| 11/1/1994 12:00:00 AM

Los otros grupos

¿Cuales son los grupos o conglomerados empresariales que siguen en importancia a los cuatro más grandes? ¿ Cuál es su actividad y hacia dónde se están orientando?

DINERO realizó un esfuerzo para establecer el perfil de los grupos económicos que le siguen en importancia al Sindicato Antioqueño, a Santo Domingo, a Ardila Lulle y a Luis Carlos Sarmiento, con base en información de las Cámaras de Comercio, Supersociedades, Supervalores y de las propias empresas. Se seleccionaron aquellos grupos que tienen una vocación industrial y comercial, antes que financiera. Se excluyeron, por lo tanto, organizaciones tan importantes como el Grupo Social cuya vocación es primordialmente financiera (Caja Social, Corporación de Ahorro y Vivienda Colmena, etc.) y el grupo Colpatria.

En la legislación mercantil colombiana no existe una definición concreta de lo que es un grupo económico. El Código de Comercio sólo se ocupa de reglamentar las relaciones de subordinación entre sociedades a través de las figuras denominadas matrices, filiales y subsidiarias. En otros países como Francia existe una legislación en la cual se consagra de manera expresa la "figura" de los grupos de empresas, reglamentada de una manera integral.

En Colombia, la ley considera que una sociedad es filial cuando está dirigida o controlada económica, financiera o administrativamente por la dominante. La norma pertinente determina tres presupuestos bajo los cuales una sociedad está subordinada a otra denominada matriz: 1) Cuando la matriz posee el 50% o más de las acciones, bien sea de manera directa o por intermedio de otras sociedades filiales o subordinadas. 2) Cuando alguna de las matrices de manera directa o por intermedio de las filiales tenga capacidad para emitir votos constitutivos del quórum necesario en la asamblea de socios. 3) cuando las sociedades vinculadas entre sí participen con más del 50% de las utilidades, ya sea por pactos especiales, prerrogativas o cualquier otro tipo de vinculación.

Además de las alternativas que menciona el código, existen otras formas mediante las cuales las empresas suelen aglutinarse o mediante las cuales las empresas son orientadas o dominadas por otras. A veces por problemas relacionados con la legislación laboral financiera, o por razones de seguridad, los empresarios se las han arreglado para controlar o dirigir empresas de manera indirecta y sin mayor figuración. Es el caso de los convenios de gestión, convenios de administración, pignoración de la totalidad de las acciones, convenios de compra a futuro con delegación de la administración y otras más.

Dado este desarrollo tan amplio, las legislaciones más avanzadas en la materia han determinado utilizar la figura de la "influencia preponderante" como el elemento que define cuando hay lugar a calificar a un conjunto de sociedades como grupo económico. Es por eso que se ha denominado como grupo económico a las organizaciones, conglomerados o conjuntos de sociedades en los cuales la participación de uno o varios accionistas es común o en donde eventualmente todos los accionistas comunes o alguno de ellos, de manera directa o indirecta, pueda tener influencia preponderante en la toma de decisiones, sin importar el medio por el cual se obtuvo esa influencia.

En el caso colombiano, mientras se perfecciona la legislación al respecto, no queda otra salida que acudir a la sabiduría popular, la cual suele bautizar a algunos conjuntos de empresas como grupos, bien sea por su origen único, sus vínculos familiares, las relaciones entre los accionistas o simplemente por el hecho de que varias sociedades pertenezcan a accionistas comunes o sean manejados u orientados por cabezas comunes. Para efectos de este análisis hemos optado por utilizar el término "grupo económico" en su significado popular.

Ahora bien,

siguiendo este significado popular, los grupos que fueron finalmente escogidos por su importancia y tamaño son: Carvajal, Sanford, Mundial, Espinosa, Jaime y Corona. Todos estos grupos, con la excepción de Sanford, tienen un marcado origen familiar. A continuación se hace el esbozo de cada uno de ellos.



