empresarios. El reto es aumentar la cifra en el tema de exploración y están buscando los mecanismos para hacerlo.

Una muestra del creciente interés mundial por la minería colombiana es el hecho de que el país haya comenzado a figurar en la reciente edición del Survey of Mining Companies, que hace el Fraser Institute. Este estudio se realiza anualmente y muestra la percepción que tienen los empresarios internacionales sobre las diferentes naciones, así como las limitaciones para atraer la inversión.

En este análisis, que consulta a más de 300 empresas acerca de las políticas públicas para el desarrollo de la actividad minera, Colombia tiene una calificación de 25 puntos sobre 100, lo que la ubica en el lugar número 55 entre 65 países y regiones analizadas. El reto es comenzar a subir en el escalafón para aprovechar el momento y mejorar las condiciones para atraer más inversión al sector.

Cambios que favorecen

Una de las transformaciones más importantes que se han hecho para estimular la inversión y mejorar la productividad y competitividad del sector es la de ajustar el Código Minero Colombiano. Con las últimas reformas tributarias el sector ha recibido beneficios importantes, tales como la eliminación del impuesto de remesas del 7%, que pagaban los empresarios del sector, y la reducción en la tarifa del impuesto de renta que estaba en 38,5% en 2006 y bajó hasta llegar a un 33% a partir de enero del presente año.

Por otra parte, se comenzó a trabajar en un proyecto que busca frenar la informalidad del sector, mediante el incremento en las actividades de fiscalización. En 2005, Ingeominas y las gobernaciones fiscalizaban solo el 27% de las explotaciones mineras, el año pasado el porcentaje se incrementó a 66% y el reto es apoyarse en el catastro minero colombiano y en los desarrollos tecnológicos para cumplir la meta de fiscalizar el 100% de las obras en el corto plazo.

Como resultado de esas políticas, se duplicaron las regalías del sector, al pasar de $350.000 millones en 2004 a cerca de $800.000 millones el año pasado. El impuesto de renta, que en el año 2000 sumaba $125.781 millones, hoy llega a $1,2 billones, representando el 2,3% del recaudo tributario de la Nación, según un estudio realizado por Fedesarrollo para la Cámara de Asomineros de la Andi.

La dinámica empresarial en diversos frentes también da cuenta de los cambios que está registrando este sector. Actualmente, el 87,5% de las empresas mineras realiza inversiones en actividades para incentivar el respeto a los derechos humanos, 55% de las empresas mineras implementa programas para proteger el medio ambiente y 91% tiene mecanismos para prevenir las prácticas corruptas.

La visión del Gobierno y de Asomineros, en cabeza de los empresarios, es que para 2010 la minería, que hoy aporta alrededor de 8,6% del PIB, tenga una participación mucho más relevante y que el 21% que hoy representa del total de las exportaciones siga en aumento, como resultado de las mejores prácticas empresariales y de políticas encaminadas a un mejor aprovechamiento del buen momento que vive el país por cuenta de los pretendientes que tiene el recurso minero colombiano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?