Enrique Camacho Presidente de Pizano "La reactivación de la construcción, en especial de la vivienda de interés social, nos ha ayudado".

| 6/14/2002 12:00:00 AM

Madera Luces al final del túnel

Las empresas enfrentan la baja demanda con mecanismos de comercialización y ajustes internos.

Las movidas

Lo que es bueno para el sector de la construcción es bueno para los madereros. Por eso, el aumento en las licencias de construcción y los incentivos del Estado para comprar vivienda dan señales de reactivación en el sector.



De acuerdo con el Dane, las licencias de construcción para vivienda aprobadas en los primeros cuatro meses del año se incrementaron en 42%, el mayor aumento en nueve años durante este período, mientras las licencias para vivienda de interés social crecieron 77%. Esto es buena señal para empresas como Pizano, que tuvo que acogerse a la ley 550 de reestructuración económica, y que ha visto reactivada la demanda por sus productos. A mayo, las ventas de Pizano crecieron 13%.



Otro sector que les genera negocios a los madereros, y que estaba deprimido con la caída de la construcción, es el de muebles. La producción real de los muebles bajó en 9% en el 2000, lo que deprimió las ventas de madera en el mercado doméstico.



La caída en la construcción y en el sector de muebles tuvo su mayor efecto durante el 2001, cuando las ventas del negocio maderero tuvieron una caída real de 11,3%, luego de tener un crecimiento real de 3% en el 2000. Igualmente, el índice de producción del sector entre diciembre del 2000 y 2001 decreció en 7,4%, aunque habría que tener en cuenta que el sector de madera sólida, el cual depende de la demanda de los estratos altos, deprime la cifra global.



Seguramente, la revaluación del 2001 tampoco ayudó. Si bien la devaluación del 2000 impulsó una reducción del 15% en las importaciones, caída que fue compensada por la industria nacional, en el 2001 la balanza comercial dejó de ser tan favorable. En el 2001, las importaciones de madera aumentaron en 13,6%, mientras las exportaciones cayeron 8,3% para situarse en US$33 millones.



A favor

* La incipiente recuperación del sector de la construcción.



En contra

* La revaluación ha dinamizado las importaciones, desplazando producción nacional.



Los hechos

Este sector está afectado por la situación económica de sus principales participantes. El incremento en ventas frente al 2000, gracias a las exportaciones, le permitió aumentar su utilidad operacional. Pero, debido al gasto financiero, sigue arrojando pérdidas netas. Aún maneja niveles de endeudamiento demasiado altos, lo que hace prever que requerirá capitalizaciones importantes para ajustar el nivel de endeudamiento.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.