| 9/1/1994 12:00:00 AM

LO MEJOR ES COLOMBIA

Es muy difícil encontrar inversiónes competitivas en el exterior cuando una inversión en renta fija en Colombia paga hasta el 28,5% anual y la devaluación del peso frente al dólar no es muy alta. La primera recomendación es favorecer las inversiónes en Colombia sobre las inversiónes en el exterior. Sin embargo, por concepto de diversificación, se pueden estudiar alternativas en el exterior.

La primera etapa para una inversión en el exterior consiste en escoger la moneda de inversión, y siempre hay que responder el mismo interrogante: ¿dólares americanos, yenes japoneses o marcos alemanes? Aunque el dólar no ha sido muy fuerte últimamente frente al yen japonés y a las monedas europeas, para un colombiano que vive en una economía de la zona dólar, es recomendable tener la mayor parte de su portafolio en esta moneda. Para los inversiónistas más agresivos, una inversión en Europa o en Asia, de hasta un tercio del portafolio, constituye una buena diversificación a largo plazo.

Históricamente, la inversión en acciones ha sido mucho más rentable que cualquier otra. Sin embargo, debido a la volatilidad de los mercados, no es adecuada para inversiónes menores a tres años. Desafortunadamente, no es el mejor momento para invertir en las bolsas internacionales. Con excepción de algunos mercados emergentes, las bolsas internacionales están sobrevaluadas, aun después de las correcciones de principios de año. En un ambiente de alza de tasas de interés, el riesgo de baja adicional es real, pero el escenario más probable es un crecimiento débil en los años que vienen. En esas circunstancias, la mejor estrategia consiste en comprar acciones de manera gradual cada vez que el mercado baje 2%.

Con tasas de interés a corto plazo de 4.75% anual, el alza de los intereses en los Estados Unidos no ha terminado.

En consecuencia es mejor invertir en papeles a corto plazo para evitar perdidas mayores si la tasa de interés empieza a subir otra vez. Papeles de 12 a 18 meses son la mejor solución, porque pagan 1% más de interés que los depósitos a más corto plazo, y el riesgo es muy limitado en caso de alza de las tasas de interés.

Para inversión a corto plazo (hasta 3 años) es mejor tener 100% del portafolio en cash y CD o T-Bills de madurez de 12 a 18 meses. Para una inversión a más largo plazo se puede considerar de 20% a 30% del portafolio en acciones, según el nivel de rentabilidad y riesgo deseado. Para realizar la inversión en acciones, la mejor formula es constituir un portafolio diversificado de fondos de inversión (MutualFunds), invirtiendo en uno de los 3.500 fondos disponibles en los Estados Unidos.

Portafolio Conservador: los inversiónistas conservadores pueden comprar fondos de acciones (hasta 20% del portafolio) con énfasis sobre acciones menos valoradas de tamaño mediano o grande. Crabbe Hudson Equity, Linder Dividend, mutual Qualified y babson Value forman una excelente combinacion para una inversión conservadora en acciones americanas. Una inversión en tweedy Browne Global Value, que invierte principalmente en Europa y en Asia, constituye una diversificación adicional. El saldo del portafolio puede ser invertido en cash (20%) y en CD o T-Bills de 12 a 18 meses (60%).

Portafolio agresivo: Estos inversionistas pueden comprar (hasta 30%) en fondos de acciones más agresivos, tales como el Fidelity Stock Selector, el legendario Fidelity Magellan, el Kaufman Fund, que invierten en acciones de compañías pequeñas de alto crecimiento, si como fondos internacionales como GT Latin America (45% invertido en Brasil) y TR Price New Asia. El saldo del portafolio puede ser invertido en cash (30%) que podría servir para comprar más fondos de acciones en caso de baja de las bolsas, y en renta fija (30%), compartiendo

entre inversión a corto plazo en dolares, marcos alemanes y yenes japoneses. El 10% restante puede ser invertido en fondos de futuros para los portafolios grandes o en cash para los otros.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?