GRUPO CARVAJAL



Es manejado por la tercera gene; ración de la familia Carvajal, siendo la figura más visible la de Adolfo Carvajal, presidente de Carvajal S.A., la más importante de las empresas del grupo. Su actividad central es la industria editorial, donde han llegado a alcanzar un buen grado de integración vertical y horizontal. Desde libros, directorios telefónicos y papelería de oficina, hasta la comercialización de equipos y muebles para oficina y la producción cíe empaques e insumos necesarios en la producción de libros.

El grupo ha sido pionero en Colombia en materia de exportaciones de material editorial. Por ejemplo, Carvajal S.A. es la tercera exportadora industrial del país, después de Enka de Colombia y Petroquímica Colombiana: conjuntamente con su comercializadora exportaron durante 1993 cerca de US$50 millones. Pero su actividad internacional no ha sido solamente en libros y material editorial. También en un campo en el cual han sido los líderes en Colombia desde hace varias décadas: el de los directorios telefónicos.

Publicar, la segunda empresa en importancia del grupo, controla el 85% del mercado colombiano de directorios telefónicos y se reparte con Legis el 90% del mercado del directorios especializados. Pero su radio de acción no se ha limitado exclusivamente a Colombia sino que se ha extendido a varios países latinoamericanos. Es así como actualmente controla el 100% de los mercados de directorios telefónicos de Panamá, Nicaragua, El Salvador y Guatemala, en Centroamérica, y el 100% de los mercados de Chile y Ecuador en Suramérica, incluyendo el 15% del competido mercado de Brasil. Este negocio de los directorios le proporciona al grupo una envidiable liquidez y constituye uno de sus pilares principales.

Al lado de la producción de libros y directorios está el de las imprentas y productos complementarios como las formas continuas, las etiquetas, los empaques y la fabricación de papel y cartón ondulado. De esta manera, el grupo ha ido consolidando su integración vertical.

Su otra gran área de actividad es la de la venta de muebles y equipos de oficina, incluyendo computadores. Aquí son más que todo comercializadores. Muy probablemente el grupo se invoIucró en esta competida área como resultado de un proceso de integración horizontal basado en su producción original de papelería de oficina.

En todo lo que tiene que ver con la industria editorial y la comercialización de equipos y muebles de oficina el control accionario del grupo es casi completo. Pero esto no quiere decir que los Carvajal no estén involucrados en otros campos. Su política, por lo menos hasta ahora, es la de participar en otras actividades con otros socios. En estos casos su participación accionaria es minoritaria, a duras penas llegando al 10'%, tal como sucede con la Corporación Financiera del Valle, el Banco Intercontinental, la Corporación Financiera Colombiana, Cartón de Colombia, muy recientemente la Empresa Regional de Telecomunicaciones Celulares y en el negocio de la distribución de gas natural.

En años recientes las principales energías del grupo se han dirigido hacia el fortalecimiento de sus deis actividades centrales, incluyendo la internacionalización del negocio de directorios telefónicos, donde han encontrado un valioso nicho. En el caso de ¡os libros no ha sido un proceso fácil. Solamente desde hace unos siete años para acá se embarcó en un pro >ce,() muy ambicioso para convertirse en el primer productor de libros en español de administración de empresas, ¡)ara renovar la lista de sus escritores de literatura. para penetrar más agresivamente en textos escolares y de fortalecer aún mas su línea infantil. En esto, objetivos han tenido un reconocido éxito.

Mas difícil. quizás. h.1 sido mantener una posición de vanguardia en el área de la comercialización de muebles

y equipos de oficinas. En este campo la competencia se ha acrecentado sustancialmente con la creciente apertura (leí país y la organización adolecía de excesivo personal y no tenía una suficiente capacidad de respuesta. Tanto en costos como > en servicios este componente del grupo fue superado por los nuevos >s competidores y todavía está luchando por tratar de recuperar el terreno perdido

El grupo Carvajal se caracteriza por sus excelentes relaciones laborales y por la existencia de la Fundación Carvajal (que posee el 26% de la holding del grupo), que es reconocida como modek) de ayuda social y empresarial en Colombia. Esta Fundación. por ejemplo. fue pionera en la organización de programas de asistencia a micro )empresario )s.

