Los fondos siguen adelante

| 1/24/2003 12:00:00 AM

Los fondos siguen adelante

Los fondos de inversión han perdido glamour por cuenta de los pésimos resultados de los últimos años. Pero si se escogen bien, pueden ser una alternativa excelente.

Los fondos de inversión se pusieron de moda en los últimos años, pero esa popularidad les causó problemas en el 2002, cuando la caída en los precios de ciertos activos se tradujo en la desvalorización de numerosas inversiones en fondos. En ese momento, muchos inversionistas aprendieron dolorosamente una lección. Invertir en fondos implica riesgos. Incluso, los fondos especializados en renta fija tienen riesgo pues los cambios en las tasas de interés afectan su valoración. Esto no significa que los fondos de inversión sean malos, sino que la gente debe conocer bien sus condiciones de operación antes de invertir en ellos.



Fondos hay de todos los tipos y para todos los gustos. Pueden ofrecer excelentes rendimientos y son una solución idónea para quienes quieren hacer inversiones de largo plazo. Por medio de los fondos, los inversionistas tienen acceso a activos financieros que, como los TES y los bonos corporativos, normalmente están fuera del alcance de los individuos debido a los grandes montos mínimos de las inversiones.



Antes de invertir, hay que entender muy bien las condiciones de entrada y salida, las comisiones, la naturaleza de los riesgos a los que el fondo está expuesto y las circunstancias en las cuales se puede perder parte o todo el capital. En algunos fondos, como los más conservadores de renta fija, con solo permanecer hasta el final de la inversión, una pérdida causada por movimientos de tasa de interés desaparece. En otros, como los de alto riesgo, no hay posibilidad de recuperación, pues cuando las apuestas se equivocan no hay cómo revertir la pérdida de valor de los activos.



En Colombia es posible invertir en fondos de inversión administrados tanto por operadores colombianos (fiduciarias y comisionistas de bolsa), como por operadores extranjeros, representados por entidades colombianas como los bancos, los comisionistas de bolsa, las AFP y otros.



Un requisito para tener éxito con la inversión es revisar con frecuencia la evolución del fondo escogido, para no llevarse sorpresas cuando ya no haya nada qué hacer. Esto es cierto incluso cuando la entidad ofrece los servicios de un asesor financiero, pues aunque su tarea es asesorar, en ocasiones estas personas no actúan con suficiente prontitud para atender los mejores intereses de cada uno de sus clientes.



Aparte de entender bien las reglas de cada fondo particular como vehículo de inversión, cada persona debe aplicar los criterios y estrategias que ha escogido para seleccionar los activos que van a componer su portafolio, como acciones, bonos, CDT, etc.



El 2003 es un año de transición, en el que se pueden esperar altibajos en los precios de los papeles de inversión y también una fuerte incertidumbre. La cautela y la diversificación tienen que ser las bases para cualquier inversión que se realice en el 2003.



Los fondos de acciones, por ejemplo, son una buena alternativa, tanto en Colombia como en el exterior, pues en ambos casos los precios han estado deprimidos y lo más probable es que mejoren, lo que permitiría un buen rendimiento. La clave está en encontrar un fondo conservador que invierta en compañías grandes y de buena trayectoria.



Los fondos que invierten en bonos o renta fija son los que han obtenido mejores rendimientos en los dos últimos años, pues en la medida en que las tasas de interés se han reducido, su rentabilidad ha aumentado. No obstante, es muy posible que la balanza se empiece a inclinar hacia el otro lado y que las tasas de interés aumenten nuevamente. Para quienes tienen su dinero invertido en este tipo de fondos, esto produciría, dependiendo del monto del aumento, menores rendimientos o incluso podrían sufrir pérdidas.



En Colombia ya empezó esta tendencia hacia mayores tasas de interés y en Estados Unidos podría iniciarse en pocos meses. Si la opción es renta fija, lo mejor es invertir a corto plazo, entre seis meses y un año, para evitar la desvalorización de los papeles con el aumento las tasas. No hay que olvidar que el plazo tiene una gran importancia al valorar una inversión de renta fija.



Los fondos con inversiones en euros también han sido ganadores en el último año, en la medida en que el euro se ha fortalecido frente al dólar. Es una opción para diversificar el riesgo, aunque es muy poco probable que quienes entren en este momento a esta inversión puedan obtener grandes rendimientos, ya que el precio del euro está actualmente muy alto.



Los fondos de TES (títulos del gobierno colombiano), bonos yankees y los papeles de deuda soberana de otros países son atractivos, aunque en este caso también hay que fijarse muy bien en los precios. Si están muy altos, la probabilidad de obtener rendimientos por esta vía es remota. Por otra parte, se debe tener en cuenta que si ya se tiene una alta proporción de las inversiones en pesos, las inversiones en TES o yankees no son aconsejables, puesto que se le estaría apostando al mismo riesgo país.



Por último, los fondos de pensiones voluntarias son una excelente opción, no solo para ir construyendo la pensión para cuando llegue el momento de retirarse, sino para muchos otros usos alternativos, como la educación, la compra de una vivienda y demás. Aunque este beneficio tributario solo es posible si la plata permanece en el fondo cinco años por lo menos, esto bien vale la pena, dado el beneficio que se obtiene.



El ahorro en este tipo de fondos tiene importantes beneficios tributarios, lo que convierte al gobierno en el mejor socio del inversionista. Como resultado de la reforma tributaria, la tarifa del impuesto de renta aumentó en un 10% en el 2003 y se redujo adicionalmente de 30% a 25% el porcentaje del salario exento de retención en a fuente. En este contexto, la rentabilidad de relativa de este tipo de fondos se hace mucho mayor.



Los fondos de pensiones voluntarias son administrados por las AFP y por algunas fiduciarias. Es importante buscar un administrador que ofrezca muchas alternativas de inversión, tanto en Colombia como en el exterior, buena asesoría y buena trayectoria. Pero esto no es lo único. Hay que tener cuidado con el portafolio de inversión que se escoja. Mucha gente ha perdido mucha plata por cuenta de una mala asesoría y porque decidió incurrir en un alto riesgo. Para el ahorro de largo plazo, no hay mejor consejo que la diversificación y el mantenimiento de un portafolio balanceado.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.