| 3/14/2008 12:00:00 AM

Los laureados

Intelecto Ltda. ganó el premio mundial para desarrolladores, otorgado por Microsoft.

Algo bueno ha de estar realizando la compañía caleña Intelecto Ltda. Microsoft Colombia la premió el año pasado como el mejor desarrollador en sus plataformas en el mercado nacional. Esto les dio derecho a participar en el concurso mundial de Microsoft para desarrolladores, que también ganaron, tanto a nivel global como a nivel andino. Son suficientes laureles para presentar esta empresa del ingeniero javeriano Diego Valencia, creador, con su equipo de colaboradores, de dos soluciones avaladas por Colciencias en el campo de la innovación tecnológica. La primera es AD Security, con más de 40.000 usuarios a la fecha, que consiste en un aplicativo para que las personas puedan reinicializar sus contraseñas en un sistema, sin tener que llamar al equipo de soporte. La segunda es DocProtector, un programa que protege los documentos estratégicos del negocio de las empresas, para que puedan ser leídos pero no modificados, ni copiados. Se trata de una solución de movilidad que permite descargar los documentos a una memoria o cualquier dispositivo portátil, para leerlos e imprimirlos en condiciones seguras para el interés de la compañía.

Todos los desarrollos de Intelecto se llevan a cabo sobre plataformas Microsoft, especialmente Visual Studio 2008. Tienen una solución móvil para toma y reserva de pedidos en una cadena de tiendas, así como otras ofertas en mercadeo, recursos humanos, producción y ventas, mostrando el mismo interés por trabajar sobre soluciones en línea como sobre soluciones móviles. "No es que la movilidad tenga más futuro, pero es un punto más de contacto de los clientes con las empresas, y si una empresa no explota ese punto de contacto, está perdiendo muchas posibilidades", explica Diego Valencia.

¿Estar en Cali supone alguna desventaja en el mercado nacional? Para nada, responde Valencia, "Los mayores desarrolladores del mundo están en India y dominan el mercado norteamericano", agrega. "Por el contrario, la mano de obra acá es más barata". Intelecto emplea 24 personas de manera directa y 35 en total, incluyendo los colaboradores. La facturación anual es de US$1,5 millones y la empresa fue valorada en US$3,5 millones hace un año, cuando comenzó un proceso de exploración de nuevos socios internacionales; el proceso está muy avanzado y se encuentra en la fase de "due dilligence".

No es tan fácil como parece consolidar un emprendimiento en el sector de desarrollo de software. Empezar en el negocio es fácil porque hay pocas barreras de entrada, pero lo difícil es sostenerse. "Los clientes están exigiendo calidad, experiencia y certificación", explica Valencia, para quien una empresa de desarrollo debe superar el periodo de vida típico de tres años. Pasado ese lapso, dice, se sabe si la empresa es sostenible o no. El flujo de caja parece ser uno de los factores claves para sostenerse en ese mundo difícil y competido, y es la razón por la cual la mayoría de empresas como esta se ven abocadas a la búsqueda de socios extranjeros. Con pergaminos como los que tiene Intelecto eso no es tan difícil.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?