| 5/25/2011 12:00:00 AM

Los lobos del aire

En 2010, Comcel, la compañía que preside Juan Carlos Archila, conservó el liderato en número de clientes de telefonía móvil, con 28 millones de usuarios; seguido por Movistar, 9,5 millones, y Tigo, 4,8 millones.

El auge de los equipos portátiles está disparando las ventas de la telefonía móvil, que se consolida como el mayor generador de recursos del sector.

A pesar de su buen comportamiento, el sector de las telecomunicaciones está en un punto donde su crecimiento a mediano y largo plazo dependerá de las disposiciones que tome el Gobierno en los próximos meses. Los expertos concuerdan en señalar que comienzan a faltar normas que garanticen condiciones para que las compañías inviertan en la ampliación de sus plataformas y que contribuyan a la masificación de los servicios.

El sector de telecomunicaciones (que incluye software, BPO, y tecnologías de la información) obtuvo ingresos por $27 billones durante 2010, un crecimiento de 5,8% frente a 2009.

“El dinamismo de nuestro sector tiene relación directa con el crecimiento de la economía y de las empresas y, sin duda, Colombia es un país con grandes oportunidades”, comenta Jaime Alberto Peláez, presidente de Global Crossing.

En este sentido, la telefonía celular se mantuvo como el mayor generador de recursos, con una participación del 37% en los ingresos totales, equivalente a $9,5 billones, gracias a sus 42,7 millones de líneas activas. “En 2010, el crecimiento provino de la utilización de la red, en especial de la prestación de servicios de datos móviles, como acceso a internet o chats”, comenta Juan Carlos Archila, presidente de Comcel.

Según el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC), Comcel conserva el liderato en número de clientes de telefonía móvil, con 28 millones de usuarios; seguido por Movistar, 9,5 millones, y Tigo, 4,8 millones.

Para este año, los expertos esperan una explosión en la venta de equipos portátiles de cómputo, como tabletas digitales y teléfonos inteligentes, la cual impulsará la adopción de servicios móviles de datos. Con este panorama, la ampliación del espectro de operadores móviles y su asignación a nuevos jugadores por parte del MinTIC se convierten en un tema clave.

El espectro es el espacio por donde viajan los datos y la voz móvil: entre más grande sea esta autopista, los usuarios podrán acceder a mejores servicios y nuevas tecnologías. “En la medida que el Ministerio habilite mayor cantidad de espectro, ya estamos listos para comenzar las pruebas con redes de cuarta generación. El tema regulatorio ayudaría a que el país se mantenga a la vanguardia”, dice Archila.

Diego Molano, ministro de las TIC, manifestó su intención de acelerar este proceso y entregar en los próximos meses más espectro en la banda de 1.900 Mhz que se encuentra en proceso de limpieza y depuración.
De otra parte, jugadores locales del sector han manifestado su preocupación. Para Federico Restrepo, gerente de EPM –dueña de UNE–,  “hay topes en el sector eléctrico, de cerca de 25%, pero no vemos un comportamiento similar en el de telecomunicaciones. Pedimos coherencia en la regulación y defensa de unos activos públicos”, advierte.

Sector que ‘vive’

La gran apuesta del Gobierno para este año estará en el ambicioso plan ‘Vive Digital’, el cual busca masificar el acceso a internet, desarrollar un ecosistema digital y expandir los servicios. Así, invertirá $5,5 billones en promover la expansión de infraestructura, crear servicios, desarrollar aplicaciones y promocionar el uso de la tecnología entre los usuarios.

Ya fue presentada en sociedad la licitación para crear una gran red de fibra óptica que permita llegar a 700 municipios y en la cual se invertirán cerca de $400.000 millones. La idea es que por cada $1 que el Estado invierta, las empresas aporten otros $3 en el proyecto.

Los datos con los cuales comienza el proyecto no son muy alentadores. Según el Barómetro de Banda Ancha, un estudio realizado por la analista IDC a petición de Cisco Systems, en 2010 el número de conexiones a internet apenas creció 20%, lo que muestra cierta desaceleración con respecto a los años anteriores, cuando mostraba ritmos de crecimiento superiores a 50%.

“Los operadores siguen atacando la parte alta de la pirámide, donde los usuarios comenzaron a cambiar de servicio según las ofertas. Al final, no se amplió el mercado”, dice Carlos Gómez, gerente de investigación de IDC Colombia.

Mientras el Gobierno espera que para 2014 las conexiones a banda ancha lleguen a 8,8 millones, con una especial concentración en los estratos 1, 2 y 3, donde quiere conectar al 50% de los hogares y de las microempresas, el Barómetro estima que el país apenas tiene 2’587.000 conexiones, que equivalen a 5,68% de penetración.

A esto se une el alto costo que asumen los operadores para crecer en un negocio tan cambiante como el acceso de internet. “A causa de la explosión del tráfico de datos, tanto en redes móviles como fijas, los operadores debemos realizar cuantiosas inversiones en infraestructura para mantener un ritmo de crecimiento que asegure una calidad óptima para los clientes”, dice Alfonso Gómez, presidente de Telefónica Colombia.

Para el ministro, el reto será motivar a los usuarios. “En el último año, los precios de conexión cayeron entre 30% y 50%, pero los consumidores no vieron sus beneficios. Por eso invertiremos, junto a Colciencias, $48.000 millones en incentivos para los creadores de aplicaciones colombianas y comenzaremos un plan piloto en estratos bajos para mostrar las ventajas que les ofrece la red”, concluye Molano. 

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.