"Los márgenes no han subido"

| 9/14/2001 12:00:00 AM

"Los márgenes no han subido"

"Las últimas tasas son más altas, porque la percepción de riesgo en la economía ha aumentado".

Patricia Correa , la superintendente bancaria, habló con Dinero sobre los niveles de las tasas de interés y las fórmulas que permitirían el acceso de más empresas al crédito. De sus palabras se desprende que no hay fórmulas mágicas ni conviene empeñarse en bajar tasas a sombrerazos. Sin embargo, para llegar a una solución de largo plazo, los banqueros deberían aceptar un cambio en sus actitudes respecto a algunos elementos básicos en el proceso de asignación del crédito.



¿Los márgenes de las entidades financieras son demasiado altos?



No es cierto que los márgenes estén subiendo. La distancia entre las tasas marginales de colocación y captación puede haber subido, pero ese no es el verdadero margen que recibe el intermediario. La medida correcta de margen es la de intereses recibidos menos intereses pagados, la medida expost. Estos márgenes no han aumentado, por el contrario, se han reducido.



La tasa marginal activa, es decir, la tasa sobre el último crédito realizado, ha tendido a subir recientemente. Es lógico que esto ocurra, pues la percepción de riesgo sobre la situación económica ha aumentado. Pero los resultados del intermediario no salen de la última tasa, sino de los promedios del pasado.



¿Las entidades financieras son demasiado cerradas a la entrega de créditos?



Es cierto que, en muchos casos, la forma como se mira la información sobre riesgo crediticio puede ser demasiado simplista. A veces, no se maneja con buen criterio. Puede ocurrir, por ejemplo, que un deudor que aparece reportado se haya puesto al día hace tiempo y, desde entonces, ha tenido buen comportamiento, pero de todas formas el banquero le niega el crédito.



Sin embargo, los bancos están en todo su derecho de aplicar sus criterios. No es conveniente intervenir en este tema como regulador, más allá de verificar que las entidades cuentan con sistemas de análisis de riesgo y los aplican.



¿Qué puede hacerse para mejorar el acceso al crédito?



Es necesario distinguir entre dos casos. En primer lugar están las microempresas. Estos son créditos de alto costo para los intermediarios, pues exigen contacto directo e incluso capacitación. Pueden ser operaciones rentables, pero necesariamente tienen tasas altas frente al mercado, aunque sean inferiores a las alternativas que cobran los prestamistas de la calle. La experiencia demuestra que los controles de tasas de interés solo contribuyen a hacer más difícil el acceso al crédito para este grupo, pues los intermediarios formales no les prestarán si no pueden recuperar sus costos. El solo temor a que las tasas sean controladas hace que se restrinjan estos créditos.



El segundo caso es el de los deudores que han entrado en programas de reestructuración y encuentran serios problemas para que les presten nuevos recursos. Hay que reconocer que los acreedores les tienen aversión a los mecanismos de la Ley 550, pues cambió el orden de prioridades de las garantías. Estamos trabajando en fórmulas que permitan superar estos obstáculos.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.