" El Inurbe no logra que la inversión del Estado llegue a los más pobres, así que no lo utilizaremos para asignar los subsidios de vivienda social. " Cecilia Rodríguez, nueva ministra de Medio Ambiente.

| 7/26/2002 12:00:00 AM

Más vivienda social

Cecilia Rodríguez enfrenta el reto de incrementar los subsidios para la compra de vivienda social a 100.000 anuales.

El nuevo gobierno se propone incrementar el número de propietarios de vivienda para mejorar la calidad de vida de esta población así como su nivel de protección frente a una nueva crisis económica. El país tiene un déficit de 700.000 hogares en los estratos bajos, motivo por el cual el gobierno otorga subsidios para construcción de vivienda social por medio del Inurbe, a un ritmo de 26.000 subsidios de vivienda anuales. Las cajas de compensación, el Banco Agrario y la Caja de Vivienda Militar también otorgan estos subsidios.



Cecilia Rodríguez, nueva ministra de Medio Ambiente, que heredará del Ministerio de Desarrollo Económico la política de vivienda, pretende elevar el número de subsidios públicos a 100.000 anuales. Para lograr este objetivo, cambiará de mecanismo para entregarlos pues anunció que no utilizará al Inurbe por problemas de falta de transparencia y seguimiento. De hecho, una evaluación del Dane señala que un 30% de las casas que recibieron el subsidio no estaban habitadas y, por tanto, el dinero entregado fue simplemente a engrosar el patrimonio de los beneficiados.



Los logros y lo pendiente 1998-2002



Se aprobó un nuevo marco jurídico para el sector, la Ley de Vivienda (546/99), que permitió crear los mecanismos que posibilitaron un esquema de ahorro programado para financiar la construcción de vivienda social y de otros estratos. Se abrieron más de 630.000 cuentas de ahorro programado para vivienda de interés social, con un saldo cercano a los $260.000 millones en 3 años.

Eduardo Pizano, ministro de Desarrollo, movilizó a los constructores del país y logró un cambio de mentalidad para elevar su actividad en la construcción de vivienda social.

En este gobierno se entregaron 379.299 subsidios de vivienda, de los cuales el 35% se destinó para la reconstrucción del eje cafetero. Luego del Inurbe, las cajas de compensación entregaron el mayor número de subsidios de vivienda (24% del total).

Creación del programa de subsidio en especie (terrenos nacionales).

Compromisos y dificultades 2002 - 2006



La meta es entregar 100.000 subsidios de vivienda de interés social al año, lo cual requerirá incrementar los $150.000 millones anuales asignados para tal propósito. El nuevo gobierno aún no ha anunciado el monto de los recursos adicionales. Para incrementar el número de subsidios, se hará un inventario de los lotes del Estado que puedan ser construidos para complementar el subsidio con aportes en especie.

Suprimir las funciones del Inurbe en materia de asignación de subsidios familiares de vivienda y encontrar otro mecanismo más eficiente y de bajo costo, como las cajas de compensación, para asignar los recursos del Estado con ese propósito.

Al mismo tiempo, fortalecer las instituciones del sistema nacional de vivienda y crear un sistema de información que integre cada etapa del proceso de postulación, asignación y pago del subsidio, con el fin de mejorar el control y seguimiento de la ejecución financiera y física del programa de vivienda social.

Atender las necesidades de vivienda y reubicación de los desplazados por el conflicto.

Está pendiente que el gobierno envíe una señal de que el sector cuenta con estabilidad en las reglas del juego para continuar profundizando la actividad de la construcción de vivienda social en el país.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.