Existe expectativa sobre si el grupo entra finalmente en un Más

agresivo proceso de diversificación de intereses, da(¡() que tiene la capacidad financiera para hacerlo. 1 ¡asta ,hora h,111 puesto > un pie aquí y otro allí, pero con la característica prudencia de sus dueños que han preferid) enfilar sus baterías ¡lacia lo que hasta ahora mejor saben hacer.



GRUPO SANFORD



A. diferencia de Ios otros grupos aquí reseñados. éste n(1 tiene su origen en una sola familia sino que en su desarrollo han participado varios empresarios, entre los cuales están ,linnny Mayer, Piero di Capua. Edmundo Esquenazi, Benito Zapata y algunos otros más. Se trata de un grupo eminentemente industrial, especializado en petroquímica. Su única participación en el sector financiero es en Inversora. una pequeña compañía de financiamiento comercial.

El dinamismo de este grupo. que se formó alrededor de Paveo (empresa vendida posteriormente a Eternit ), es ampliamente reconocido. Su organización está orientada hacia el exterior cada vez en mayor proporción. Petroquímica Colombiana, Propilco y Biof ilm están entre las principales exportadoras industriales del país. En total sus exportaciones de productos petroquímicos superan los S$100 millones.

Su posición en el sector petroquímico como principales productores de PVC la han consolidado por medio de un acelerado proceso de inversiones y de integración vertical, que los ha llevado a involucrarse en la producción de polipropileno. solventes y ácidos (estabilizadores). películas de plásticos, empaques de PVC. telas vinílicas y pinturas.

Hace casi una década el grupo tomó la decisión de embarcarse en un ambicioso proceso de diversificación que no ha sido del todo color rosa. Realizó inversiones en camarones, seda, cables de energía y telecomunicaciones, negro de humo, flores y bombillos. La fábrica de seda quebró y los camarones han atravesado una muy dura etapa, hasta este ario cuando los precios internacionales reaccionaron.

Excluyendo la petroquímica, el área más importante que resultó (le este proceso de diversificación es su creciente participación en el sector de cables. Adquirieron la mitad de Ceat General. la más grande productora en este campo, y posteriormente Imex. El siguiente paso podría ser la compra de por lo menos la mitad de Facomec, la otra gran productora de cables, y de Fadaltec.

Uno de los caminos preferidos de expansión de este grupo es el de asociarse con otros inversionistas en una relación 50-50 para los nuevos proyectos. Es el caso de Propilco, cuyo otro socio es el Grupo Santo Domingo, y de Flores la Fragancia con la familia Peisach. O adquirir sólo la mitad de empresas ya establecidas como en el caso de Cabot, la productora de negro de humo, y de Ceat General y Carboquímica.

Hace cuatro años el grupo tomó la decisión de ingresar como productor de compuestos de PVC a Venezuela, lo cual tampoco ha sido fácil, especialmente por los altibajos que ha sufrido esa economía y porque el sector petroquímico en el vecino país es mayoritariamente público y, por lo tanto, muy protegido. Pero no hay que olvidar que una de las características del sector petroquímico es que se trata de un negocio a largo plazo.

Al grupo lo afectó la recesión internacional. Los precios de los productos petroquímicos solamente han reaccionado en 1994 después de un ciclo bajo de tres años. Sin embargo, el futuro pinta mejor debido a que la recuperación de la economía mundial está resultando más acelerada de lo que se tenía previsto. Por otro lado, la economía colombiana está creciendo a un ritmo adecuado y el sector de plásticos que consume sus productos lleva varios años consecutivos de buen comportamiento. Por esta razón, el grupo tiene programado fortalecer su posición en su actividad principal con nuevas inversiones, por ejemplo, con una proyectada ampliación de la capacidad de producción de Petroquímica Colombiana.

Hay otras áreas de interés como el de los servicios petroleros o, de pronto, participar como uno de los accionistas en la nueva refinería, si ella la realiza el sector privado. Lo interesante de destacar es que el sector petroquímico en Colombia está subdimensionado y que su desarrollo demandará mucho capital, lo que obligará a que el grupo continúe focalizando sus esfuerzos en esta área.



