| 5/25/2011 12:00:00 AM

Leones de la publicidad

Las empresas de bebidas tienen los presupuestos de publicidad más abultados. Bavaria es el mayor anunciante, seguida de Postobón.

Gracias a las Chicas Águila, la maestría cervecera de Club Colombia o un par de amigos que compartían sus vivencias en una playa abandonada, entre otras campañas, Bavaria no solo logró fortalecer su portafolio de doce marcas en todas las regiones del país, sino que además se constituyó en la empresa que más dinero invirtió en publicidad durante 2010.

Según datos de Ibope, la organización destinó cerca de $151.680 millones para pautar en diversos canales de comunicación, con lo cual superó a Postobón, que invirtió $137.000 millones, y a Comcel, con $134.000 millones. Cabe anotar que esta cifra es una aproximación de las tendencias del mercado e incluyen únicamente las cifras brutas de pauta en medios.

Si bien Bavaria se enfocó en el relanzamiento de todas sus marcas durante los años posteriores a su fusión con SABMiller (en 2005), el año pasado cambió su estrategia para fortalecer la conexión emocional de sus diferentes bebidas con gente de todas las regiones y estratos socioeconómicos. Para lograr esto, cada campaña acudió a canales y momentos acordes con objetivos específicos.

Por ejemplo, mientras que Bavaria se apoyó en la televisión para el lanzamiento de Pony Malta Mini, con lo cual posicionó el producto en un nicho muy particular, para la campaña de elección de las Chicas Águila 2011, optó por usar canales digitales que contarán con una fuerte interacción de los consumidores, que participaron desde la misma búsqueda de candidatas hasta la presentación final de las elegidas. La empresa busca los canales más efectivos en cada marca, para lograr relevancia, diferenciación y cercanía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?