| 3/1/1997 12:00:00 AM

Luis Carlos Sarmiento

Este año, la estategia de Luis Carlos Sarmiento es consolidar sus intereses fundamentales. Como es el grupo con mayor "market share" en el sector financiero, Sarmiento reafirmó su liderazgo comprando a finales del año pasado el Banco Popular, al mismo tiempo que vendió a Cemex de México sus empresas cementeras y de concreto (Industrias e Inversiones Samper y Central de Mezclas). De tiempo atrás también ha invertido en tecnología y con un riguroso manejo ha llevado a sus entidades financieras a los primeros lugares de desempeño. Por fuera del país intentó participar en la venta de los bancos Consolidado y De Venezuela pero optó por retirarse de la contienda porque no había plenas garantías contingentes para los compradores. Sin embargo, no ha descartado invertir en el vecino país. Otra prioridad es mantener el liderazgo que ya posee con Porvenir en la administración de cesantías y pensiones. Otro de los sectores de gran interés para la organización es el de las telecomunicaciones, donde ya participa en telefonía celular con Cocelco. Sarmiento es uno de los actores fijos para la privatización de la larga distancia, proyecto paralizado por ahora debido a los bandazos del gobierno en esta materia. Tampoco oculta su interés de participar en la privatización de la televisión. Aunque desde hace mucho tiempo la construcción no es su principal fuente de ingresos, sigue en la actividad, en especial en los estratos populares y medios. La carretera a Villavicencio finalmente arrancó (Coviandes) y este proyecto se convirtió en experiencia valiosa para futuras negociaciones de concesiones viales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?