| 6/8/2006 12:00:00 AM

Medios

Participar en el mercado latino en Estados Unidos, buscar nuevas oportunidades fuera de Colombia y consolidar fuerzas y alianzas en el mercado local son los principales puntos en la agenda de los medios nacionales.

Sacarle partido a uno de los mercados más interesantes de Estados Unidos tiene agitado el negocio de los medios de comunicación. Univisión, la emblemática cadena de la comunidad hispana en ese país, está en venta. La empresa hoy podría valer US$10.300 millones, pero podría venderse en US$12.000 millones.

Televisa, la gigante mexicana, ha manifestado su interés por quedarse con Univisión y tiene de su lado las fortunas de Bill Gates y Carlos Slim. Y aunque firmó un contrato con Univisión para proveer programación hasta 2017, "Televisa quiere participar en el mercado, no solo vender su programación", explicó en una reciente entrevista a El Nuevo Herald, Luis Echarte, presidente de la junta directiva de Azteca América, la cadena estadounidense de TV Azteca, competidora de Televisa. Otros en la lista de candidatos para quedarse con Univisión son NewsCorp, Time Warner, Viacom-CBS e, incluso, Disney.

¿Por qué el interés? Los latinos son casi 40 millones de personas, el 15% de la población en ese país y tienen un poder de compra de US$500.000 millones. Según Nielsen Media, unos 11 millones de hogares en Estados Unidos ven televisión en español. Para 2025, este mercado será de más de 70 millones y representará cerca del 20% de la población.

Nadie quiere quedarse sin algo de este apetitoso pastel. Incluso RCN y Caracol buscan una porción, al igual que productoras colombianas, bajo modelos diferentes. Mientras Caracol TV, luego de finalizar su acuerdo con Telemundo y RTI, compró el 25% del canal GenTV y constituirá una filial para adquirir la licencia de 3 canales y 7 más, repetidores, RCN afianzó su alianza con Univisión como proveedor de contenido y está desarrollando dos procesos en su plan de expansión internacional, que aún no se conocen, además de la creación de TV Colombia —un canal por suscripción en Estados Unidos que tiene más de 1,2 millones de abonados— en compañía de El Tiempo. Por su parte, las productoras locales, como Televideo, proveen contenido a canales internacionales.

"Después de los movimientos y consolidaciones en el mercado de Estados Unidos, los grandes grupos regionales que resulten podrían salir de compras por América Latina, pero el negocio va a estar en el contenido", explica Juan Fernando Angulo, analista de Bancolombia.

Las movidas

Sin duda, esta aproximación al mercado latino de Estados Unidos ha sido una de las jugadas más interesantes en los medios de comunicación en Colombia que en 2005 alcanzaron ventas por $2,3 billones, aumentando sus ingresos en 15%.

Pero no es la única movida. En el caso de los impresos, los principales movimientos han estado por el lado de la Casa Editorial El Tiempo y Televisa. Por un lado, el año pasado El Tiempo reportó un crecimiento del 7% en suscriptores, mientras que CityTV aumentó su facturación en 30%. La CEET lanzó el diario Hoy, Portafolio Fin de Semana e inició la unidad de negocios Foros El Tiempo. Acaba de adquirir la revista Cambio, mientras que redujo su participación en TVCable, ahora propiedad en su gran mayoría de Valorem. El foco en sus próximas movidas está en los nuevos medios —relanzará eltiempo.com— y en las revistas con nuevos títulos. En la actualidad, analiza la expansión del negocio de nuevos medios en Suramérica, mientras que en Centroamérica tiene una alianza con el grupo La Nación. Además, prestará asesoría para el montaje de CityTV en Puerto Rico.

Por su parte, el grupo editorial Televisa, en alianza con RCN, lanzó este año la revista Poder, como ya lo había hecho con Caras, y tiene en su portafolio de títulos TV y Novelas. Uno de sus mayores retos es consolidar con estos títulos de público masivo su compra de Editora Cinco, caracterizada por tener títulos de nicho.

En el negocio de la radio, los dos grandes jugadores, Caracol, en manos del grupo español Prisa, y RCN salieron a buscar nuevas emisoras. Por ejemplo, el año pasado dos de las estaciones más tradicionales de Bogotá quedaron en manos de esos grupos, 88.9 con RCN y HJCK con Caracol. Lo mismo pasó con otras emisoras en Manizales y Medellín. Los arrendamientos de estos espacios sirvieron para salvar a compañías como Radio Súper y hacer una oferta más segmentada. Bajo estos criterios, las compañías independientes en los espacios de FM siguen siendo apetecidas, pero para muchas de ellas se quieren mantener en el aire por la condición de las empresas de carácter familiar y únicos negocios y porque sus precios aumentan.

Entre las especulaciones del sector, no se descarta un eventual regreso del Grupo Santo Domingo al negocio de la radio, después de su paso por Caracol.

La otra gran movida está en el campo de la televisión por suscripción como canal para unificar productos de telecomunicaciones que andan tras la convergencia. Y la oferta de televisión es uno de los elementos fundamentales para completar lo que se conoce como el triple play: internet, telefonía y televisión. Por ejemplo, ETB ya anunció su interés por comprar una empresa de televisión por suscripción —se habla de una eventual negociación con SuperCable—, negocio que debe estar listo en los próximos meses.

Pero así como las empresas de telecomunicaciones buscan entrar en televisión, las de televisión por suscripción quieren llegar al negocio de telecomunicaciones y ofrecer internet y telefonía, para ampliar su operación.

TVCable, cuyo mayor accionista ahora es el Grupo Santo Domingo, entró a Cali y planea entrar a Medellín. En su oferta de productos está la telefonía —que ya tiene en Bogotá— y la oferta de internet. Por su parte, Cablecentro busca modernizar su red y ofrecer servicios integrados.

La última gran movida está en el asocio comercial entre los medios para hacer una oferta unificada a los anunciantes. Ya lo habían hecho Caracol Radio y El Tiempo con la creación del Grupo Latino de Publicidad, GLP. Se alista otra alianza con Publicaciones Semana, El Espectador, Cromos y Caracol TV, y se espera que en el futuro se dé otra entre las revistas de Televisa y RCN. Tras la salida de las centrales de medios del Estudio General de Medios (EGM), el mercado tendrá dos estudios: el que harán las centrales con Target Group Index (TGI), y los medios mantendrán el EGM.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?