| 1/23/2009 12:00:00 AM

Maneje su riesgo

Con la aparición de nuevas carteras colectivas hay más opciones de diversificar los portafolios y satisfacer las necesidades de más inversionistas.

La gran volatilidad de los mercados ha llevado a los inversionistas a mantener elevadas posiciones de liquidez o a tener inversiones realizables en el muy corto plazo. Esta actitud hizo que los fondos tradicionales que invierten en CDTs, bonos, cuentas de ahorro y deuda pública estuvieran entre los más demandados durante los últimos meses. Además, dado el contexto de altas tasas de interés, tuvieron muy buenos resultados. La rentabilidad mensual de las carteras colectivas abiertas, como se denominan ahora, aumentó en promedio de 7,1% a 9% entre 2007 y 2008.

El panorama para este año también va a estar marcado por la aversión al riesgo. Según Ernesto Villamizar, presidente de Fiduciaria Alianza, los inversionistas seguirán tomando posiciones muy conservadoras, pues la incertidumbre sobre la duración y la profundidad de la crisis internacional llevarán a que los fondos a la vista y en renta fija sean el mejor refugio.

Quienes sean más arriesgados, podrían obtener mejores retornos. Para Emilio Archila, presidente de Asobolsa, gremio de los Comisionistas de Bolsa, en las épocas de incertidumbre se presentan las mejores oportunidades. "Las épocas en que los activos caen pueden ser buenos momentos para comprar e invertir en carteras más agresivas. Todo dependerá de su perfil de riesgo", afirma.

Álvaro Cámaro, vicepresidente de investigaciones de Stanford Comisionista de Bolsa, está de acuerdo: "una de las más grandes lecciones de la crisis es la necesidad de entender a cabalidad lo que se está comprando y los riesgos que este tipo de figuras pueden traer para el capital del inversionista, pues ha quedado claro que los peores escenarios para los mercados financieros, que parecían remotos, hoy en día pueden ocurrir".

Hay otros fondos, como los que tienen inversiones en acciones locales y en activos denominados en dólares, que no se pueden descartar. En el primer caso, hay que tener en cuenta que, si bien presentaron rentabilidades negativas, cayeron menos que los principales índices accionarios. Por su parte, los portafolios invertidos en activos denominados en dólares, que venían presentando retornos negativos durante los últimos tres años, se recuperaron ante la devaluación de los últimos meses.

Las carteras colectivas concentradas en deuda pública, que venían mostrando rentabilidades inferiores al 5% hasta agosto de 2008, causadas por el incremento de las tasas de mercado de estos títulos, han logrado recuperar la pérdida de capital acumulada y alcanzaron retornos superiores al 10% durante el último trimestre del año.

Además, es importante anotar que debido a la alta concentración de los fondos que administran fiduciarias, sociedades comisionistas de bolsa y de inversión en activos locales, el efecto de la crisis del subprime fue marginal en sus retornos.



Más fondos

Este año también se podrá optar por nuevos tipos de carteras colectivas, cuyos portafolios se encuentran constituidos por facturas, índices accionarios locales e internacionales y activos inmobiliarios, entre otros, cuya creación se facilitó con la entrada en vigencia de la nueva normatividad de fondos (Decreto 2175 de 2007 del Ministerio de Hacienda). El objetivo de esta norma era eliminar las asimetrías regulatorias que existían entre fiduciarias, comisionistas de bolsa y sociedades administradoras de inversión. Esto les permite a todos ser más creativos en la estructuración. Fue así como Correval creó una cartera cerrada denominada Fonval 24 - 2 para invertir en cheques posfechados, con una rentabilidad neta de 13%, mientras que Stanford creó un fondo que invierte en instrumentos negociados en la Bolsa Nacional Agropecuaria a 90 días, con riesgos moderados y con rendimientos de alrededor de 13%.

En general, las carteras colectivas con descuento de facturas y activos transados en la Bolsa Nacional Agropecuaria presentaron rentabilidades atractivas, con niveles superiores al 12% y 10%, respectivamente, y con bajos niveles de volatilidad. Además, este podría ser el momento para que los fondos inmobiliarios despeguen, pues tendrían la posibilidad de comprar a precios más adecuados. Hasta el momento, el patrimonio de Estrategias Inmobiliarias, el primer fondo inmobiliario que se creó en el país, ha presentado una rentabilidad, desde su primera emisión, de 19,82%, mostrando baja volatilidad aún en momentos de crisis.

Con todo esto, "el mercado tiene hoy fondos capaces de generar retornos diferenciados que varían según el tipo de activos y sirven como vehículo para acceder a una amplia canasta de instrumentos y activos rentables, que hacen posible la diversificación por perfil de riesgo de los inversionistas", afirma María Soledad Mosquera, directora asociada de BRC Investor Services, entidad afiliada a Moody´s.

Se espera que en 2009 se consoliden más alternativas de inversión. Todas las entidades están trabajando intensamente en el desarrollo de nuevos fondos. Corredores Asociados constituyó un Fondo de Capital Privado, FCP Factor Group, que consiste en una cartera colectiva cerrada, concentrada y de riesgo moderado, con una duración de tres años, cuyo objetivo es hacer factoring. La inversión mínima será de 600 salarios mínimos (aproximadamente $298 millones). Correval tiene planeado lanzar Inmoval, una cartera para compra de inmuebles y Actival, una para compra de activos muebles. Stanford ya pidió la autorización para diversos fondos de facturas, energía, pagarés y empresariales, entre otros ejemplos. Además, se espera que con el arranque del mercado de derivados se abran más oportunidades de inversión y cubrimiento.

Los fondos son un vehículo de inversión atractivo para los pequeños ahorradores, por la posibilidad de obtener una rentabilidad más competitiva que la alternativa de acudir directamente al mercado, y además de diversificar y acceder a un manejo profesional del portafolio. Con las nuevas posibilidades que da la regulación, es de esperar que aparezcan numerosas alternativas capaces de ajustarse a los perfiles de rentabilidad y riesgo de una amplia gama de inversionistas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?