| 9/16/2005 12:00:00 AM

Leche

La entrada de jugadores como Parmalat, DPA y el grupo Gloria al sector lechero dinamizó esta actividad. Mejoras en los estándares de calidad, los procesos productivos y desarrollos en los productos son algunos de sus principales aportes.

El sector lácteo adquirió un nuevo dinamismo en los últimos años en términos de consumo, tecnologías de producción e innovación de productos. Estos desarrollos se deben, en parte, a que los consumidores son cada vez más exigentes en calidad y se muestran dispuestos a probar nuevos productos. El sector vendió $3,8 billones en 2004 con una producción de 6.000 millones de litros, 50% más que en 1990 (ver Dinero No. 233). Además, las exportaciones, impulsadas por derivados lácteos y leche en polvo, alcanzaron US$45 millones. En estos positivos resultados, la participación de las multinacionales ha sido relevante.

Parmalat llegó al país en 1994, siguiendo una agresiva estrategia de expansión en América Latina. Al adquirir las empresas nacionales Centralesa y Proleche, introdujo su tecnología, sus productos y la marca Parmalat. "Cuando llegamos a Colombia, poco se hacía para dar valor a la leche de consumo diario, las marcas que se vendían eran las más tradicionales en cada región, pero no había una real diferenciación para el consumidor", asegura Rodrigo de Gusmao, gerente de marketing de Parmalat Colombia. Desde entonces, gracias a sus procesos y a su permanente innovación de productos -la empresa ha sido pionera en introducir al mercado las leches deslactosada, descremada, fortificada, con omega3 y con calcio-, Parmalat ha permitido que el sector avance en beneficio del consumidor.

Además, la empresa rompió varios paradigmas de mercadeo en el sector, al generar valor con campañas estratégicas y de esta manera aumentar el consumo de leche en el país. "Con la campaña de los peluches, logramos posicionar la marca Parmalat entre niños y madres colombianas, generando un mayor consumo de leche entre ellos", asegura De Gusmao.

Por su parte, Dairy Partners Americas (DPA), que nació de la fusión de Nestlé Suiza y Fonterra, ha desarrollado y explotado al máximo la capacidad de producción de leche en polvo en el país. "El crecimiento del hato ganadero, las óptimas condiciones del país y el potencial que tiene la leche para efectos de pulverización han hecho que Colombia sea muy atractiva para nosotros", asegura Fernando del Castillo, presidente de DPA en Colombia.

Pero considerando que Colombia tiene una cultura hacia la leche pasteurizada, DPA centró su estrategia en la exportación de los productos. "Estamos exportando por medio de Nestlé de Colombia, 12.000 toneladas a Venezuela, y la proyección es producir leches enteras por encima de las 40.000 toneladas al año, además fuimos certificados por Sagarpa para la exportación de leches a México", asegura Del Castillo.

La inversión de las multinacionales en el sector es de destacar. El grupo Gloria, conglomerado empresarial peruano, entró al país con la adquisición de Algarra y se espera que haga importantes inversiones en tecnología. "Estamos trabajando con un envase tetrapack con tapa recap3, la última tecnología en este tipo de empaques" afirma Antonio Botero, gerente de Algarra.

Por su parte, en los últimos dos años, Parmalat ha invertido US$6 millones en las plantas de leches y derivados lácteos en Barranquilla y Cali y planea abrir centros de distribución en otros municipios. "El hecho de que Parmalat Colombia haya mostrado resultados financieros positivos, haya mantenido presente la marca en Suramérica y además haya desarrollado una nueva estructura de distribución, nos ubica como uno de los países con mayor potencial dentro del nuevo grupo", dice De Gusmao.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?