GRUPO MUNDIAL



Este hermético grupo pertenece a los descendientes de Alberto, Germán y Luis Carlos Saldarriaga de Medellín. Pero la familia no se involucra en el negocio, estando su manejo en manos de muy calificados administradores.

El grupo se formó alrededor de Cacharrería Mundial, que actualmente es la más grande mayorista del país. Llega a todos los pueblos distribuyendo principalmente pinturas, electrodomésticos, cables, productos de aluminio, plásticos y zapatos.

Aparte de la venta de "cacharros", su otra exclusiva área de actividad es el negocio de las pinturas, controlando un 70% del mercado colombiano con la reconocida marca Pintuco. Con el paso del tiempo se integró verticalmente produciendo desde algunas de las materias primas hasta los envases.

El grupo no tiene pretensiones de diversificación sino de globalización. Ha centrado sus esfuerzos en conquistar el mercado venezolano de pinturas adquiriendo el 35% de Grupo Químico (de la familia Mendoza), que distribuye la famosa marca Sherwin Williams, y el control de Pinturas Internacionales, que vende la marca Glidden (cuya licencia en Colombia pertenece a Ico). Por otro lado, tiene la mira puesta en el mercado de pinturas del Ecuador, Panamá y Guatemala.

A su vez, Cacharrería Mundial también se lanzó a la conquista del mercado venezolano y actualmente posee a Globo -una comercializadora- y su objetivo es convertirla eventualmente en una de las principales mayoristas del vecino país.

Una de las fortalezas del grupo es su excelente red de distribución, pues no hay pueblo de Colombia a donde no llegan. Otra es la claridad de objetivos que le ha permitido concentrarse en su negocio tradicional y defender a capa y espada su posición de vanguardia en el mercado colombiano. La decisión de incursionar en Venezuela y otros países es un verdadero desafío que el grupo está enfrentando sin apresuramientos, pisando en tierra firme, como ha sido su característica empresarial desde los inicios.



GRUPO ESPINOSA



También se trata de un grupo exclusivamente familiar, cada vez más en control de la segunda generación, o sea de los herederos de Alfonso, Rafael y Zenón Espinosa. Son dos los pilares del grupo: la trilla y exportación de café y la fabricación de aceites y grasas comestibles.

Rafael Espinosa Hermanos es el principal trillador y exportador de café. Tiene más de 15 trilladoras a lo largo y ancho del país y sus exportaciones en 1993, un año de bajos precios externos del café, ascendieron a cerca de US$150 millones.

La vocación agroindustrial del grupo lo llevó a diversas actividades y rincones del país, desde la comercialización del tabaco hasta la ganadería de exportación y pasando obviamente por las plantaciones de palma africana.

En el caso de aceites y grasas comestibles, un sector que proporciona liquidez pero que es altamente competido y de estrechos márgenes, su participación en el mercado con Acegrasas y Fagrave, ha tendido a caer, de un 20% en los años ochenta a un 13% en 1993, siendo actualmente el tercer proveedor de este mercado. El primer lugar lo ocupa el grupo Lloreda (Lloreda Grasas e Inversiones Adelca) con una participación del 24% y el segundo el grupo Haime (Grasco, Gracetales y Progral) con una participación del 16%.

Otra dos áreas, que han recibido un impulso recientemente por la situación próspera que está atravesando el país, es el de la venta y distribución de vehículos automotores (Marcali y Vehículos de la Costa) y el de la construcción (Coandes).

El grupo Espinosa está en un proceso de transición generacional, que posiblemente lo ha llevado detener su ímpetu diversificador que fuera notorio, especialmente en los años setenta. Sin embargo, hay que señalar que el lento dinamismo de las ventas durante los últimos tres años obedece, en parte, al prolongado ciclo de precios bajo del café que terminó en 1994. Durante este año y los próximos el grupo se va a beneficiar indudablemente de la actual bonanza cafetera, quedando en una posición favorable para adoptar nuevamente esquemas expansivos, pero siempre y cuando haya la suficiente claridad sobre sus objetivos y políticas.



PORTADA

GRUPO HAIME




Este es un grupo de familia que también se encuentra en proceso de transición generacional. El pilar de su actividad ha sido, desde la época de su fundador, Moris Gutt, el negocio de los aceites y grasas comestibles.

En su momento de mayor expansión durante los años sesenta y setenta, bajo las riendas de Carlos Haime, el grupo se integró verticalmente con plantaciones de palma y horizontalmente con la producción cíe jabones (persa primordialmente) y de alimentos concentrados para animales (Raza). También desde esa época ha estado muy activo en la construcción (Inmobiliaria Progreso, por ejemplo).

En los años ochenta le nacen al grupo tres ramificaciones adicionales, bajo la iniciativa de la tercera generación, pero con el resuelto apoyo de Carlos Haime. Se trata del negocio de los camarones, donde ocupa una posición de relativo liderazgo en el país, de tuberías metálicas de todo tipo (Colmena, Tubos del Caribe y Tubotec) y de la fabricación de papel.

Estas últimas son indudablemente las áreas de mayor dinamismo, puesto que el negocio central solamente está teniendo un crecimiento de carácter vegetativo. En el caso de aceites y grasas comestibles el grupo controla actualmente el 16% del mercado colombiano y la política es la de amortizar las inversiones realizadas en el pasado, antes que embarcarse en expansiones adicionales. Una situación similar sucede con los jabones, donde la competencia es realmente feroz por la participación de multinacionales como Colgate, Cogra Lever e Inextra (Procter & Gamble). Aquí el grupo se ha especializado en nichos del mercado que no demandan de ese gigantesco esfuerzo publicitario que caracteriza tanto al negocio de los jabones detergentes como los de tocador.

Hacia el futuro las baterías estarán puestas en el sector de la tubería metálica, que ha experimentado un aceleradísimo desarrollo y que posiblemente continuará en este sendero, debido a las buenas perspectivas de la producción y distribución de petróleo y gas natural, así como de la construcción. También se vislumbran inversiones adicionales en el sector de papel y, naturalmente, en el sector de la construcción.



GRUPO CORONA



Este grupo pertenece a los descendientes de Gabriel Echavarría, o sea Hernán, Felipe, Alice, Norman y Elkin. Al igual que el grupo Mundial, los miembros de la familia han dejado su manejo a muy calificados administradores. Esta decisión estuvo acompañada de otra en el sentido de concentrar la actividad del grupo en su tradicional área de materiales cerámicos de construcción y dotación de hogares, en medio de un intenso proceso de integración vertical. Es así como es preponderante con la marca Corona en el mercado colombiano de vajillas (Locería Colombiana), sanitarios (Compañía Colombiana de Cerámica y Manufacturas de Cerámica), y grifería en general (Grival). Pero también produce productos de vidrio, hojas de madera para enchapados, cerámica refractaria y no refractaria y baldosines.

Tiene con Carvajal algunas similitudes. Por ejemplo, ambos grupos se han preciado de su manejo paternalista en las relaciones laborales y de estar a la vanguardia en técnicas de administración (últimamente en la instrumentación de técnicas de calidad total), y en la creación de unas fundaciones muy activas (en este caso la Fundación Corona, de reconocida labor en el apoyo a la creación y consolidación de' pequeñas organizaciones de industria, comercio o servicios).

Todo parece indicar que el grupo Corona continuará avanzando en un proceso de integración vertical cíe su actividad principal, lo cual no significa que los miembros de la familia desarrollen otros negocios importantes, pero por cuenta propia, sin el grupo. Un paso importante de integración vertical lo acaba de dar el grupo con el montaje en Bogotá del primer Home Center, en asocio con inversionistas chilenos (éstos con una participación del 30%). Los Home Centers están llamados a convertirse en una gran cadena de venta final de toda clase de artículos para el hogar, incluyendo por supuesto los productos Corona.

El grupo ha realizado esfuerzos para penetrar en el mercado venezolano y ecuatoriano. En este último controla el 50% del mercado de sanitarios y grifería. Uno de sus objetivos es el de consolidar en lo que resta de la década sus vínculos comerciales en los dos países vecinos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?